lunes, 20 septiembre 2021 6:22

Los 5 pasos antes de comenzar a operar con acciones

Quizás hayas escuchado que el mercado de valores está un poco de capa caída.

Sin embargo, la carrera alcista alcanzó su octavo aniversario a principios de marzo, y los inversores siguen siendo optimistas siendo estas las 10 mejores acciones de dividendos para invertir.

En cualquier caso, antes de querer convertirte en el próximo «Lobo de Wall Street” se deben sentar las bases. Aquí hay cinco pasos que seguir antes de comenzar a operar con acciones.

1. Establece tus prioridades

Si tu fondo de emergencias no es demasiado amplio, porque realmente es para emergencias, debes ser consciente de que el dinero que se invierte en acciones no promete estar ahí cuando se necesite.

Por otro lado, las acciones pueden considerarse como parte de los objetivos a largo plazo como la jubilación. Pero ese lugar debería estar ocupado principalmente por fondos indexados y fondos cotizados en bolsa, que están diversificados, al menos entre el segmento de mercado que rastrean. Se necesita mucha investigación, tiempo y habilidad para construir una cartera diversificada de acciones individuales; se necesitan unos pocos clics para construir esa cartera con fondos indexados.

Se pueden comprar acciones desde una cuenta de jubilación individual, pero eso no significa que deba hacerse, al menos no con la mayor parte del dinero. Asegúrate primero de estar ahorrando lo suficiente para la jubilación en esas cuentas y de que se cubren otras metas de ahorro a corto y medio plazo antes de comenzar a comerciar con acciones.

2. Desarrolla algunos conocimientos

Hay muchas formas de elegir acciones. Algunas personas invierten en su marca de pasta de dientes favorita. Otros van donde apuntan los medios de comunicación. Los traders profesionales realizan una investigación de valores en profundidad.

No es necesario ser profesional, pero hay mucho a favor de investigar dónde inviertes tu dinero. Eso significa profundizar en los entresijos de una empresa y su estado financiero, o mirar el historial de precios y los movimientos pasados ​​como una forma de pronosticar el futuro. Implica tiempo, jerga compleja, comprensión de varias herramientas de análisis y, en algunos casos, la calculadora que usaste en matemáticas de décimo curso.

Hay muchas formas de aprender a hacer esto. La mayoría de los traders online tienen recursos educativos, con videos y seminarios web. Algunos tienen oficinas donde poder hablar con un trader experto en persona. También hay foros online, sitios web de trading de acciones y guías como la GuiaTrading.net.

3. Elige un trader

Como se señaló anteriormente, los traders online están constantemente luchando por tu dinero, por lo que es un buen momento para dárselo, ya que la competencia ha hecho que los precios se hayan reducido considerablemente.

Pero el precio no lo es todo al elegir un trader. Si no planeas operar con frecuencia, y no deberías hacerlo, ya que ese tipo de rotación reduce los rendimientos, debes concentrarte en otros atributos al elegir un trader: los recursos educativos mencionados anteriormente, una plataforma de trading y herramientas fáciles de usar, investigación gratuita y un buen servicio al cliente.

Algunos traders y plataformas de trading también ofrecen trading en papel o virtual, por lo que se pueden realizar algunas operaciones iniciales con dinero de Monopoly en lugar de con dinero real. Si bien ganar dinero falso no es tan emocionante, el mínimo dolor que conlleva perderlo hace que este tipo de práctica valga la pena.

4. Tómatelo con calma

Hay personas que saltan de cabeza a una piscina fría, y personas que usan la escalera, arriba y abajo, gritan y hacen muecas con cada centímetro de frío.

Eso también describe con bastante precisión las dos escuelas de pensamiento inversor: la primera es tirar el dinero de golpe; la segunda es hacer algo llamado promedio de coste, que esencialmente significa invertir cantidades determinadas de dinero a intervalos regulares. La investigación muestra que, cuanto antes ingreses el dinero al mercado, mejor, pero cuando estás empezando a aprender los aspectos básicos, puede ser mucho más beneficioso, literalmente, seguir este último enfoque.

Para hacer esto, decide un presupuesto y luego usa ese dinero para comprar acciones de la empresa, o empresas, elegidas, en un intervalo establecido.

5. Haz un plan para cuando las cosas vayan mal

No es óptimo vender en cualquier momento. Así, igual que necesitas un plan sobre cómo entrar al mercado, también se necesita un plan sobre cómo y cuándo salir: reglas sobre cuánto tiempo tolerarás una inversión antes de saltar del barco, por ejemplo, como la que experimentaron las acciones de Sears con años de ventas a la baja.

Decide de antemano hasta dónde deben caer tus acciones para salir, o qué cambios importantes en la empresa o la industria harían tener que volver a ese análisis antes mencionado para reevaluarlo. Luego, adhiérete a ese plan para evitar ventas fruto del pánico y contemplar otros escenarios menos espantosos.


- Publicidad -