domingo, 24 octubre 2021 13:29

El Gobierno mantiene la previsión de crecimiento económico este año en el 6,5%

El Gobierno ha mantenido en el 6,5% su previsión de crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) para este año y en el 7% para 2022, con una revisión al alza de la contribución del sector exterior.

El Ejecutivo ha actualizado este martes sus previsiones macroeconómicas y ha aprobado un ‘techo de gasto’ récord para los Presupuestos de 2022, que recoge la llegada de nuevas partidas de los fondos europeos previstos por importe de 75.000 millones para estos tres años.

Según ha asegurado la vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, en rueda de prensa tras el Consejo de Ministros, cerca de un año y medio después del inicio de la pandemia, está en marcha una «sólida» recuperación económica en esta segunda parte del año.

Así, la titular económica ha remarcado que todos los analistas prevén que en 2022 España recuperará el nivel de PIB previo a la pandemia, mientras que en 2023 se recuperará la tónica de crecimiento económico.

A este crecimiento contribuirá el consumo privado, que ha despegado en el segundo trimestre gracias al ahorro embalsado de 60.000 millones durante la pandemia.

Las previsiones del Ejecutivo se mantienen en línea con las estimaciones de organismos nacionales e internacionales. Entre ellos, el Banco de España prevé un alza del PIB para este año 6,2% y del 5,8% en 2022; la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF), sitúa el crecimiento de la economía española en el 6,6% en 2021; y la Comisión Europea estima que se alzará un 6,2% este año y un 6,3% el próximo.

Este mismo martes, el Fondo Monetario Internacional (FMI) también ha actualizado sus previsiones de crecimiento para España y estima que el PIB experimentará un incremento del 6,2% en 2021, lo que supone una rebaja de dos décimas respecto de la proyección publicada en abril, aunque ha revisado fuertemente al alza su pronóstico para 2022, que eleva al 5,8% desde el 4,7% de la pasada primavera.

SE MANTIENEN LAS ESTIMACIONES SOBRE EL MERCADO LABORAL

El Ejecutivo también ha mantenido sus estimaciones sobre la tasa de paro, que se situará este año en el 15,2% y se irá reduciendo hasta una media del 14,1% en 2022, senda descendente que continuará en los años siguientes.

Pese a la mejora estimado en la tasa de paro, el Gobierno espera que el empleo crezca este año un 4%, igual que el previsto en abril, mientras que en 2022 el crecimiento se situará en el 2,7%.

Calviño ha destacado que la tasa de paro prevista por el Gobierno para este año y el próximo es 10 puntos inferior a la fijada por diversos organismos, gracias a la respuesta de política económica a la pandemia.

DECIDIRÁ EN SEPTIEMBRE SI SUBE EL SMI

En base a todo esto, la vicepresidenta primera ha afirmado que en septiembre se verá si es posible recuperar la senda de subida del salario mínimo interprofesional (SMI) en la que el país se encontraba antes de la llegada de la pandemia.

No obstante, ha destacado que el incremento del SMI dependerá de cómo evolucione el mercado de trabajo en las próximas semanas. «A la luz de cómo evolucione el mercado de trabajo en las próximas semanas, veremos en septiembre si es posible recuperar la senda de subida del SMI y acordar un alza en los últimos meses del año que nos permita seguir avanzando hasta el objetivo del 60% del salario medio», ha dicho en la rueda de prensa.

Calviño también ha señalado que se prevé para este mes de julio una recuperación de más del 90% del empleo perdido como consecuencia del ‘shock’ provocado por la pandemia durante el año pasado, y que en otoño prevén alcanzar niveles de empleo de febrero de 2020.

La vicepresidenta primera ha indicado que cerca de un año y medio después desde la irrupción del coronavirus, está en marcha «una sólida recuperación económica». De hecho, la positiva evolución del mercado de trabajo «es el mejor de los indicadores de esta recuperación».

También ha apostillado que después de alcanzarse el máximo de un millón de personas en ERTE, los trabajadores acogidos a este mecanismo se han ido reduciendo de forma sostenida hasta situarse en el entorno de los 340.000, de los que un tercio se encuentran a en ERTE a tiempo parcial.

AUMENTA EL PRECIO DE LA ENERGÍA Y MATERIAS PRIMAS

La actualización del cuadro macro muestra también que, aunque mejoran las perspectivas del comercio internacional y el PIB zona euro, se ha procedido a realizar una revisión con impacto negativo ante el aumento del precio de la energía y materias primas, así como en los tipos de interés del bono español a 10 años.

Además, el Ejecutivo ha revisado a la baja la inversión en construcción pero ha mejorado sus estimaciones sobre exportaciones y compra de bienes de equipo.


- Publicidad -