martes, 7 febrero 2023 2:17

Vuelven los 80′ al turismo: Benidorm resiste sin Imserso ni británicos

Benidorm recupera su esencia más genuina. El verano de 2021 desata el furor de los españoles por regresar a la oferta doméstica de sol y playa, esa que evoca a la infancia y que rescata la España ‘cañí’ de otro tiempo. Por contra, la pandemia deja sin Imserso (mayores) y sin británicos al destino benidormense. Pese a todo, las expectativas son buenas: “el turismo no solo es la principal industria de España, es la que mejor redistribuye la riqueza”, afirma el alcalde de Benidorm, Toni Pérez, en declaraciones a Merca2.

El verano en Benidorm será muy diferente a otros, pero bastante parecido al de 2020. “Tuvimos un verano que ya tuvo en marcado carácter nacional”, comenta Pérez. Y, aunque la tendencia marca que los españoles tienen unas ganas locas de irse de vacaciones, las encuestas de hoteleras y otros actores del sector confirman que en la mayoría de los casos los turistas se decantarán por destinos domésticos, para evitar salir del país.

Y la llegada de visitantes españoles es una buena noticia, como siempre, pero en esta ocasión a medias. “Nunca la demanda nacional podrá cubrir la internacional” recuerda el primer edil de Benidorm, “no olvidemos que España recibía 83 millones de viajeros extranjeros”.

Por suerte, “el turismo nacional modula sus vacaciones en momentos determinados, ese deseo de viajar está ahí, muy presente, y por eso va a haber muchísima demanda en todos los destinos”, afirma Pérez, al tiempo que matiza: “pero no somos tantos españoles” como para suplir la presencia de los viajeros internacionales.

Así las cosas, el destino más afamado de la provincia alicantina rescata aquellos años dorados en los que el municipio costero se convirtió en el top de los destinos vacacionales, que levantaba hoteles a ritmo de 50 y 30 edificios por década, en los sesenta y setenta respectivamente.

La ciudad y su oferta vacacional se moderniza, de forma que el innovador modelo de Destino Turístico Inteligente (DTI) que se consolida en Benidorm convivirá en los próximos meses con su versión española más tradicional. “Desde marzo del año pasado, con la llegada de la pandemia, se reactivó el plan estratégico para redirigir nuestro DTI a DTI más seguro”, asegura el alcalde.

Según la Asociación empresarial hotelera y turística de la Comunidad Valenciana (Hosbec), los hoteles de Benidorm han registrado un 50,6% de ocupación durante la semana del 7 al 13 de junio de 2021. El turismo nacional continúa siendo protagonista absoluto, con un 89,7% de las habitaciones ocupadas por españoles durante la semana.

Los hoteles han conseguido ocupar el 63,7% de las habitaciones durante el fin de semana pasado, siendo el 90,7% de las mismas ocupadas por turistas españoles, tal y como indica la patronal valenciana. La demanda sigue estancada y la oferta se incrementa poco a poco, puesto que esta semana se han producido nuevas aperturas de hoteles y ya hay un 58% de los establecimientos asociados a la patronal valenciana abiertos.

HOTELERAS, COMERCIOS Y TEJIDO PRODUCTIVO

“Fundamentalmente toda la oferta turística de España depende de la movilidad internacional y, evidentemente para toda España tiene un valor específico y muy importante el turismo británico”, admite el político local.

Precisamente por eso, para paliar la fuerte dependencia del visitante extranjero, Benidorm ha intensificado la captación en el ámbito nacional: “hemos mantenido muchísima actividad de promoción, de recordatorio, para permanecer en el imaginario, en el recuerdo de los españoles”, una línea de trabajo que “se ha visto acompañada de un grandísimo esfuerzo de toda la planta alojativa, un sector que viene de transitar 16 meses muy duros”, añade.

“La capacidad, la resiliencia y la fortaleza que ha manifestado el tejido productivo de Benidorm ha sido encomiable” señala Pérez. La crisis sanitaria ha afectado de forma desigual a los empresarios de Benidorm, por tanto tendrán también una salida desacompasada de la crisis, tal y como explica el alcalde.

En función del público objetivo de cada negocio, los dirigidos al turista español o de proximidad, y todos aquellos asociados al mercado nacional recibirán un impulso este verano, mientras que, en el lado contrario, se identifican segmentos de mínima apertura, muy vinculados a la actividad turística internacional.

Entre las diferentes modalidades que han registrado momentos dispares “el pequeño comercio no sólo ha vivido una desactivación, también ha habido sectores de importante actividad, como el consumo de lo local”. Si Benidorm cuenta con un censo de 70.000 habitantes, “en estos meses hemos oscilado entre los 120.000 y los 150.000 habitantes, de ahí la importancia del negocio de proximidad”.

“HEMOS ECHADO EN FALTA UN PLAN NACIONAL”

En relación al impacto económico, el primer edil se muestra muy satisfecho con la labor desempeñada desde el ámbito municipal, en un período de la trascendencia del vivido. “Donde ha habido un autónomo, una pyme o una empresa, en el caso de Benidorm, el Ayuntamiento ha estado ahí inyectando muchísimos recursos”, asegura.

Del 14 marzo de 2020 a la misma fecha de 2021, las ayudas se contabilizan en 14 M€. “Y Ahora hay líneas abiertas en plazo de resolución, en plazo de presentación, otras líneas de ayudas preparadas para salir”, porque, “no vamos a parar, porque las circunstancias son las que son y somos muy conscientes de ello”, asegura Pérez.

Y precisamente el carácter exclusivamente municipal de la principales ayudas a los empresarios motiva el duro reproche del representante local al Gobierno de España, porque estas ayudas “no son suficientes”. Como Alcalde, asume que “somos la administración más cercana, pero no tenemos las suficientes competencias, ha faltado un plan nacional para poner al turismo en el núcleo duro y activar un plan nacional de protección”.

Pérez insiste en que “el turismo es la principal industria de España y la que mejor redistribuye la riqueza”, tanto es así que, “la pandemia ha hecho aflorar esos más de tres millones de empleos indirectos y la presencia de miles y miles de empresas” en este sector.

LOS PEORES PRESAGIOS PARA EL IMSERSO

Nada se sabe todavía con certeza de los viajes para mayores del Imserso. “Los peores presagios se van a cumplir”, vaticina Pérez, “dada la escasa agilidad por parte del Gobierno”. De hecho, “ya podríamos disfrutar de esa modalidad o de otras, con incentivos para determinados colectivos, como los mayores vacunados”.

“El sector del turismo, con una industria muy concienciada, con destinos como Benidorm que se han aplicado a fondo en ello, y que han demostrado que la actividad turística se puede desarrollar con toda seguridad, con todas las normas y protocolos, necesitan ese impulso”.

A mayores, “hace falta también una vacuna emocional, recuperarnos en lo psicológico, porque lo necesitamos, y en este sentido el turismo es la vacuna”, apunta.

Y una prueba de ello es Benidorm: “cuando la Administración Estatal suspende los viajes de mayores, las asociaciones como Acumafu se movilizan y vienen a Benidorm con normalidad cientos de personas mayores, disfrutando ya de un Benidorm que a otros el Gobierno de España les está negando”, destaca Pérez.

Y ese incentivo aparece como más necesario que nunca porque se trata de estimular a un sector que se reactiva tras la peor crisis de su historia. Y todo en un verano en el que Benidorm se llenará de españoles, pero en el que siembre habrá hueco para sus habituales turistas británicos.


- Publicidad -