martes, 28 septiembre 2021 18:28

El ‘clan del chuletón’ gana la partida ecológica al ministro Garzón

“Lo diré en términos muy personales. A mí, donde me pongan un chuletón al punto, es imbatible”. Con estas palabras Pedro Sánchez no solo aviva la polémica sobre el consumo de la carne, sino que también se posiciona del lado del ministro de Agricultura, Luis Planas, frente al ministro de Consumo, Alberto Garzón. Lo mismo que ha hecho, como es lógico, la industria cárnica que no entienden el ataque del ministro de Consumo y catalogan a sus datos de falsos.

La guerra estallaba este jueves cuando Garzón publicaba un vídeo en su cuenta de Twitter donde declaraba que los españoles deben reducir su consumo de carne porque “perjudica a nuestra salud individual y también a nuestro planeta”. Además, el líder de Izquierda Unida, aseguraba en su publicación que “el 14,5% del total de las emisiones de CO2 durante un año provienen especialmente de las macrogranjas”. Y añade que “para que tengamos 1 kilo de carne de vaca se requieren 15.000 litros de agua».

Estas palabras han provocado un gran revuelo en el sector. “Los datos que ha dado no son correctos y hay algunos que ha dado que no sé ni de donde provienen. Las fuentes que maneja el sector son totalmente distintas. Habla de que la ganadería, por ejemplo, genera el 14,5% de los gases de efecto invernadero, sin citar fuentes. Según la Universidad de Oxford, en 2020 los cifra en 5,8%. Pero ya no es cuestión de la cantidad, sino que la credibilidad de las fuentes que maneja Oxford es superior a las que tiene Garzón”, afirma Antonio Gómez, gerente de Patabrava.

Además, Gómez considera que las declaraciones de Garzón son ‘españocentristas’. “No podemos tener una visión tan de que somos el centro del mundo, tan eurocéntrica. El 80% de los gases de efecto invernadero a nivel mundial vienen de otros países en vías de desarrollo, según la FAO. Aunque nosotros no existiéramos y nos redujéramos a 0, seguiría habiendo muchos países que son muy contaminantes y que no es cuestión de la ganadería de España. Somos un país con muchísima ganadería extensiva y que nuestro propio ministro venga a citar la ganadería como un problema en un país que es el ejemplo a nivel mundial en este sentido pues nos deja un poco perplejos”.

RESPUESTA DEL SECTOR CÁRNICO

Ante estas palabras del ministro, los principales actores de la industria cárnica han firmado una carta dirigida a Garzón en la cual exponen los datos que ellos manejan. La misiva ha sido firmada por presidentes de la Asociación Interprofesional del Cerdo Ibérico (ASICI); la Asociación Interprofesional Española de Carne Avícola (AVIANZA); la Organización Interprofesional para el Impulso del Sector Cunícola (INTERCUN); la Interprofesional Agroalimentaria del Ovino y Caprino (INTEROVIC); la Organización Interprofesional del Porcino de Capa Blanca (INTERPORC); y la Organización Interprofesional de la Carne de Vacuno (PROVACUNO).

“Queremos manifestarle el estupor de los cientos de miles de ganaderos, empresas, trabajadores y técnicos de toda España vinculados a los sectores ganaderos y cárnicos a los que representamos, ante la campaña suscrita por usted mismo y el Ministerio del que es titular, en la cual difama al conjunto del sector ganadero-cárnico”, señalan en la carta. No se puede olvidar que el sector cárnico genera 2,5 millones de empleos y exportan casi 10.000 millones de euros todos los años.

Garzón aún no ha puesto un tuit diciendo qué ayudas nos va a dar en el sector

Antonio Gómez señala que, si de verdad el ministro estuviera preocupado por la industria, hubiese tomado alguna medida en el tiempo que lleva en el cargo. “Si el ministro tuviera de verdad un afán por mejorar en el sector, se plantearía la mejora de las plantas de biogás con algún tipo de subvención. Hay herramientas que ellos, como Gobierno, únicamente están citando alguno de los posibles problemas y, sin embargo, nunca han aportado una solución. Alberto Garzón Espinosa aún no ha puesto un tuit diciendo qué ayudas nos va a dar en el sector o a la industria del sector. Abogar también porque España es ejemplo de esperanza de vida y es en buena parte por la alimentación que ha venido siempre dada por una carne de calidad como la que tenemos en España”.

EL GOBIERNO SE POSICIONA AL LADO DE LA INDUSTRIA

En esta guerra entre Garzón y la industria cárnica también ha entrado Luis Planas, ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación. Planas se ha puesto de lado del sector de la carne, alegando que “la recomendación de reducir el consumo de carne es tan errónea como la del azúcar mata». Además, añade que “el sector está siendo objeto de críticas profundamente injustas y merece un respeto por el trabajo honesto que hacen por nuestra alimentación y nuestra economía. Señalar con el dedo al sector cárnico no me parece justo. Los datos indican que en los últimos 10 años ha descendido el consumo de carne excepto en 2020 por la pandemia».

La polémica está servida. Mientras que los ministros socialistas, capitaneados por Pedro Sánchez, se han puesto de lado de la industria cárnica, Garzón afirma que no va a abandonar su empeño en que se reduzca el consumo de carne. Además, destaca que no se esperaba la respuesta por parte de sus compañeros de gobierno. De hecho, recuerda que, en el plan España 2050 presentado por Sánchez, también se reflejaba la «necesidad de reducir el consumo de ciertas materias primas» como la carne.


- Publicidad -