lunes, 27 septiembre 2021 8:09

El negocio americano sitúa a Santander en la pista de los 7.000 M€ de beneficio

El primer semestre del año deja a Santander muy bien posicionado para cerrar 2021 con unas ganancias que no se recuerdan desde 2018. A la entidad le basta con hacer un semestre similar al primero de 2021 (3.675 millones de euros de beneficio) para terminar el ejercicio con al menos 7.000 millones de ganancia. El negocio en América se presenta como el pilar fundamental para que el banco vuelva a disparar sus ganancias. Brasil y EE. UU. serán los puntales.

APORTE Y AJUSTE

Banco Santander se acercó a los 4.000 millones de euros de beneficio atribuido en el primer trimestre . La ganancia ordinaria fue de 4.205 millones, pero se redujo al restar 530 millones de los saneamientos derivados del coste de la salida de personal.

América aportó 3.273 millones de euros al mismo, el 62% del total de las ganancias, según los datos facilitados por el banco.

El negocio en Estados Unidos fue el que más beneficio ordinario tuvo (1.291 millones de euros), seguido de Brasil (1.180 millones). México contribuyó con 387 millones, Chile ganó 321 millones, y Argentina aportó 108. Después vienen Uruguay (51 millones), Perú (24 millones)  y Colombia (12 millones). El banco lo agrupó en 1.628 millones de Norteamérica (EE.UU y México), y 1.645 de lo que denominó «Sudamérica».

AÑOS PASADOS

El banco no tiene un beneficio en el entorno de 7.000 millones desde 2018, año en el que la ganancia fue de 7.810 millones. El último ejercicio antes de la pandemia (2019) lo cerró con 6.515 millones de euros de ganancia.

Entonces como ahora Brasil fue un puntal fundamental, si bien, el negocio en EE.UU está generando ahora  muchos más beneficios. Y es que Estados Unidos ha ido mejorando en su aportación. En 2018 fueron 552 millones, en 2019 llegó a 717 millones y el año pasado 731 millones.

Estos dos países son los que van a llevar la voz cantante de los resultados de Santander. “Tras la positiva sorpresa del PIB en el primer trimestre de 2021 (+2,3% trimestral), las expectativas de crecimiento se han revisado al alza, reflejando una mejor adaptación de las empresas a la pandemia y una recuperación más rápida del sector servicios tras su reapertura y la inflación siguió repuntando (8,3% en junio)», señala el banco en relación con Brasil en el informe financiero del primer semestre. En el documento se alude a que “el Banco Central de Brasil subió el tipo oficial en 150 puntos básicos en el segundo trimestre al 4,25% e indicó que seguirá subiendo los tipos”. Este aspecto es uno de los puntos fundamentales para el banco. La subida se hace para controlar la inflación y puede suponer más ingresos para la entidad, cuyos «préstamos y anticipos a la clientela crecen un 20% interanual” en Brasil.  

El real brasileño lleva meses subiendo frente al euro

APRECIACIÓN DEL REAL

El otro punto es que la subida de tipos es un terreno propicio para la apreciación de la moneda loca: el real. La relevancia de que se pueda producir una mejora del tipo del cambio se aprecia en cuánto crece el beneficio: 44% en reales y 19% en euros.

Si el real se aprecia, si se necesitan menos reales para conseguir un euro, eso beneficiará a las empresas europeas presentes en Brasil. Está por ver hasta dónde se puede apreciar esta moneda. “El real lleva cuatro meses consecutivos subiendo frente al euro y solo en junio su revalorización llegó al 7,6%, en su mejor trimestre desde 2016 y está en máximos en su cruce frente al euro -en los 0,167- desde el verano pasado”,  publicó El Economista.

CEO DEL BANCO

“Predecir los tipos de cambio es una de las cosas más difíciles que hay”, señaló el consejero delegado de Banco Santander, José Antonio Álvarez, a preguntas de MERCA2. “Los tipos de cambio nos afectan a la hora de trasladar a euros los resultados en Brasil y EE UU”, reconoció. «La depreciación del real contra el euro ha sido intensa y ahora estamos viendo algo más de estabilidad». Según Álvarez, esta estabilidad «depende de las variables económicas fundamentales de los países: fortaleza de la economía local, el entorno institucional, los tipos de interés y demás». «Después de las depreciaciones si que esperaría que hubiera algo más de estabilidad en las divisas emergentes», afirmó el directivo.

EL DÓLAR

Se refirió el CEO de Santander al perjuicio del tipo de cambio del dólar sobre el euro. Lo cierto es que sin contar con el tipo de cambio el beneficio de Santander en EE. UU.  subiño un 569% hasta junio, mientras que con tipo de cambio se queda en el 511%, según consta en el informe financiero.

Salvo sorpresa no se prevén grandes cambios a corto plazo en lo referido a los tipos, ya que los tipos no van a subir ni en Europa ni en Estados Unidos.  Eso sí, haciendo caso de lo que prevé la Reserva  Federal (Fed), los tipos de interés subirán antes en EE.UU que en Europa.

BUEN ESCENARIO

El escenario es bueno. Diferentes organismos internacionales apuntan que la economía crecerá en Estados Unidos en torno al 7% en 2021.

En este punto, el banco ha anunciado recientemente un acuerdo para adquirir el broker independiente líder en renta fija Amherst Pierpont y una propuesta para adquirir los minoritarios (20%) de Santander Consumer USA. A priori son operaciones que van a permitir que ganen más dinero en Estados Unidos. A este respecto, el banco hace referencia a un negocio muy vinculado al consumo: los automóviles. «El negocio de automóviles se encuentra bien posicionado para beneficiarse de la renovada demanda de vehículos usados mediante originaciones rigurosas ajustadas a riesgo a través de su red de distribuidores”.

Esta mayor demanda de compra puede dar un empujón al crédito. Los préstamos y anticipos a la clientela cayeron un 9% interanual.

Asimismo, hay que tener en cuenta que el banco seguirá sacando jugo a la estrategia regional, las sinergias entre Estados Unidos y México (el negocio de Norteamérica). Las dos economías crecen y el banco está sacando partida a esta apuesta logrando más ingresos.


- Publicidad -