sábado, 31 julio 2021 4:40

Voi lanza un plan piloto para dotar de inteligencia artificial a los patinetes

Voi, compañía europea de micromovilidad, iniciará a finales de julio en la ciudad británica de Northampton la primera prueba piloto para implantar ‘computer vision technology’ de la mano de Luna, empresa experta en esta tecnología. Así, la compañía de micromovilidad busca que sus patinetes cumplan con la normativa al no estar estacionados en las aceras ni circular por ellas.

Esta IA controlará cuando un patinete se sale de la carretera y circula por una acera, o cuándo el vehículo está mal aparcado. Voi ya ha probado esta tecnología en Edimburgo, y pretende aumentar la seguridad en el uso de sus vehículos. El hardware y la tecnología, que cuenta con cámara inteligente, han sido perfeccionados por Luna y Voi durante los últimos 6 meses para integrarlos en dichos patinetes.

Se trata de la primera vez que se utiliza una tecnología así para micromovilidad. “La visión por ordenador nunca se ha desplegado en una flota de scooters de alquiler en ningún lugar del mundo” apuntan desde Voi. “Otras tecnologías de visión por ordenador están siendo ofrecidas por las empresas de scooters en los Estados Unidos, pero todavía no están disponibles públicamente en un mercado real y no cuentan con el mismo nivel de integración y capacidades de gestión de datos”.

Respecto a los datos generados y almacenados por las cámaras, “pueden ser recuperados por Voi, con el fin de analizar el comportamiento de los pilotos, premiar a los pilotos que cumplen con la normativa e investigar las causas de los accidentes”.

Los datos se compartirán para un registro detallado de cómo y dónde se conducen

Desde la compañía destacan que “la mayoría de personas que circulan ilegalmente no lo hacen para poner en peligro o incomodar deliberadamente a los peatones vulnerables”, sino porque las infraestructuras por las que tienen que circular son inadecuadas o las carreteras tienen malas condiciones.

Uno de los primeros resultados de la prueba de Northampton será un mapa de calor para la autoridad municipal que mostrará dónde se encuentra cada una de las zonas problemáticas, acompañado de imágenes de lo que ocurre en esos lugares. Igualmente, los datos se compartirán con el ayuntamiento para que pueda recopilar un registro detallado de cómo y dónde se conducen los patinetes. Esto repercutirá en la mejorar de la experiencia de sus usuarios y permitirá a la ciudad disponer de datos sobre el uso de los patinetes y las interacciones con otros medios de transporte y los peatones.

PRUEBA PILOTO

La prueba piloto constará de dos fases. En la primera, un grupo de usuarios controlados probará los patinetes con este nuevo sistema para recoger información visual en tiempo real sobre el entorno, así como para detectar a los peatones que se encuentran en los trayectos. También se podrá detectar si la superficie por la que circula el patinete es un carril bici, una acera o una calzada, y alertar al conductor con una alarma sonora si circula por la acera.

En la segunda fase de la prueba, a finales del verano, se instalarán unas 100 cámaras en los patinetes de uso público de Northampton. Además de la alerta sonora, en esta fase del proyecto piloto se estudiará la posibilidad de reducir automáticamente la velocidad si se detecta circulación por aceras o zonas peatonales.


- Publicidad -