sábado, 1 octubre 2022 6:04

Colegio Brains, el gran ‘resort’ escolar de La Moraleja con metodología 3.0

Odios y pasiones. Como suele ocurrir con otros privados, el Colegio Brains International School cuenta con un regimiento de defensores y detractores en los foros en los que los padres buscan consejo previo a formalizar la matrícula de sus hijos. En el caso del centro de La Moraleja, unos y otros coindicen en las excelentes instalaciones; en la potenciación del deporte, con el baloncesto por bandera; en el empleo de la tecnología como base metodológica, criticada y admirada a partes iguales, y en la diferenciación entre alumnos aventajados y rezagados en inglés, para mantener el elevado nivel como uno de sus principales reclamos.

El Brains La Moraleja es un colegio privado ubicado en Alcobendas que posee unas magníficas instalaciones con 12.000 metros cuadrados construidos en un solar de 33.000 m2, destinadas a alumnos de 0 a 18 años de edad. Un auténtico ‘resort’ urbano con multitud de actividades para los escolares.

Esta es sin duda la gran fortaleza del centro, y lo que más suele impresionar a los padres que lo visitan para decidir si envían allí a sus hijos a estudiar. Dispone de varios patios, diferenciados por edad y adaptados a las necesidades de los alumnos, desde los 2 a los 18 años.

Un campo de fútbol de césped, diferentes canchas de baloncesto al aire libre, dos polideportivos cubiertos, piscina climatizada, rocódromo, sala de fitness, pistas de pádel y una sala de judo, completan la magnífica oferta de instalaciones deportivas.

Una vez en el interior, sus aulas están provistas de cañón, internet, pizarras interactivas y Apple TV. Además, en la etapa de secundaria sus alumnos disfrutan de los laboratorios de Física, Química y Ciencias Naturales.

Pero, ¿es el Brains solo fachada? En esas magníficas instalaciones ¿se imparte una enseñanza acorde al desembolso que hacen los padres cada mes? Aquí hay división de opiniones entre las familias.

Unos padres están encantados con su elección, pero otros creen que detrás de esas amplias y sofisticadas instalaciones, la metodología de enseñanza autodenominado ‘método brains’ y la implicación del centro en el día a día de los alumnos podría ser mejor, para el nivel que promete el colegio.

Algunos alzan la voz en las redes sociales explicando que “el inglés es impartido por profesores nativos sin metodología, por tanto, es inviable poder apoyar a los niños en esta asignatura que no sabes por dónde cogerla”, del resto de asignaturas algunos se quejan de “nivel bajo que sigue sin metodología y sin libros”.

HABILIDADES Y COMPETENCIAS TECNOLÓGICAS

Ante estos comentarios, desde el Colegio Brains responden a preguntas de MERCA2 que, “contamos con un Departamento de Innovación Pedagógica propio”, que facilita “el análisis de todas las novedades tecnológicas y metodológicas para implantarlas en nuestras aulas” y, a su vez, “darle un peso curricular al desarrollo del lenguaje computacional tan necesario en esta sociedad”.

El centro educativo pone en valor que “los profesores son creadores de contenidos y potencian la relación que nuestros alumnos han establecido de forma innata con las tecnologías”, el objetivo es “hacerles protagonistas de su propio aprendizaje, consiguiendo que piensen, creen y se cuestionen de una manera actual y motivadora”.

Para la Dirección del colegio, el éxito de su proyecto radica en “implementar la tecnología al servicio de nuestra metodología y usarla como herramienta que dispare la motivación y que desarrolle habilidades y competencias”. Desde hace unos años, “implementamos el iPad como herramienta pedagógica que desarrolla habilidades y competencias, con el modelo One to One a partir de 5º de Primaria hasta 4º de la ESO, y el Proyecto Mac en bachillerato”. 

