lunes, 20 septiembre 2021 7:32

BBVA toma ventaja con el bitcoin mientras sigue pendiente de Bruselas

La prudencia impera en la banca española en lo referido al bitcoin. No obstante, BBVA ha dado un paso adelante al abrir el servicio de bitcoin a todos sus clientes de banca privada en Suiza. Está por ver qué harán en España y otros países. En esta decisión será fundamental lo que decida la Unión Europea en cuanto a la regulación de las criptomonedas.

BBVA cuenta equipos multidisciplinares examinando todos los aspectos de las proyectos de las assets digitales, desde la parte tecnológica a por su puesto la regulatoria o riesgos o de ciberseguridad.

El trabajo de estos equipos ha dado sus frutos y tras seis meses de pruebas con un grupo seleccionado de usuarios, BBVA Suiza ha puesto a disposición de todos sus clientes de banca privada su primer servicio de compra-venta y custodia de criptoactivos.

CUSTODIA

La oferta de BBVA Suiza prevé los servicios de compra-venta de bitcoin y su custodia, con el objetivo de ampliarlo a otras criptomonedas. La entidad no ofrecerá asesoría en este tipo de inversiones. “Este despliegue paulatino ha permitido a BBVA Suiza poner a prueba la operativa del servicio, reforzar la seguridad y, sobre todo, detectar que existe un gran apetito de los inversores por los criptoactivos o activos digitales como una forma de diversificar sus carteras, a pesar de su volatilidad y alto riesgo”, explicó el CEO de BBVA Suiza, Alfonso Gómez.

La cuestión es si el banco dará el paso en otros territorios. A expertos y no expertos les ha surgido la pregunta: ¿Y en España para cuándo? “Su extensión a nuevos países u otro tipo de clientes dependerá de si los mercados cumplen las condiciones adecuadas en cuanto a madurez, demanda y regulación”, señalaron en BBVA.

VENTAJA DEL BANCO

BBVA lleva ventaja a sus competidores en lo referido al bitcoin. Así lo reconocen varios expertos consultados por mercados. “Está claro que en España, el BBVA es el banco que más avances está haciendo en lo que respecta a la adopción de las criptomonedas ofreciendo servicios relacionados con las mismas”, señaló el director general de Coinmotion España, Raúl López.

Para el director técnico de Checkpoint para España y Portugal, Eusebio Nieva, BBVA tiene «cierta ventaja sobre sus competidores porque, al menos, tiene productos relacionados, mientras que otras entidades, como Santander o CaixaBank, solo tienen asociaciones con operadores que pueden comprar criptmonedas, pero no son operadores de las criptomonedas, algo que en BBVA están empezando a hacer». «Es una ventaja importante pero no sustancial porque los otros bancos pueden cambiar su estrategia en poco tiempo». No es una ventaja de años sino de poco tiempo, meses, deja caer Nieva.

REGULACIÓN

BBVA. entidad que preside Carlos Torres Vila, está haciendo su trabajo en materia de bitcoin y se encuentra, como el resto del sector financiero, muy pendiente de los temas regulatorios. España cuenta desde el pasado 28 de abril con una nueva legislación sobre Prevención del Blanqueo de Capitales en la que se regulan las obligaciones de las empresas proveedoras de servicios de intercambio de criptomonedas.   

La nueva regulación, que tiene su origen en la llamada Quinta Directiva Europea sobre Prevención de Blanqueo, obligará a registrarse y a verse supervisados por las autoridades a los proveedores de servicios de monedas virtuales, los servicios de cambio de moneda virtual por moneda de curso legal, o viceversa, y los proveedores de servicios de custodia de monederos electrónicos.

Ahora lo que falta es que se produzca la aprobación del próximo Reglamento Europeo relativo al mercado de los criptoactivos -conocido como reglamento MiCA-, que va a suponer una completa regulación del sector de las criptomonedas, y de los criptoactivos en general.

LOS PODERES

Según el diario «Cinco Días», la Unión Europea dará poderes al Banco Central Europeo (BCE), a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) y al Banco de España para controlar los criptoactivos. La misión es que la norma esté lista a finales de 2021 o inicios de 2022. Los emisores o las plataformas de criptoactivos deberán tener su sede en algún país de la UE y contar con una autorización del supervisor preceptivo.

La propuesta de reglamento europeo para la regulación de los criptoactivos y las plataformas que operan con ellos, conocida como MICA (siglas de markets in crypto-assets), fue presentada en septiembre del año pasado, junto con un reglamento que permitirá crear una especie de sandbox europeo para utilizar la tecnología de registro distribuido (DLT, por sus siglas en inglés) en los mercados. El sandbox es un campo de pruebas para nuevos modelos de negocio que aún no están protegidos por una regulación vigente, supervisados por las instituciones regulatorias.

