lunes, 27 septiembre 2021 9:43

La financiación sostenible reforzará a México como puntal de BBVA

La sostenibilidad es intrínseca a BBVA. Forma parte de la estrategia del banco, que ha doblado su apuesta al marcarse como meta llegar a 200.000 millones de euros en financiación sostenible en 2025 frente a los 100.000 millones fijados con anterioridad.

Una de las preguntas es por qué BBVA ha decidido doblar su meta de financiación sostenible. Desde el banco argumentan que «la sostenibilidad es una prioridad estratégica para BBVA y retos tan importantes como el cambio climático o la lucha contra la desigualdad suponen una tarea titánica que nos afecta a todos como sociedad y que debemos abordar a un ritmo sin precedentes». Por ello, “ayudar a nuestros clientes en su transición hacia un futuro más sostenible también representa una gran oportunidad. Debemos y podemos ser más ambiciosos, duplicando nuestro compromiso con la sostenibilidad, para llegar más lejos», dijeron.

MUCHO DINERO

De cara a tener un planeta mucho más sostenible, para cumplir con los objetivos de los Acuerdos de París se va a necesitar mucho dinero: 85.000 millones de euros anuales. Buena parte de este dinero tendrá como destino los países emergentes. Una de las naciones que se antoja más beneficiadas es México, cuyo negocio es fundamental para BBVA. Y es que el 40% de los beneficios de BBVA proceden de la filial mexicana, que, a priori, ganará fuerza como pilar del banco por el amplio recorrido que tiene en financiación sostenible.

EL FILÓN

La filial mexicana de BBVA va a tener un auténtico filón en el tema de la sostenibilidad y eso le va a reforzar como pilar de la entidad. Y es que México «es de los países que deben crecer más en los próximos 4 años», según reconocen fuentes de BBVA preguntadas por la financiación sostenible.

En este punto, además de las propias iniciativas de la entidad, el banco se puede beneficiar de la cada vez mayor necesidad de financiación para la transición hacia una economía baja en carbono. 

La explicación que dan fuentes conocedoras México y del Acuerdo de París, es que buena parte de los 100.000 millones de dólares al año que se estiman se necesitan en materia de financiación para que los países cumplan sus metas, se va a destinar a los países emergentes. No obstante, puntualizan que «primero les tocará recibir financiación a los países menos desarrollados y más vulnerables al impacto del cambio climático”. “Buena parte de esta financiación será pública, pero aún así hay un gran espacio para buscar otras fuentes de financiación, como la privada”, explica este experto. Ahí entrarán las entidades financieras y México tiene mucho potencial en materia de financiación sostenible.

MERCADOS DESARROLLADOS

México tiene mucho recorrido por delante, ya que, “a día de hoy, la mayor parte de la financiación sostenible se ha concentrado en los mercados desarrollados en los que BBVA desarrolla su actividad de CIB (Banca Corporativa y de Inversión), así como en BBVA España”.

A fecha 31 de marzo de 2021, BBVA había movilizado 59.000 millones de euros en finanzas sostenibles, más de la mitad de los 100.000 millones de euros comprometidos entre 2018 y 2025 para luchar contra el cambio climático y promover el crecimiento inclusivo, según datos de BBVA. «El ritmo de crecimiento en la financiación de este tipo de operaciones sostenibles por parte de BBVA ha crecido a un ritmo de un 44% más de lo planeado, con datos a 31 de marzo de 2021. Trimestre tras trimestre BBVA ha superado las previsiones en la originación de esta financiación sostenible», dijeron fuentes de BBVA.

En este sentido, “en España, se movilizaron 8.500 millones de euros en financiación sostenible el año pasado, mientras que México contribuyó en 2020 con 946 millones de euros al Compromiso 2025 del Grupo BBVA, explican fuentes del banco.

MÁS DETALLES

En detalle, a 31 de diciembre del año pasado, BBVA México dedicó 60 millones de euros (1.433 millones de pesos)  a productos de crédito a particulares. Se trata de financiación para adquisición de autos híbridos y eléctricos, financiación de paneles solares e hipotecas verdes, entre otros.

En cuanto a los productos  para empresas, BBVA México ofreció financiación verde, cartas de crédito, arrendamiento y bonos verdes, entre otros. Al cierre de 2020, este portafolio superó los 508 millones de euros (12.000 millones de pesos)

En otro ámbito, fue “intermediario colocador de bonos sostenibles por  18.300 millones de pesos” (776 millones de euros).

En este marco, BBVA está iniciando en México la oferta de seguros verdes empezando con autos híbridos y eléctricos, según explican fuentes de la entidad que preside Carlos Torres Vila.

ESPAÑA Y GOBIERNO

Los emergentes van a ser una oportunidad para el banco, que, por otro lado, tiene en España a otro de sus pilares fundamentales.  En materia de contribución a la sostenibilidad y la financiación de proyectos relacionados con la misma, “los fondos europeos van a suponer una oportunidad única para la recuperación económica”. Así, el Servicio de Estudios de BBVA apunta a un efecto significativo de estos fondos en la economía española, de 1,5 puntos porcentuales del PIB, en promedio, durante los dos próximos años, remarcan en BBVA.

Estos fondos, además, van a permitir la modernización del tejido empresarial español en dos ámbitos clave: la digitalización y la sostenibilidad. “Se prevé que una buena parte de las ayudas, alrededor del 70%, se destine a proyectos de sostenibilidad y de transformación digital. A medio y largo plazo la sostenibilidad va a jugar un papel tan o más importante que la digitalización en la recuperación de los negocios”, auguran en el banco.

TRIPLE FUNCIÓN

Preguntadas en relación a si ha habido contactos con el Gobierno de cara a la participación de los bancos en el tema de los fondos europeos, fuentes de la entidad señalan que “BBVA ha mantenido un diálogo permanente con el Gobierno con el fin de poner a disposición todas nuestras capacidades para la movilización más eficiente y de mayor impacto de los fondos  ext Generation EU”

En este marco, BBVA dice que su función es triple. “Por un lado, ser un canal más para hacer llegar al tejido empresarial español las distintas líneas que se van a ir abriendo para la presentación de proyectos que reúnan las condiciones establecidas. En segundo lugar, asesorar y acompañar a nuestros clientes en todo el proceso. Y finalmente, cubrir la financiación adicional que sea necesaria para acometer los proyectos de las empresas multiplicando la movilización de fondos para la recuperación y amplificando su impacto”.


- Publicidad -