sábado, 31 julio 2021 9:00

El nuevo mundo hiperconectado: así es el auge de centros de datos y cloud

La sociedad conectada de la última década ha tenido su punto álgido en plena pandemia. La necesidad de ancho de banda, fijo y móvil, se ha convertido en algo tan esencial como el agua durante el último año. Para que todo se desarrolle con normalidad, las infraestructuras juegan un papel esencial. La cuestión es: ¿estamos preparados para lo que viene?

Una parte muy importante de esta pregunta la solventa un estudio que DE-CIX, EllaLink e Interxion han encargado a TeleGeography. ‘El mapa de interconexión del Sur de Europa’ analiza cómo la expansión de los centros de datos, la creciente presencia de operadores en la nube, los nuevos cables submarinos y los puntos de intercambio están convirtiendo a la península ibérica en un ecosistema de interconexión estratégico.

Para llegar hasta situación hay que recordar que desde 2016 el ancho de banda del sur de Europa ha experimentado un crecimiento interanual del 30%, multiplicando casi por 2,75 su capacidad en este periodo, alcanzando los 150 Tbps de capacidad entre todos los territorios. Uno de los crecimientos más significativos ha sido el de Barcelona, que ha aumentado su ancho de banda un 35% durante este período y ya alcanza los 5 Tbps. Madrid, por su parte, crece un 18%, con casi 15 Tbps.

En cuanto a infraestructura, los centros de datos albergan y protegen las conexiones de internet por todo el mundo, y en este sentido, el sur de Europa ha acogido importantes inversiones a lo largo de los últimos cinco años. Según las cifras de TeleGeography, el número de centros de datos en las principales áreas metropolitanas del sur de Europa ha crecido un 19% desde 2016 hasta superar la cifra de 56 en 2020. Un ejemplo de este crecimiento es Madrid, que ha presentado un índice de actividad muy elevado y se ha convertido en una región clave que acumula el 25% de este tipo de infraestructuras respecto a todas las ciudades del análisis, y 98.000 metros cuadrados de espacio de colocación en centros de datos en 2020.

Los puntos de intercambio de Internet son los cimientos de Internet y funcionan como un enlace entre los distintos ecosistemas de interconexión. A medida que la demanda de mayor conectividad entre las redes se traduce en una localización más elevada, también aumenta la necesidad de una distribución mayor de los nodos. De hecho, el intercambio de datos ha cambiado drásticamente en Europa en los últimos 5 años, con un aumento de un 47% de los puntos de intercambio desde 2016 en el sur del continente, según datos de TeleGeography.

LA IMPORTANCIA DE LOS CABLES

Los cables submarinos son la infraestructura que alimenta los centros de datos y nodos de interconexión del continente, con conexiones hacia América, África, Oriente Medio y Asia. Actualmente, el sur de Europa cuenta con conexiones con 45 cables submarinos, 10 de los cuales conectan con España y 9 con Portugal, con otros 6 en proceso de despliegue. La mitad de estos nuevos cables llegarán a la Península: Grace Hopper a Bilbao, 2Africa a Barcelona y Lisboa, y Equiano a Lisboa.

Entre los recientes despliegues de cables submarinos, destaca el cable EllaLink, que conecta América Latina con Europa, el primero en unir ambos continentes con una conexión directa, a fin de impulsar este mercado emergente y conectarlo con el viejo continente de forma más eficiente. Con su punto de acceso a la península en Lisboa, EllaLink también permitirá, a través de Madrid, reforzar las conexiones transatlánticas de España, que a su vez cuenta con conexiones en Bilbao con MAREA y Grace Hopper, el cable submarino anunciado por Google el año pasado. Del mismo modo, Barcelona dará la bienvenida a su primer cable submarino internacional con África.


- Publicidad -