BENEFICIOS

Fuentes del sector financiero han hablado con MERCA2 sobre el bitcoin y ven el vaso medio vacío. “Hay que destacar y contar con el papel tan importante que va a desempeñar la tecnología en los mercados de capitales y los beneficios que pueden tener los criptoactivos para dinamizar el sistema financiero”, señalan.

“Hay que tener muy claro que se trata de activos extremadamente volátiles, complejos y faltos de transparencia, lo que los convierte en apuestas de alto riesgo, poco recomendables para el inversor minorista”. “No tienen la consideración de medio de pago, no cuentan con el respaldo de un banco central u otras autoridades públicas y no están cubiertas por mecanismos de protección al cliente como el Fondo de Garantía de Depósitos o el Fondo de Garantía de Inversores, por lo que el riesgo de enfrentarse a elevadas pérdidas es muy alto”, remarcan estas fuentes.

CHECKPOINT Y OTRAS OPINIONES

Al respecto, el director del Master de Mercados Financieros del Instituto de Estudios Bursátiles (IEB), Juan Abellán, remarca que “el bitcoin no es una inversión al uso sino 100% especulativa, ya que no tiene nada detrás y tampoco es una moneda de cobro corriente». “La banca española seguirá al trantrán en esta materia. Si te gusta especular, los bancos te podrán aconsejar para especular con criptomonedas, pero jamás te aconsejarán que inviertas en ella como una inversión estable a ningún plazo”, dijo Abellán a MERCA2.

Por su parte, el director técnico de Checkpoint para España y Portugal, Eusebio Nieva, señala que casi todas las entidades financieras están siendo extremadamente cautas por la volatilidad de bitcoin». «La banca española está siendo muy táctica sobre el bitcoin. Lo ven como ofrecer  a sus clientes un producto de inversión, pero poco más”, remarca.

Nieva no cree que “la banca española avance en materia de bitcoin incluso con regulación porque las criptomonedas no son bien tangible, es como invertir en acciones”.

Por su parte, el experto Víctor Ronco considera que «la industria financiera va entrando en el ecosistema de los criptoactivos con pies de plomo. Y es que tanto por el tipo de productos financieros que son, como por la propuesta de valor de los mismos o la complejidad de su mercado, se rechazaron desde un comienzo».

Con el tiempo esa percepción ha ido evolucionando, y por ejemplo Alemania fue el primer país en ofrecer servicios de custodia de criptomonedas mediante bancos que solicitasen licencia específica para operar ya a inicios de 2020. Esto se ha ido extendiendo también a nuestro país, y con el tiempo veremos entidades nacionales gestionando Bitcoin y otras criptomonedas. Es algo tan sencillo como ofrecer un servicio financiero que tiene una demanda creciente, ya que se estima que en nuestro país existen ya 5 millones de inversores en bitcoin y otras criptomonedas.

En este sentido, el abogado especializado en Derecho de Internet, propiedad intelectual y tecnología David Maetzu señala que vistos los mensajes que “se lanzan desde los reguladores, ya sea el Banco Central Europeo o el propios Banco de España, no creo que la incorporación del bictoin como activo suceda en la banca española en el corto plazo». «Las exigencias de información al inversor, sumado al riesgo de la inversión, etcétera, hacen que posiblemente tampoco sea un producto muy interesante desde el punto de vista de la política comercial», manifestó.

BITNOVO OPINA

Para el business controller director de Bitnovo, Javier Castro-Acuña, las entidades españoles, que siguen recomendaciones de Banco de España y CNMV, son bastante reacias en lo referido al bitcoin por la falta de regulación.

El director general de Coinmotion España, Raúl López, coincide con Castro-Acuña en que la banca española va con mucho retraso en materia de criptomonedas en relación a otros países. “Desde principios de 2020 los bancos alemanes están autorizados a custodiar y vender criptomonedas y el 1 de julio de 2021 entrará en vigor una ley que permitirá que los fondos especiales en Alemania, que gestionan un poco menos de 2 billones de Euros, puedan invertir hasta el 20% de sus carteras en criptoactivos, estando el bitcoin entre ellos.

SEGURIDAD

López ha lanzado un mensaje de optimismo en cuanto a la seguridad porque “no considero que nos encontremos en ninguna senda de riesgos, más bien al contrario». «Cada vez hay más regulación sobre las criptomoneda, lo cual  significa que tanto las entidades como los consumidores se encuentran en un entorno más protegido y seguro para poder invertir en criptomonedas con mayores garantías que años atrás».

