lunes, 20 septiembre 2021 6:38

CaixaBank pacta el ERE con los sindicatos y se asegura la paz social

Fumata blanca en CaixaBank. El banco ha cerrado un acuerdo con los sindicatos sobre el Expediente de Regulación de Empleo. Saldrán 6.452 empleados. Fuentes sindicales apuntan que es probable que el acuerdo no se firme hasta la semana que viene. El acuerdo garantiza la paz social a CaixaBank y supone un respiro para el Gobierno Central, que hubiera visto desgastada su imagen en caso de un ERE sin pacto. 

BUENA REPUTACIÓN

Esta «entente cordiale» permite a CaixaBank mantener su reputación y evita que la la institución, La Fundación Bancaria La Caixa, cuyo máximo estandarte es la Obra Social, pueda verse afectada en cuanto a la buena imagen y valoración. 

Esta negociación ha tenido muchos ojos pendientes porque una caída de la reputación de La Caixa, podría tener un efecto arrastre sobre el sector, pero la banca respira ahora más tranquila.

MEJORES COMPENSACIONES

CaixaBank presentó en la noche del martes al miércoles la propuesta que rebaja a 6.452 el número de salidas necesarias para la reorganización de la entidad. Finalmente este será el número de bajas, lo que supone una reducción de 1.839 bajas (un 22%) sobre la cifra inicial planteada por el banco: 8.291.

Del total de 6.452 salidas establecidas en el acuerdo, que se producirán de manera voluntaria, 4.902 (el 75,97%) corresponden a la red comercial y 1.550 (el 24,93%), a los servicios centrales y estructuras intermedias. De esta forma se facilitará la redimensión de la estructura de la entidad, con una reorganización de la red que supondrá la integración de 1.500 oficinas.

FASES DE ADHESIÓN

El acuerdo establece diversas fases de adhesión al plan por parte de los empleados, de forma que se consiga completar los cupos de excedente. Se identificarán según provincias, en el caso de la red comercial, y según áreas funcionales, en el caso de los servicios corporativos, aplicando voluntariedad, medidas de movilidad geográfica y medidas de movilidad funcional.

En el caso de que, aplicado todo el protocolo, quedaran algunas posiciones pendientes de resolver, una comisión interna de seguimiento estudiaría, caso por caso, qué medidas de flexibilidad interna podrían aplicarse.

Además, se ha establecido un total de 708 recolocaciones en empresas filiales del Grupo CaixaBank. Las personas que se recoloquen en una filial, lo harán mediante la fórmula de excedencia especial de grupo regulada en CaixaBank y tendrán opción de volver al banco, si así lo desean, transcurrido un plazo de cinco años.

LOS PAGOS

CaixaBank ha elevado el cupo máximo de afectados para los empleados de 54 y 55 años (de 1.500 a 1.750) y de 52 y 53 años (de 500 a 750).

Los empleados de 63 o más años (a 31 de diciembre) que quieran dejar la entidad recibirán 20 días por año trabajado. Los nacidos en 1967 o anteriores con al menos seis años de antigüedad (máximo 1.750 trabajadores) recibirán una indemnización del 57% del salario bruto anual (en pago fraccionado) y convenio con la Seguridad Social para pagar cotizaciones hasta los 63 años.

Los nacidos en 1968 y 1969 con al menos seis años de antigüedad (máximo 750 trabajadores) recibirán una indemnización de siete veces el 57% del salario bruto anual, pagadera mensualmente hasta los 63 años y convenio con la Seguridad Social hasta los 63 años.

Para el resto de trabajadores la indemnización será de 40 días por año trabajado con un máximo de 36 mensualidades y prima de adhesión de 23.000 euros para los empleados con seis o más años de antigüedad, y de 13.000 para el resto.

Asimismo, hay un incremento de las primas de voluntariedad (14.000 euros para el colectivo de 52 y 53 años, que será prejubilado, y para los menores de 52 años, 13.000 euros para quienes lleve menos de 6 años en la entidad y 23.000 euros para los que superen esa antigüedad.

En el caso de los empleados con 54 años o más, también recibirán una prima por apuntarse al ERE. Este importe será de 18.000 brutos para los nacidos en 1964, mientras que los nacidos en 1965 recibirán 23.000 euros brutos y los que nacieron en 1966 y 1967 tendrán una compensación extra de 28.000 euros brutos, según el documento al que ha accedido MERCA2.

SATISFACCIÓN

CaixaBank destaca que este pacto le «permitirá resolver las duplicidades derivadas de la fusión y ajustar la dimensión de la organización a las circunstancias actuales del mercado».

La dirección de la entidad y los sindicatos han conseguido un pacto en torno a los tres puntos incluidos en la mesa de negociación: plan de reestructuración, modificaciones de condiciones que mejoran aspectos organizativos ligados al desarrollo del modelo de negocio de CaixaBank y el esquema de previsión social complementaria y un acuerdo laboral de integración para la plantilla procedente de Bankia.

«Tras más de dos meses y medio de negociaciones, en los que la entidad ha buscado la paz social en todo momento, se ha llegado a este acuerdo, que incorpora medidas de flexibilidad y movilidad que permiten resolver las duplicidades con salidas voluntarias», dijeron en el banco.

HAY RECOLOCACIÓN

Asimismo, resaltan que «todos los empleados que abandonen la entidad y quieran mantenerse en el mercado laboral podrán acogerse a un plan de recolocación. Este plan ha sido elaborado en colaboración con Lee Hecht Harrison, que es una empresa especialista en proyectos de transición profesional y desarrollo del talento.

«Se trata de un amplio conjunto de medidas dirigidas a reubicar en un nuevo empleo estable (indefinido) y ajustado a su perfil profesional a cada trabajador que se sume, con el objetivo de conseguir la recolocación del 100% de los participantes en el programa», según la entidad.

Además, CaixaBank colaborará con la consultora estratégica McKinsey y entidades sectoriales para impulsar un profundo análisis del mercado laboral y de las nuevas oportunidades de empleo a escala local a corto y medio plazo.

TRABAJADORES

Las fuentes sindicales consultadas se han mostrado muy satisfechas con el acuerdo alcanzado. así, la presidenta del Sindicato de Empleados de CaixaBank, Begoña Peiró, ha dado las gracias a la plantilla, “que ha estado en vela siguiendo este proceso”. “Los sindicatos nos hemos mantenido unidos hasta el final en este proceso tan complicado, ha sido muy duro y difícil el camino, estamos exhaustos, pero satisfechos con el resultado”, indicó.

Otras fuentes sindicales han hecho referencia a unas negociaciones que han incluido jornadas maratorianas, con reuniones de madrugada incluso. Estas fuentes destacan que ha habido “un desgaste en el proceso que todavía da más valor al acuerdo conseguido”.


- Publicidad -