martes, 7 febrero 2023 9:53

El secreto mejor guardado de Fluidra: los sueldos de directivos y consejeros se disparan

El crecimiento de Fluidra parece imparable. También, la remuneración que percibe tanto el equipo directivo como el Consejo de Administración. Un incremento salarial que no ha frenado ni la crisis más profunda que ha padecido España. De hecho, mientras muchos empleados eran relegados a ese escudo social que todavía hoy continua vigente, los llamados ERTEs, el salario de aquellos que forman el «personal clave», según sus propias palabras, ha seguido en aumento.

Aun así, la conciencia social se ha intentado vender de igual forma. En marzo, la compañía comunicó un plan de choque contra la pandemia que incluía la utilización de los expedientes de regulación temporal de empleo, esto es que dejaba a sus empleados en manos del Estado. También suspendió el dividendo. Y, por último, para dar buena imagen que efectuaba un recorte del 30% en las retribuciones del consejo de administración y del 20% en el comité de dirección.

El resultado de aquella decisión es, como poco, controvertido. Así, las cuentas anuales consolidadas de la compañía delatan que de aquel recorte anunciado no ha habido más noticias. Y mucho menos un ahorro para la compañía. A no ser claro, que fuera un recorte sobre un incremento de los salarios todavía mayor que debería llegar en 2020, dado que todas las remuneraciones que se indican crecen respecto a 2019.

Se puede empezar por «las remuneraciones recibidas por el personal clave de la dirección y por los administradores de la sociedad» que es el primer grupo al que hacen referencia las cuentas del grupo. Así, el llamado «personal clave de la dirección» percibió hasta 2,33 millones de euros, lo que supone hasta un 22,6% más que en 2019, cuando no sobrepasó de los dos millones. Por su parte, el total de administradores ganaron un 4,5% más en 2020.

LA DIRECTIVA Y EL CONSEJO NO HAN PARADO DE AUMENTAR SUS SALARIOS

Un incremento que si se compara con la del «personal clave» parece exigua, pero que si se estudia su evolución en los últimos años su crecimiento podría parecer (para alguien) excesivo. Así, el grupo denominado «Total Administradores» ha visto como se incrementaba la partida de sus salarios hasta en 340% en apenas cuatro años. En concreto, entre 2017 y 2020 ha pasado de 1,6 millones a más de 6,6 millones.

Pero si la directiva ha visto incrementar su remuneración, el consejo no ha sido menos. En especial, aquellos que mantienen el cargo de ejecutivo. Así, la propia Fluidra señala que los miembros del Consejo de Administración percibieron «un total de 1,21 millones de euros», lo que supone una cifra «sin variaciones respecto al periodo de 2019». En otras palabras, ni rastro del famoso recorte de marzo.

Aunque hay más. Así, aquellos que mantiene función ejecutiva sí incrementaron su retribución en 2020. En concreto, los ejecutivos del grupo percibieron un total de 5,47 millones, lo que supone hasta un 4,1% más que en 2019 cuando la misma cifra alcanzó los 5,25 millones. «Se han incluido dentro de la función ejecutiva las retribuciones en especie correspondientes al plan de acciones, vehículo y seguro de vida», señalan desde Fluidra.

Por último, la compañía tampoco quiso recortar en las llamadas dietas de sus consejeros, pese a que muchas reuniones han pasado a ser telemáticas. «Los miembros del Consejo de Administración han percibido en concepto de compensación por gastos de viaje y desplazamiento un importe de 120.000 euros (120.000 euros en 2019)». Al menos no los subió, se podrá decir. Aunque ya lo hizo hace dos años. De hecho, esos pagos en 2020 fueron hasta un 34,8% más altos que los que ejecutó en 2018.

EL COSTE DEL PLAN DE ACCIONES DE FLUIDRA SE MULTIPLICA POR TRES

A pesar de todo ello, a algunos directivos claves de Fluidra todavía les queda dos tipos de remuneraciones más. Como no podría ser de otra manera. La primera es el plan de retribución variable a largo plazo a los consejeros ejecutivos y equipo directivo que se aprobó el 27 de junio de 2018. Esa hoja de ruta contempla la entrega de títulos del grupo en los próximos años por un valor cercano, estimado por la propia firma, de casi 30 millones de euros. La cifra supone multiplicar por tres el plan antiguo, firmado en 2015, que tuvo un coste de 10 millones.

En segundo lugar, «ciertos directivos del Grupo Zodiac» también se beneficiarán de pagos en forma de acciones a través de la sociedad luxemburguesa Piscine Luxembourg. Unos pagos que se prometieron en 2017 y que todavía siguen vigentes para los directivos beneficiarios con la finalidad de que estuviera sustancialmente alineado con el plan anterior y que tiene tres modalidades. Las primeras dos de ellas son unidades de la firma de Luxemburgo que pueden ser convertibles en acciones o efectivo y un tercer sistema que incorpora “unidades restringidas” dentro del grupo.

En total, el coste alcanza los 11,5 millones de euros. En definitiva, la evolución de la compañía es imparable, al menos en lo bursátil. Pero en materia de conciencia social y anuncios realizados al grupo todavía le queda mucho recorrido. Al final, en la historia de éxito de la compañía, que incluye a sus accionistas, los más beneficiados han sido los directivos y consejeros. Y, además, parece que seguirá siendo así por mucho tiempo.


- Publicidad -