Castro-Acuña agrega que «hace unos años, estar en el mundo de bitcoin y las criptomonedas en general era visto como un riesgo, pero ahora el riesgo es quedarse fuera de este cambio de paradigma en la forma de almacenar y transferir valor”.

Mientras, David Maetzu incide en que «volatilidad al margen, la gestión de las claves es el aspecto más importante, desde el punto de vista de la seguridad, pues el incentivo para el robo es que es casi imposible recuperar lo obtenido, además de cierta dificultad en la trazabilidad, si bien esto es cada vez es menos complejo”.

Añade este experto que «la tecnología de Bitcoin es robusta en cuanto a nivel seguridad (no se pueden anotar operaciones fraudulentas en la cadena de bloques), pero la custodia de las claves para operar es la parte complicada, pues ahí es donde está el punto débil. Si a quien custodia le roban las claves, va a tener un problema».

MÉTODO DE PAGO

En cuanto al bitcoin como método de pago, el business controller director de Bitnovo, Javier Castro-Acuña, destaca que «el bitcoin ya es aceptado como medio de pago por muchas empresas en multitud de países, y ahora lo vamos a ver como moneda de curso legal ya aprobado en El Salvador. «Probablemente, en más países antes de que termine este mismo año», augura.

Según el letrado David Maeztu, “poder se puede usar, pero la volatilidad hace que sea poco operativo para la mayoría de los clientes. Hasta 2017 era habitual que se ofreciese el pago de servicios en bitcoin, pero actualmente es mas ocasional. Será necesario que el mercado se asiente en un precio estable». «Se fija este evento cuando haya una adopción masiva, pero es difícil saber cuando sucederá o si sucederá», indicó.

Desde Checkpoint, el director técnico para España y Portugal, Eusebio Nieva, afirma que «no ve al bitcopin siendo un método de pago a causa de su volatilidad». «Para que haya una criptomoneda estable, esta tiene que tener respaldo de algo y si lo tuvieran, dejarían de ser criptomonedas tradicionales». «No creo que haya ningún estado que respalde el bitcoin porque no tienen control sobre él”.

Por su parte, el experto Víctor Ronco apunta que «Bitcoin ya puede utilizarse como método de pago mediante herramientas que permiten convertir bitcoin por euros a tiempo real, y pagar mediante tarjeta de crédito o débito en cualquier comercio». «Sobre si bitcoin u otras criptomonedas se utilizarán de forma nativa para efectuar pagos, ya está sucediendo de forma puntual en varios comercios y sectores, desde el inmobiliario al retail, y en varios portales de comercio electrónico, entre otros». «A medida que avance la adopción de los criptoactivos, veremos si se queda en una serie de excepciones, o se extiende al tejido empresarial y comercial».    

CAIXABANK y UNICAJA

Al respecto, el pasado mes de mayo, durante la segunda jornada del Digital Coin & European Financial System Sevilla Virtual Summit, la directora de Innovación y Transformación Digital de CaixaBank, Mariona Vicens, habló sobre las criptomonedas y consideró el modelo actual como “insostenible para su uso masivo como medio de pago”. “Sólo se puede contemplar en productos de inversión, debido a problemas como el elevado consumo energético. Únicamente desarrollos de criptomonedas centralizados, al estilo del que ya impulsa el Banco Central de China, serían más adoptables”, dijo Vicens.

Por su parte, Unicaja Banco señala que «si consideramos las monedas digitales como medios de pago, entendemos que el reto no estará tanto en el bitcoin (o similares), que quizá es difícil que llegue a ser considerado un medio de pago de carácter general, debido a su enorme volatilidad, concentración y falta de regulación, sino en la aparición de nuevas monedas digitales o criptomonedas, que hasta ahora no han entrado en juego.

En concreto, nos referimos a «las llamadas CBDCs (Central Bank Digital Currencies) o criptomonedas de los bancos centrales, donde cabe destacar la concepción del nuevo euro digital, que se está llevando a cabo, actualmente, desde el BCE». Unicaja Banco sigue muy de cerca las CBCDs, «formando parte activa de la iniciativa de SmartMoney de IberPay, en la cual 16 entidades financieras estudian posibles implementaciones del euro digital y sus implicaciones en el sector financiero actual».

Unicaja también alude a «las posibles stablecoins privadas, como el proyecto DIEM de Facebook, derivadas de la entrada en vigor de la nueva legislación comunitaria (MiCA), que se está estudiando desde octubre de 2020″.


- Publicidad -