Este avance tecnológico implantado por el centro es entendido por algunas familias como una enseñanza «sin metodología y sin libros». En concreto, las mismas voces se refieren a la ausencia de libros de textos que suplen «unos pdf suyos (elaborados por el centro) prácticamente sin explicaciones, con los que los niños van totalmente perdidos acaso que sea un niño excepcional, organizado y brillante».

Todas las asignaturas, «tiradas por el iPad, sin orden y sin poder hacer seguimiento de lo que tienen que hacer o estudiar los niños, o dónde está», añade una madre que manifestaba además, estar «deseando que termine este curso escolar como buenamente pueda para salir corriendo de este colegio».

ROTACIÓN DEL PROFESORADO

Otras voces muestran el malestar de los progenitores por la elevada rotación de profesiones. “Hay mucha rotación de profesores, sobre todo en primaria, muchas bajas y los niños sin clase, ¿por qué será?”, pregunta de forma irónica una madre. Los rumores de bajos sueldos del profesorado han acompañado al centro durante años y han servido a muchos padres para justificar sus sospechas acerca de las entradas y salidas de los profesores.

De hecho la crítica de los salarios escasos que daría respuesta a la llamativa alternancia en el profesorado es recurrente y común a otros colegios privados de Madrid, donde la movilidad de la plantilla es ya uno de los aspectos más criticados por las familias.

Ante esto, el Brains esgrime sus argumentos, normalizando la situación, “cada año hay algunos profesores nuevos», admiten. Según el centro, «al haber tantos profesores nativos, cierta movilidad es normal ya que algunos, después de unos años, vuelven a sus países de origen”. Además informa de que “contamos con bastantes profesores que llevan trabajando en el colegio más de 20 años», y concluyen, «el profesorado del centro es generalmente estable”.

NIVEL DE IDIOMAS

El Brains se jacta de ofrecer “una enseñanza más que bilingüe”, pero hay padres que consideran que “en los últimos cursos el nivel de idiomas ha bajado”. El nivel de inglés “es mejor pero hay mucha rotación de profesores”, mientras que “si quieres que tus hijos aprueben la asignatura de francés o alemán tienes que tener profesor particular en casa”.

¿Son fundadas estas afirmaciones o simplemente se trata de la opinión de algunas madres de alumnos que van retrasados en estas asignaturas? Si atendemos a otras manifestaciones podemos ver un llamativo contraste: “excelente nivel de ingles” aseguran algunos padres, o “buen colegio bilingüe con excelentes instalaciones”, como también se puede leer en los foros o “te implantan un nivel de ingles y de otros idiomas desde muy pequeño (lo cual estaré eternamente agradecido)”, según un antiguo alumno.

Por su parte, el centro también aporta su versión con datos: “nuestros alumnos se presentan a los exámenes de Cambridge, obteniendo una mayoría el título de Advance y bastantes alumnos el Proficiency”. En Enseñanza Infantil “las clases se imparten 100% en inglés”, en Enseñanza Primaria “se imparten todas las asignaturas en inglés, excepto Lengua Española y Matemáticas” y en Enseñanza Secundaria, “es bilingüe y en algunos casos, según la elección de optativas de los alumnos, puede superar el 50%”.

En definitiva, y tras revisar y contraponer las versiones de los padres entre sí y con el centro, la conclusión es que la única coincidencia reside en admitir que las instalaciones son envidiables, propias de un lujoso resort, que las familias pagan a una media de 1.000 euros mensuales por alumno, incluyendo el coste del material escolar y el comedor.

Como en casi todas las familias, entre las principales preocupaciones comunes en todas las etapas de la vida escolar, el nivel de inglés ocupa un lugar prioritario y genera opiniones dispares. Por otro lado, el grado de digitalización y la ausencia de libros de texto es otro de los puntos más controvertidos de la metodología del Colegio Brains La Moraleja.

Y aunque desde el centro lo niegan y ofrecen datos del curso 2020-2021 en los que no se ha excedido lo establecido por ley en relación al número de alumnos por aula, es elevado el número de padres que habla de masificación, al menos en cursos anteriores.


- Publicidad -