martes, 29 noviembre 2022 22:37

La adscripción de empleados al ERE de BBVA supera de largo las 2.935 bajas previstas

BBVA ha recibido más de 4.000 peticiones de adhesión voluntaria al procedimiento de despido colectivo que supondrá 2.735 extinciones y 210 excedencias incentivadas, unas cifras que reflejarían altas probabilidades de que el ajuste finalice sin despidos forzosos.

En concreto, hasta el pasado viernes se habían apuntado 4.045 personas, según datos de la tercera comisión de seguimiento del ERE de BBVA.

FIN DEL PLAZO

Este miércoles, 30 de junio, es el último día para que se adscriban los empleados de estructuras intermedias, servicios centrales y centros corporativos, mientras que el plazo para la red se extiende hasta el 12 de julio.

CC OO ha celebrado que el número de adscripciones voluntarias a las medidas acordadas «demuestra el grado de satisfacción» de los trabajadores de BBVA con el acuerdo alcanzado.

«Si bien los datos son globales, nos induce a pensar que finalmente este despido colectivo tiene muchas posibilidades de cerrarse sin bajas forzosas», ha señalado el sindicato en un comunicado.

En este punto, la adhesión es voluntaria, pero BBVA puede negar la salida a empleados que la soliciten. “Para determinar las personas afectadas por el proceso, se ha acordado que prime la voluntariedad. Adicionalmente, se tendrá en cuenta la idoneidad para el desempeño del rol y el puesto, la formación, la capacitación, el potencial y la polivalencia funcional.”, señala el banco, que agrega a adhesión voluntaria está sujeta a la aprobación por parte de BBVA.

AFECTADOS Y CENTROS

Por áreas de la plantilla, hay 350 afectados en el Centro Corporativo,  254 personas de Servicios Centrales de BBVA en España, 154 personas de estructuras intermedias de BBVA en España y 2.177 personas de la red comercial, es decir, de las oficinas.

La adhesión es voluntaria, pero BBVA puede negar la salida a empleados que la soliciten. “Para determinar las personas afectadas por el proceso, se ha acordado que prime la voluntariedad. Adicionalmente, se tendrá en cuenta la idoneidad para el desempeño del rol y el puesto, la formación, la capacitación, el potencial y la polivalencia funcional.”, señala el banco, que agrega a adhesión voluntaria está sujeta a la aprobación por parte de BBVA.

BBVA se cubre las espaldas por si el proceso de bajas derivado del Expediente de Regulación de Empleo (ERE) no finaliza en 2021, que es la intención de la entidad. El plazo que ha marcado el banco para que termine este proceso se extiende hasta marzo de 2022, según fuentes sindicales presentes en la mesa de negociación.


- Publicidad -