jueves, 23 septiembre 2021 20:26

Naturgy prende la mecha renovable: 9.000 M€ en su Plan Estratégico

Naturgy ha hecho doblete en la última semana de julio: rinde cuentas al mercado con la gestión financiera de sus seis primeros meses del año; y, asimismo, ha presentado el Plan Estratégico que se había demorado desde finales de 2020. El boom renovable marca el camino.

En concreto, la compañía presidida por Francisco Reynés impulsará sus inversiones hasta los 14.000 millones de euros en el periodo 2021-2025 para afrontar su apuesta por las renovables, acompañando ese esfuerzo inversor de un recorte en su política de dividendos.

De este modo, la compañía prevé repartir unos 5.900 millones de euros en dividendos entre sus accionistas en el periodo 2021-2025, con una retribución anual de 1,2 euros por título, informó a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Así, la energética recortará la retribución al accionista con respecto a su anterior plan, dejando el dividendo para este periodo 2021-2025 en un ‘pay out’ del 85%, frente al 120% que representaba en el anterior para el periodo 2018-2022.

De estas inversiones totales de 14.000 millones de euros para ser protagonista en la transición energética, 8.700 millones de euros se destinarán a renovables y otros 4.100 millones de euros a redes.

El grupo, que cuenta con una OPA parcial voluntaria del fondo australiano IFM para hacerse con hasta un 22,69% de su capital, ha presentado la que será su nueva ‘hoja de ruta’ para este próximo lustro. En ella, Naturgy prevé la reevaluación de su política de dividendos en 2023, en función de la ejecución de desempeño y transformación del plan.

LOS NÚMEROS DE NATURGY

En cuanto a la presentación de resultados, Naturgy obtuvo un beneficio neto de 484 millones de euros en el primer semestre del año, lo que representa un incremento del 44,9% con respecto al mismo periodo del ejercicio anterior, informó la compañía.

Este incremento se debió, principalmente, al cierre en marzo del acuerdo para resolver de manera amistosa las disputas que afectaban a Unión Fenosa Gas (UFG) desde 2012, mediante el recibo del pago en efectivo de unos 600 millones de dólares, así como la mayoría de los activos fuera de Egipto -excluidas las actividades comerciales de UFG en España-, que tuvo un impacto positivo no ordinario de 103 millones de euros.

El importe neto de la cifra de negocios ordinaria del primer semestre del ejercicio 2021 asciende a 9.125 millones de euros y registra un incremento del 17,3% respecto al mismo período del año anterior, principalmente como resultado de la mayor demanda y precios de energía, con un impacto positivo en las actividades de gestión de la energía y comercialización.

El beneficio neto ordinario del grupo alcanzó los 557 millones de euros a junio, un 17% superior al del mismo período del año anterior, pero un 20% menos comparado con el primer semestre de 2019.

El resultado bruto de explotación (Ebitda) se situó en los 1.678 millones de euros a cierre del primer semestre, con una caída del 3,8% con respecto a los seis primeros meses de 2020.


- Publicidad -