viernes, 15 octubre 2021 23:00

Los negocios del sector turístico recomiendan acudir a estos rincones con encanto

Es innegable que este verano hay más ganas que nunca de salir de casa para disfrutar de unas buenas vacaciones, demostrándolo el creciente número de visitas que registra este Blog de viajes. Sin embargo, debido a la crisis económica generada por la compleja situación sanitaria, no todas las familias se verán capaces de alojarse varios días en un hotel, realizar un desplazamiento de considerable distancia, etcétera.

Los negocios turísticos son plenamente conscientes de ello, así que han decidido aportar su granito de arena. ¿De qué manera? Básicamente mencionando algunos lugares que recomiendan para pasar allí el día, derivando en un gasto que no es ni mucho menos prohibitivo, sino más bien todo lo contrario.

Paraje natural en Alicante

Si bien es cierto que los hoteles de Benidorm rozarán el lleno absoluto -algunos de ellos ya lo están haciendo-, en esta ocasión muchos españoles se desplazarán a las tierras alicantinas durante solo un día con tal de evitar el gasto que supone el hospedaje. ¿También es tu caso? Entonces sigue la recomendación de los profesionales del turismo.

Según expertos del sector, uno de los enclaves turísticos por los que sí o sí hay que pasar una vez en la vida es Las fuentes del Algar. En concreto se ubica a tan solo 15 kilómetros de Benidorm, por lo que puedes aprovechar las horas de menor presencia de bañistas para disfrutar de la playa y, antes o después, acudir a este paraje natural que te sorprenderá.

El trayecto de kilómetro y medio recorriendo el río conocido bajo el nombre de Algar se convierte en una experiencia única. Desde el primer momento te fusionarás con la naturaleza gracias al ecosistema orgánico que se da cita allí.

Lo que más llama la atención es sin duda la presencia de cuantiosas fuentes que emergen de las rocas allí presentes, dando forma a manantiales y zonas no muy abarrotadas de gente en las que existe la posibilidad de bañarse.

¿Eres friolero? Ni siquiera esa barrera podrá impedirte que te des un chapuzón, puesto que la transparencia, calidad y limpieza del agua darán pie a que sí o sí quieras meterte en ella.

Si prefieres simplemente realizar el recorrido, incluso sin un baño se disfruta al máximo, sobre todo por las cascadas que te relajarán con su característico sonido. Por supuesto, tarde o temprano es probable que el hambre se apodere de ti. En tal caso estarás de enhorabuena: varios negocios de restauración se dan cita allí. Concretamente son cinco los locales disponibles.

Si te preocupa el parking, ten en cuenta que hay una zona destinada a dejar los vehículos, así que incluso el día de mayor afluencia tendrás la posibilidad de mantener el vehículo a buen recaudo para posteriormente regresar a tu hogar con una sonrisa de oreja a oreja.

Ruta del Pou Clar

Ya de por sí el verano pasado se puso muy de moda el senderismo acuático. Y no es para menos, puesto que es una actividad realizable al aire libre -baja probabilidad de contagio-, gratificante para los amantes de la naturaleza y muy refrescante.

Previsiblemente durante el transcurso de la actual estación veraniega la afición por este tipo de senderismo irá a más, lo cual es fruto de la existencia de rutas como la del Pou Clar.

Para dar comienzo a la misma hay que acudir a Ontinyent, dirigiéndote seguidamente a la zona donde nace el río Clariano. En su momento se llevaron a cabo diversas excavaciones que hoy en día son pozos, teniendo cada uno de ellos su respectivo nombre.

A lo largo de la senda hay varias de las consideradas como mejores Piscinas naturales en Valencia. Bañarse en ellas es un auténtico placer por varios aspectos muy positivos: temperatura del agua bastante cálida, cristalinidad de la misma, posibilidad de deleitarse simultáneamente con un paisaje natural repleto de roca y vegetación, etcétera.

Lugar imprescindible para los amantes de las cascadas

Saliendo de la Comunidad Valenciana, a no demasiada distancia -concretamente en Tarragona-, se emplaza otro rincón con encanto que han recomendado muchos negocios turísticos. Hablamos de los Gorgs de la Febró. Las excursiones que pueden realizarse en este paraje son gratificantes a más no poder, sobre todo si te gustan las cascadas.

Varias de ellas están repartidas por un recorrido que no deja indiferente a nadie. La tranquilidad es máxima y se apodera de ti desde el primer instante, sobre todo por la escasa presencia de gente. Ten en cuenta que en el pueblo de La Febró solamente hay cuarenta habitantes.

El desnivel de más de doscientos metros y ciertas dificultades del terreno dan pie a que haya que tener un poco de experiencia con el senderismo si se pretende culminar la ruta circular a la perfección. Lo cierto es que el esfuerzo durante las dos horas merece muchísimo la pena, especialmente si se acude al lugar junto a niños y demás miembros de la familia.


- Publicidad -