sábado, 18 septiembre 2021 8:00

Kimoa, víctima de Wallapop y Vinted: así le roban ventas a Fernando Alonso

El retorno de Fernando Alonso a la Fórmula 1 estuvo alentado por dos motivos: el deportivo y el comercial. Tras explorar otras vías, con la única espinita de las 500 millas de Indianápolis, el piloto español comprendió que no existe otro escaparate mediático como el ‘gran circo’. Un regreso que sembró dudas en aficionados y expertos tras sus primeros resultados, pero que él mismo ha disipado con sus últimas actuaciones. Tras superar esa complicada adaptación, como si de un novato se tratara a sus 40 años, tiene claro que su objetivo es pelear por el Mundial en 2022. Pero también tiene otra meta más sencilla que la anterior, que es proyectar su negocio más mimado: Kimoa.

Por la cabeza de Fernando Alonso no pasa abandonar el motor a corto plazo, pero lleva desde hace tiempo invirtiendo los 185 millones de euros que entre salarios y patrocinios se ha embolsado a lo largo de su carrera. Más allá de su equipo de E-Sports o del circuito (y museo) que tiene en Oviedo, el español tiene un proyecto al que otorga prioridad, que no es otro que el de su citada marca de ropa. Una tienda ‘online’ en la que vende prendas sostenibles y accesorios exclusivos a precios que, lejos de ser algo caros (en según qué productos), no son para nada inalcanzables. El problema que le ha surgido al piloto, como al resto que se dedique a este negocio, es que le ha salido competencia: las tiendas de segunda mano.

Wallapop y Vinted entran en escena

Estas dos empresas, las más de moda en su sector, están repletas de productos de Kimoa. Un regalo que no ha gustado, un sorteo ganado que no esperaban… Da igual el motivo. Lo cierto es que tanto Wallapop como Vinted esconde un sinfín de ofertas de productos de Kimoa que, en muchos casos, ni siquiera han llegado a estrenarse. Gafas de sol, bañadores por 20 euros y hasta sus nuevos patinetes, el cual está rebajado cientos de euros en este tipo de plataformas. Esta práctica es completamente legal e igual que Kimoa la sufren cientos de marcas a diario.

Kimoa ha registrado pérdidas de casi 2,5 m€ hasta 2019

Aunque el producto que más vuela son las gorras. Con precios que rondan la mitad de los que hay en tienda, apenas duran unos días en las plataformas antes de que aparezca el ‘reservado’ y la posterior venta. Una situación que lastra, en cierto modo, a una marca que pese al escaparate que supone la figura de Fernando Alonso no ha terminado de despegar.

Kimoa nació en 2017 de la mano de KPMG y aunque el nombre visible es el del piloto español, detrás están Luis García Abad y Alberto Fernández Albilares. Hasta 2019, último año del que hay información disponible, la marca de ropa había generado casi 2,5 millones de euros. Eso sí, poco a poco, las pérdidas se han reducido desde los 1,1 millones de 2017 al medio millón de 2019. Algo que no es poco, teniendo en cuenta lo que ha costado poner en marcha este ambicioso proyecto que busca tener presencia internacional, en más de 150 países.

Amazon y El corte inglés, las bazas de Kimoa

Para facilitar el acceso a la venta de sus productos, de una forma más rápida y sencilla, Kimoa se ha ‘asociado’ a Amazon y El Corte Inglés. El gigante del comercio electrónica mantenía una estrecha relación con Fernando Alonso, después de producir una ‘docuserie’ de sus andanzas fuera de la Fórmula 1. Por el momento son pocas las opiniones y valoraciones de los usuarios a sus productos, aunque es innegable que este canal, con envíos rápidos y con la confianza que se ha ganado de sus consumidores en el último lustro, es una plataforma perfecta para elevar las ventas de Kimoa.

El Corte Inglés es el otro gigante y es el único punto hasta la fecha donde se pueden adquirir los productos de Fernando Alonso. El ‘acuerdo’ lleva vigente desde hace alrededor de un año. Las cuentas aún no han salido y la peor noticia para Kimoa es que muchos de sus artículos estén a estrenar a precios muy reducidos en plataformas de segunda mano tan utilizadas como Wallapop o Vinted. Sin embargo, la exposición mediática del asturiano y la buena gestión comercial que han llevado a cabo, debería catapultar muy pronto a una marca que cada vez empieza a ser más reconocida, sobre todo entre el público aficionado a la Fórmula 1.


- Publicidad -