sábado, 31 julio 2021 7:25

Las residencias de estudiantes: sector al alza y con un futuro prometedor

La inversión en las residencias de estudiantes creció durante el pasado año, a pesar de la pandemia, un 37% respecto a 2019, lo que le hizo llegar a los 300 millones de euros, según un informe de JLL. Los inversores aprovecharon la coyuntura del mercado para hacer negocio, viendo las buenas oportunidades que ofrece el sector. Además, algunas de las principales operaciones se centraron en la compra de suelo para construir nuevas residencias.

Debido al confinamiento de la población, la celebración online de las clases y las restricciones a la movilidad provocaron un descenso tanto en los ingresos como en la ocupación de las residencias, pero se espera que el próximo curso escolar dé algo de vida al sector.

Igualmente, las previsiones para el futuro son optimistas. El mercado de las residencias continuará al alza en los próximos años, apoyado en elementos sociales y demográficos. Entre ellos, el incremento de jóvenes que cursarán estudios superiores, así como el aumento de población joven en la próxima década, ya que las previsiones de INE apuntan a un crecimiento del 13% de los jóvenes.

Madrid, Cataluña, Andalucía y Castilla y León concentran el 65% de la oferta total

El pasado año, el número total de centros y plazas aumentó con respecto a 2019. Así, se confirma la tendencia de crecimiento que viene registrando el sector desde 2017, ya que el número de camas se ha incrementado un 12% en residencias universitarias, y el número de centros ha llegado 35 unidades.

Por comunidades, Madrid es la que registra un mayor número de plazas (22,3% del total). Le siguen Cataluña (15,7%), Andalucía (14,3%) y Castilla y León (12,4%). Solo estas cuatro comunidades concentran el 65% de la oferta total en España.

PRINCIPAL ACTOR

La británica Global Student Acommodation (GSA) fue una de las principales protagonistas del mercado de residencias de estudiantes durante el pasado año. Destaca la compra, asesorada por JLL, de la residencia de estudiante Emilia Pardo Bazán en Madrid a Corestate Capital, por un valor de 50 millones de euros, y que cuenta con más de 300 camas. Igualmente, GSA adquirió una segunda residencia de estudiantes en Barcelona por un valor de 7,5 millones.

Además, el grupo adquirió en 2018 tres parcelas en Valencia para la construcción de una nueva residencia, pero no ha sido hasta este 2021 que han pedido permiso al ayuntamiento valenciano para su construcción. Se trata de una superficie total de 793 metros cuadrados, que se diseñarán como tres edificios independientes, aunque conectados internamente. El presupuesto total del proyecto asciende a 4,6 millones de euros.

En total, la compañía tiene en España 4 residencias en Madrid, una en Alcalá de Henares y 3 en Barcelona. Estas se suman a las que tiene el grupo en Reino Unido, Irlanda, Alemania, Emiratos Árabes Unidos, Australia, Japón, China y Estados Unidos.

PRESENCIA INTERNACIONAL

Resa, líder del sector en España con cerca de 40 residencias, pertenece a la promotora inmobiliaria británica Greystar, junto con AXA y GBRE. Precisamente una de las operaciones más importantes fue la adquisición de un porfolio de cuatro residencias de estudiantes situadas en Madrid, Málaga y Valencia, por parte de este grupo a Urbania e Invesco, por un valor de 145 millones de euros, contabilizando un total de 1.100 camas.

Asimismo, la compañía Amro Real Estate Partners, de origen británico, está presente en España a través de sus residencias en Pamplona, Málaga, Granada, Sevilla y Valencia. En febrero de este año compró una parcela para levantar su proyecto de Pamplona, pero los planes de la compañía pasan por invertir 500 millones de euros para alcanzar las 5.000 camas a medio plazo.

OPA DE XIOR A STUDENT PROPERTIES

Otro de los actores en este mercado es Altamar, la firma española dirigida por Claudio Aguirre, aunque ya se ha deshecho de sus activos. La compañía ha vendido recientemente su socimi centrada en las residencias de estudiantes, Student Properties Spain, al fondo belga Xior Student Housing, por un máximo de 58,4 millones de euros.

Pero no solo está Altamar detrás de Student Properties. También está Amira Real Estate, cuyo consejero delegado es Juan de la Peña, y el family office vasco Orienta Capital, cuyo presidente es Emilio Soroa. La sociedad formada por estas tres firmas se creó en septiembre de 2016, y se puso en marcha con un único activo situado en el barrio madrileño de Salamanca. Posteriormente, ampliaron capital para la compra de dos nuevos activos en Sevilla y Málaga, que ahora pasan a ser propiedad de la belga Xior.

Precisamente esta cuenta con dos residencias en Barcelona (tiene en previsión una tercera), una en Madrid, Granada y Málaga, a las que se suman las tres que tiene en Lisboa y una en Oporto. Actualmente, el valor total de cartera en los cuatro activos que tiene la compañía en España es de 162.800.00 de euros. Las acciones de Xior cotizan en Euronext Bruselas, y desde 2015 ha ampliado su cartera inmobiliaria de cerca de 200 millones a 2.000 millones de euros, con casi 17.000 habitaciones en el total de residencias.

Xior también ha protagonizado otra operación a principio de año, cuando le compró a Amro su residencia en Granada por 23,2 millones de euros. Amro tenía este proyecto desde 2019 y, aunque lo ha traspasado, se quedará como operador de la residencia.

PERSPECTIVAS DE FUTURO

La mejora en la ocupación en el inicio del curso 2020/21 hace que las empresas prevean un aumento progresivo de los ingresos tanto para este presente año como para el próximo. Según el informe de JLL, a corto plazo se espera que continúe la tendencia de crecimiento de la oferta, con la puesta en marcha de un gran número de nuevos proyectos. Por otro lado, para finales de 2022, se estima que la oferta total en residencias de estudiantes se sitúe en 111.000 plazas, un 14% más que en 2020.


- Publicidad -