lunes, 18 octubre 2021 2:57

Signus revalorizó 150.000 toneladas de neumáticos fuera de uso en 2020

Signus gestionó 150.228 toneladas de neumáticos fuera de uso que convirtió en nuevos productos útiles para diferentes aplicaciones durante el año pasado, según se desprende de su Memoria de actividad del ejercicio 2020, disponible en su página web.

Los neumáticos fuera de uso (NFU) que se acumulan en los diferentes puntos de generación, mayoritariamente talleres, repartidos por toda la geografía española, encuentran una segunda vida gracias a Signus, empresa encargada de la recogida, gestión y tratamiento de estos residuos. Tanto es así que, su tiempo fuera de uso tiene poca vigencia.

Su composición natural, -petróleo y caucho-, y su elasticidad, baja densidad y capacidad de aislamiento convierten al neumático en un material altamente aprovechable. Triturado para combustible en cementeras o granulado para parques infantiles, césped artificial, carreteras o moda…Al final, lo único para lo que no sirve el neumático reciclado es para fabricar neumáticos nuevos.

Así, del total recogido en 2020, cerca del 12% se destinó a la preparación para su reutilización (neumático de segundo uso o recauchutado), el 35,2% se destinó a valorización energética y el 52,8% restante, se recicló en las diferentes plantas de transformación existentes en España, en productos que se destinaron a diferentes aplicaciones.

Entre los principales usos a los que se destinó el material obtenido del neumático al final de su vida útil en 2020 destacan 21.660 toneladas para la instalación de cerca de 215 campos de fútbol, 14.637 toneladas para la construcción de aproximadamente 2.900 parques infantiles y 2.202 toneladas que se incorporaron a 200 kilómetros de carreteras, entre otros.

Signus señala que la pandemia mundial y la crisis económica provocada por esta situación ha hecho que Europa coloque la sostenibilidad como uno de los principales pilares de la recuperación y hacia esto están, los diferentes países miembros, entre ellos España, dirigiendo todos sus esfuerzos a través de un sólido marco regulatorio.

Un ejemplo de ello es el impulso de la Economía Circular a través de una estrategia hasta 2030 que se va materializando trienalmente a través de planes específicos de Acción. En esta línea, y desde que comenzó su actividad en 2006, Signus ha estado impulsando diferentes proyectos para dar valor a los materiales reciclados con empresas privadas, universidades y centros tecnológicos con el objetivo de garantizar el futuro del reciclado y maximizar el valor de todos sus componentes.

Durante 2020, gran parte de los esfuerzos y estudios realizados han estado relacionados con el fomento e impulso del empleo de polvo de caucho en mezclas bituminosas, una de las actuales aplicaciones de reciclaje que no termina de alcanzar el gran potencial de consumo que tiene.

También ha desarrollado proyectos en otros sectores como el de la moda, para el que ha desarrollado una plataforma digital que aglutina toda la información relativa al neumático como material de múltiples usos e interesantes características para el sector de la moda y lifestyle.

RESIDUO NO PELIGROSO

El neumático fuera de uso es un residuo no peligroso. Su contaminación es principalmente visual, por el gran volumen que ocupa y porque amontonar un gran de número de neumáticos de manera incontrolada conlleva la acumulación en su interior de agua de lluvia, convirtiéndose así en reservorio de larvas e insectos que puede derivar en foco de enfermedades, hasta afectar a la salud pública.

Los incendios de los depósitos de NFU son normalmente intencionados, por lo que no se registran con frecuencia. Eso sí, generan emisiones de sustancias tóxicas a la atmósfera y su extinción resulta complicada dado el alto poder calorífico de este residuo. Desde 2006 el depósito indiscriminado de neumáticos en vertederos está prohibido, por eso, la labor de gestión y reciclaje o valorización energética es tan importante.

Los neumáticos que recoge Signus se gestionan y se reciclan adecuadamente convirtiendo un residuo en un recurso de interesantes características técnicas -elasticidad, baja densidad y capacidad de aislamiento-, económicas y ambientales.

En términos de sostenibilidad, un elevado porcentaje del material que compone un neumático procede de fuentes naturales como es el petróleo y el caucho natural. Además, la transformación del neumático en materia prima de segundo uso supone un menor consumo de energía que la fabricación de un producto a partir de materiales vírgenes.

En la gestión de los neumáticos intervienen diferentes actores. Por un lado, Signus como entidad sin ánimo de lucro responsable de los neumáticos que ponen a la venta sus empresas adheridas. Otro de los actores, el productor, introduce neumáticos en el mercado español de reposición, ya sea porque los fabrique, o los compre en otros mercados, y sobre él recae la responsabilidad de garantizar la correcta gestión ambiental del producto que han puesto en el mercado al final de su vida útil, contratando el servicio con Signus como Sistema Colectivo de Gestión.

Signus Ecovalor es una entidad sin ánimo de lucro creada en mayo de 2005 a iniciativa de los principales fabricantes de neumáticos, con la finalidad de utilizarla como mecanismo con el que todos los productores que lo deseen puedan cumplir con las obligaciones que les impone el Real Decreto 1619/2005. Los socios fundadores de son Bridgestone, Continental, Goodyear, Michelin y Pirelli.


- Publicidad -