sábado, 31 julio 2021 7:38

Telefónica, Orange y Vodafone llegan al costoso 5G con 5 millones menos de clientes

La denominada ‘subasta del 5G’ comenzará en los próximos días tras un año de retraso debido al covid. Los tres grandes operadores, Telefónica, Orange y Vodafone, afrontan este evento con dos certezas: se dejarán una millonada en las pujas; y el salto a esta nueva evolución lo hacen con 5 millones de clientes menos en el negocio móvil con respecto a la ‘subasta del 4G’.

Cuando el calor empezó a apretar en 2011, los operadores de telefonía encaraban la subasta por el espectro de 800 MHz. Como ha sucedido ahora con MásMóvil, en aquella ocasión fue Yoigo la que se descolgó por no ver justa la subasta -para sus intereses-. En esos momentos, entre las tres principales compañías sumaban más de 46,1 millones de líneas móviles.

Ahora, a las puertas de la subasta del ancho de banda de 700 MHz, que servirá para dotar de sentido al 5G, Telefónica, Orange y Vodafone suman 41 millones de usuarios móviles, según datos de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) al cierre de mayo, lo que supone una mengua superior a las 5 millones de líneas móviles. Esa cesión se ha hecho en gran parta en favor de MásMóvil, que no ha parado de crecer en los últimos años.

Bajo este escenario, los grandes operadores afrontan con entusiasmo la esperada llegada de la subasta. Se trata de quitarse un tapón de encima, sobre todo a nivel comercial y, claro está, financiero. Por lo que respecta al marketing, por fin van a poder vender “5G de verdad”; es decir, con el estándar de uso y las mejores frecuencias. A nivel económico, el desembolso vendrá marcado por las pujas que realicen, aunque tras la espantada de MásMóvil, que seguirá jugando sus propias cartas, el consenso de mercado espera una menor tensión competitiva y, por lo tanto, precios más bajos.

Por el momento no se espera una alta rentabilidad con la llegada del 5G

Por lo que respecta a la pugna comercial, Telefónica, Orange y Vodafone parecen más centradas en los servicios aledaños que la propia movilidad, al menos la que se refiere a la telefonía. Es decir, parte de su estrategia, o al menos así lo venden desde hace un par de años, será todo lo que puede generar el 5G. Aunque de momento falta tiempo para esto.

TELEFÓNICA, ORANGE Y VODAFONE, AL TANTO

Telefónica, Orange y Vodafone deberán tener clara su estrategia de cara a la subasta en los próximos días. La Secretaría de Estado de Telecomunicaciones e Infraestructuras Digitales ha recibido las solicitudes para participar en la próxima subasta de frecuencias de 700 MHz, que comenzará antes del 21 de este mes y que ha sido identificada como una de las bandas prioritarias para la introducción de servicios 5G en Europa.

El Gobierno realiza la subasta después de completar el proceso del Segundo Dividendo Digital, en que se realizó la liberación de las frecuencias, que estaban siendo utilizadas por la televisión digital terrestre. El proceso se completó sin incidencias significativas durante 2020, a pesar de las restricciones de movilidad que impuso la crisis sanitaria del covid, según indica el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital.

En la subasta se licitan un total de 75 MHz divididos en 60 MHz para comunicaciones ascendentes y descendentes, y 15 MHz para solo descendentes, distribuidas en siete concesiones de ámbito estatal.

Cuatro de las concesiones corresponden a dos bloques de 2×10 MHz y dos bloques de 2×5 MHz, en la banda pareada 703-733 y 758-788 MHz para comunicaciones ascendentes y descendentes (FDD).

PRECIOS DE PARTIDA

El precio de partida de los bloques de 2×10 MHz varía entre 270 y 350 millones de euros, mientras que para los bloques de 2×5 MHz se sitúa en 175 millones. Las tres concesiones restantes son en la banda 738-753 MHz, que asignarán cada una de ellas el uso de un bloque de 5 MHz para comunicaciones solo descendentes (SDL). El precio de salida por concesión es de 8,5 millones de euros.

La subasta comenzará antes del 21 de julio de 2021 y se llevará a cabo a través de Internet, utilizando una Plataforma Electrónica de Subastas (PES) segura. Antes del 19 de julio se realizará una sesión de formación obre el uso de la Plataforma a las empresas que han presentado oferta para la licitación.

Las bases establecen límites en la cantidad de frecuencias que puede disponer un operador en cualquier ámbito territorial y que son un máximo de 2 x 15 MHz respecto de la banda pareada de 700 MHz y un máximo de2 x 35 MHz respecto del conjunto de espectro destinado a comunicaciones electrónicas en las bandas pareadas de 700 MHz, 800 MHz y 900 MHz.

Las condiciones establecidas para la licitación tienen como objetivo incentivar el despliegue de las redes y servicios 5G, una tecnología que tendrá gran impacto en la economía y en la creación de empleo y será crucial para la transformación digital, ya que permitirá que otras tecnologías como el internet de las cosas, el ‘big data’, la robótica, la realidad virtual o la inteligencia artificial desarrollen todas sus capacidades, destaca el Ministerio de Asuntos Económicos en un comunicado.

La licitación de la banda de 700 MHz es una de las acciones previstas en la Estrategia de Impulso de la Tecnología 5G y una de las reforma incluidas en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, que prevé una inversión pública de 1500 millones de euros para acelerar el despliegue de 5G.


- Publicidad -