jueves, 8 diciembre 2022 21:34

Las empresas apuestan por las tiendas online mientras el consumidor prefiere las físicas

No hay ninguna duda de que el 2020 nos ha cambiado a todos. Nuestras prioridades han variado y nuestros hábitos también. Pero no solo el de los consumidores se ha visto modificado, sino también el de las empresas. Durante el pasado año ambos han ido de la mano, pero ¿lo seguirán haciendo ahora?

La economía de las empresas se ha salvado gracias a las compras a través de la web y aplicaciones. Desde El Corte Inglés hasta Inditex, todas han invertido sus energías en potenciar y mejorar sus webs facilitándole al cliente la experiencia, haciendo que sus compras fuesen sencillas y eficaces.

La crisis económica sigue latente en el país, lo que pone a prueba el ingenio del sector del retail. Según los datos presentados por la mayoría de empresas en su presentación de resultados, aún están lejos de llegar a los niveles de facturación de 2019. A pesar de haber mejorado, los primeros meses de 2021 no han devuelto la estabilidad al sector.

En su intento de recuperar estos beneficios, las empresas están haciendo grandes esfuerzos por reforzar y mejorar su omnicanalidad. De hecho, en grandes cadenas, como la presidida por Marta Álvarez, se espera que el e-commerce sea lo que devuelva el número de ventas. Para muchas de ellas el canal online se ha convertido en su prioridad y esperan que los resultados obtenidos en 2020 se vean multiplicados en un futuro cercano.

Sin embargo, la duda se presenta en si realmente los usuarios han dado el salto definitivo a la compra online que haga que merezca la pena estos esfuerzos o, por el contrario, las ventas tradicionales van a volver a imponerse una vez se recupere la tan ansiada normalidad.

MÁS DE LA MITAD DE LOS COMPRADORES PREFIEREN LAS TIENDAS FÍSICAS

Pero, ¿qué dicen los consumidores? Pues parece que su opinión difiere mucho con la mentalidad de las empresas. Según el estudio realizado por Sensormatic Solutions denominado ‘Europa: Retail en el posconfinamiento’, el 61 % de los compradores prefiere realizar sus adquisiciones presencialmente. El informe también recoge que el 74% de los consumidores españoles considera liberador volver a las tiendas físicas tras el fin del toque de queda y con la campaña de vacunación en marcha.

Alguno de los aspectos por los que los consumidores prefieren las compras en tiendas físicas es la posibilidad de ver en persona los artículos y disfrutar de la experiencia de compra. Además, un 45% de los encuestados también ven determinante para su elección la higiene y limpieza del establecimiento.

A pesar del auge que tuvieron las compras online durante la pandemia, con el paso de los meses este hábito se ha ido perdiendo. Concretamente, el 8% de los encuestados por Sensormatic Solutions asegura “haber experimentado fatiga digital en los últimos meses y estar harto de la compra online”.

Es cierto que el 29 % de los compradores españoles migraron durante la pandemia hacia compras online. Sin embargo, un 79 % considera que, a pesar del incremento del comercio electrónico, las tiendas físicas continuarán siendo relevantes en el futuro próximo. Ante estas cifras, el futuro de la venta online se tambalea y, con ella, las estrategias e, incluso, la supervivencia de las empresas.


- Publicidad -