sábado, 31 julio 2021 8:21

Plátano de Canarias gana la partida a la banana con el apoyo de Bruselas

Después de meses batallando, los productores españoles de plátanos han conseguido ganar la primera batalla frente a la banana, cuya producción está mayoritariamente en manos de grandes multinacionales. Hace unas semanas, la Asociación de Organizaciones de Productores de Plátano de Canarias se quejaba de que el Gobierno de España hubiese dejado abandonada a esta fruta.

El detonante de todo fue la Ley de Cadena Alimentaria. La asociación lleva un año negociando con el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación con el objetivo de modificar los artículos 9.1 c), 9.1 j) y 12. De hecho, el propio ministro, Luis Planas, visitó la isla a mediados de mayo y les prometió llegar a un acuerdo. Sin embargo, días más tarde, sorprendía a los productores plataneros con la decisión de no seguir negociando.

Según Asprocan, estos puntos de la nueva ley “impiden que los productores puedan negociar libremente el precio de venta de su fruta para poder competir con la banana de terceros países, cuyos precios en el mercado español son los más bajos de toda Europa debido a la política comercial de las multinacionales bananeras, así como a una normativa laboral, medioambiental, social y de seguridad alimentaria con menores garantías que las europeas”.

Ante este giro del Gobierno, la asociación decidió presentar una denuncia ante la Comisión Europea en Bruselas para intentar obtener una solución. “Será la CE la que deba pronunciarse y decidir sobre los siguientes pasos en un procedimiento destinado a investigar la posible existencia de una violación del derecho de la Unión Europea por parte del Reino de España”, afirmaba Domingo Martín, presidente de Asprocan.

De no llegar a un acuerdo, se podría destruir el 80% de la producción de plátanos

LA CE RECHAZA LA SUSPENSIÓN ARANCELARIA

Este lunes la historia ha dado un giro. La Comisión Europea rechazaba la ‘suspensión arancelaria’ para la importación de bananas aplicable, en principio, a aquellas destinadas a uso industrial. Para conseguir esta victoria han trabajado mano a mano con los ministerios españoles de Industria y Agricultura, Asprocam, la Asociación de Productores Europeos de Bananas y autoridades de Francia.

Ambos ministerios y las organizaciones de productores argumentaron ante la Comisión Europea que la aceptación de esta ‘suspensión arancelaria’, solicitada por un país miembro cuya identidad no se ha dado a conocer, supondría abrir ‘una puerta trasera’ para que la banana americana entre en el mercado europeo sin arancel. Ambos países han presionado para que este asunto fuera excluido de la negociación de suspensiones arancelarias con vistas a 2022, algo que les ha concedido el presidente de Asuntos Arancelarios de la UE.

Esta decisión da un pequeño soplo de aire a los productores de plátanos, agrupados bajo la denominación de Plátano de Canarias, que están luchando para reformar la Ley de la Cadena Alimentaria que ya se está tramitando en el Congreso de los Diputados. Su principal objetivo es que se incluyan excepciones en la obligación legal de que los agricultores reciban retribuciones iguales o superiores a los costes de producción. Según Asprocan, de no conseguir este acuerdo, se podría destruir hasta el 80% de la producción y un mínimo de 100 millones de euros en pérdidas cada año.


- Publicidad -