martes, 28 septiembre 2021 5:15

Línea Directa tiene capacidad para colocar su ‘pay-out’ en el 90%

Línea Directa podría dedicar al reparto de dividendo entre el 80% y el 90% del beneficio  en los próximos tres años, ya que el negocio de la aseguradora no es demasiado intensivo en capital,  según un informe de JP Morgan.

Línea Directa Aseguradora se comprometió  a establecer una política de dividendos con un ‘pay-out’ de hasta el 70% de los beneficios, pero este porcentaje se queda corto para que el puede alcanzar la aseguradora.

En cuanto a los dividendos, “Línea Directa podría ofrecer un ratio de reparto del 80-90% en los próximos tres años, ya que el negocio de Línea Directa no es demasiado intensivo en capital y LDA siempre podría aumentar la deuda si desea apoyar un crecimiento orgánico más rápido”, apunta en el estudio el banco de inversión.

RENTABILIDAD DEL EJERCICIO

Línea Directa pagó un dividendo extraordinario de 120 millones de euros a Bankinter antes de la escisión, que en opinión de JP Morgan “se basa principalmente en los beneficios de 2020”. De cara al futuro, prevén un dividendo por acción de  0,113 euros para el ejercicio 21, que aumentará a 0,121 euros por acción en el ejercicio 2023. Esto sugiere un crecimiento interanual del 10% entre 2021 y 2023 y refleja una rentabilidad del 5,3%/6,3% en el ejercicio fiscal 2021-2023.

En este sentido, JP Morgan valora “Línea Directa en 2,09 euros por acción, lo que refleja un potencial de subida del 22%”.

CLAVES DEL POTENCIAL

La clave de este potencial deriva de la capacidad de la aseguradora para generar lo que se conoce como beneficios recurrentes.  “La fuerte disciplina de suscripción y una base de activos de riesgo relativamente baja implicarían que Línea Directa debería ser capaz de hacer crecer sus beneficios de forma consistente”.

No obstante,  en este informe consideran que “los beneficios de 2020 se habrían beneficiado de una menor frecuencia de siniestros debido a la COVID-19, que esperamos que se normalice en 2021”. Esto se traducirá en un incremento de las ganancias muy inferior al 25,7% que tuvo la aseguradora, según las estimaciones de fuentes del merc ado consultadas por MERCA2.

PREVISIÓN DE BENEFICIOS

Las previsiones del mercado es que los “beneficios técnicos de Línea Directa crezcan un 5% anual entre 2021 y 2023 impulsados por el crecimiento orgánico de las primas y la mejora de los ratios combinados”. Esta es la estimación que hacen basándose en que esperan “un ligero descenso de los ingresos por inversiones debido a los bajos tipos de interés”.

De cara a este incremento, serán fundamentales las primas, en cuanto a su incremento.

En el mercado apuestan por un crecimiento  de las primas de 2021 a 2023 y por “un modesto crecimiento del 2% en las primas de automóviles y del 5% en las de hogar en 2021, ya que suponemos una lenta recuperación macro tras la COVID-19”.

Según JP Morgan, “hogar podría ser relevante también, ya que creemos que tiene el potencial de crecer mucho más rápido en los próximos años, replicando el éxito del negocio de automóviles.

CUOTAS DE MERCADO

Actualmente, Línea Directa tiene una cuota de mercado del 3% en el mercado español de seguros de hogar. Aunque sigue siendo relativamente pequeña, ha sido capaz de hacer crecer sus primas de seguros de hogar a un ritmo más rápido en comparación con el mercado español.

Por ejemplo, en los últimos 5 años, el crecimiento medio de las primas de LDA se sitúa en torno al 12% anual, en comparación con el 3-4% anual del mercado. En consecuencia, vemos una gran oportunidad para que LDA crezca en el negocio español de seguros de hogar y reproduzca el éxito que ha tenido en el seguro de automóviles.

En este punto,  en cuanto a las pérdidas del negocio de salud, señalan que “no hemos asumido ninguna mejora material de las pérdidas en el negocio de salud, ya que creemos que la dirección necesitaría invertir durante un poco más de tiempo antes de poder empezar a obtener beneficios”.

CRECIMIENTO ORGÁNICO

Linea Directa ha tenido un fuerte crecimiento orgánico, con un crecimiento de un dígito medio-alto a lo largo de los años y su base de clientes también ha crecido una media del 6-7% anual en los últimos 5, 10, 15 años y  aunque su cartera está ahora más diversificada, sigue siendo principalmente una aseguradora de automóvile. Así, el  84% de la contribución de primas procede los seguros de ámbito automovilístico, mientras que el, 14% viene de los seguros de hogar y el 2 % de los seguros de salud.

COMPETENCIA SUPERADA

Las primas totales de Línea Directa han crecido constantemente desde su creación en 1995. En los últimos 25 años, solo ha habido tres años en los que las primas totales del grupo han disminuido anualmente: entre 2011 y 2013, en torno a la crisis soberana europea. La LDA ha logrado un crecimiento de las primas en todos los demás años.

Aunque las primas se redujeron entre 2011 y 2013, número de clientes  de Línea Directa siguió creciendo durante ese periodo.

Línea Directa ha crecido más rápido que sus mayores pares españoles, es decir, Mutua Madrilena y Mapfre España, en el pasado. Por ejemplo, desde 2002, Mutua Madrileña ha crecido sus primas totales en un 115%, mientras que Línea Directa ha crecido sus primas en un 215%. Del mismo modo, desde 2008, Mapfre España ha crecido sus primas un 19%, mientras que Línea Directa ha crecido sus primas un 39%. En nuestra opinión, esto demuestra  claramente que Línea Directa ha sido capaz de superar a su competencia.


- Publicidad -