martes, 3 agosto 2021 12:04

La fusión entre Unicaja y Liberbank no supondrá una sangría de empleos

Los caminos de la burocracia a veces se hacen interminables, pero siempre tienen fin, aunque se tarde en alcanzar la meta. Unicaja y Liberbank están a la espera de que la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) se pronuncie sobre esta fusión y envíe un informe al Ministerio de Economía, que es quien en último lugar tiene que autorizar la operación. 

Esta fusión no va a tener unas implicaciones en materia de empleo que implique la salida de miles de trabajadores, como por ejemplo sí sucede con la de CaixaBank y Bankia.

Según fuentes sindicales serán unos 700 los trabajadores que podrían perder su empleo. La clave es si las salidas serán voluntarias.

ANÁLISIS DE LA CNMC

Según ha podido saber MERCA2, las entidades están muy tranquilas y seguras de que la autorización llegará en plazo. Se mantiene la previsión de que los resultados del segundo trimestre serán los primeros que presenten como una entidad fusionada, algo que ya avanzó tiempo atrás el director financiero de Unicaja, Pablo González Martín.

Los resultados del segundo trimestre se cierran el 30 de junio, pero si la autorización de Economía llega unos días más tarde no pasará nada, ya que no influirá de cara a que Unicaja y Liberbank puedan presentar los resultados conjuntamente, explican fuentes financieras a Merca2.

La clave es que cuando la CNMC pide más datos a las entidades el plazo de un mes para emitir el informe se paraliza. Esto es lo que pasó con la operación CaixaBank-Bankia y es lo que sucede con la de Unicaja y Liberbank.

EXPLICACIONES

Según las explicaciones que da la CNMC en su blog, en el marco de la evaluación puede pedir informes a quienes han solicitado la autorización y también puede hacer lo propio con supervisores y competidores.

Esta petición suele ser relativa a la confirmación de datos sobre oficinas, etcétera, indican fuentes del mercado. Estas solicitudes de la CNMC son muy habituales no solo en operaciones que afectan a la banca sino en todos  los sectores.

Al respecto, según ha sabido MERCA2, el pasado 30 de abril se presentó la solicitud a la CNMC y dado el tiempo transcurrido es obvio que en algún momento el plazo de un mes se ha parado. Cuando los informes solicitados Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia llegan, el contador se reanuda.

Fuentes oficiales de la CNMC indicaron a MERCA2 que “sobre los plazos no podemos comentarle nada, pero a veces, en medio del análisis, se paraliza cuando hay requerimientos de información a partes”. “En cuanto haya resolución, la haremos pública”, dijeron.

https://blog.cnmc.es/wp-content/uploads/2021/02/Proceso-completo.pdf

En este marco,  fuentes financieras señalan que “la fusión lleva un ritmo lógico” y las entidades mantienen la previsión de que se realice la inscripción en el Registro Mercantil en un periodo que va desde el final del primer semestre a principios del segundo semestre.

Economía no decidirá hasta que no tenga todos los informes de los supervisores, pero lo que estima el mercado es que la fusión jurídica será un hecho antes de que el sector financiero se vaya de vacaciones en agosto.

CAIXABANK

La decisión de la CNMC llegará dentro del plazo de un mes establecido y no tardará mucho más. Este organismo, a priori, no se eternizará a la hora de decidir sobre esta fusión. Esto sí le sucedió cuando tuvo que tomar una decisión sobre la absorción de Bankia por CaixaBank.

No obstante, esa operación era mucho más compleja, entre otras cosas por una cuestión cuantitativa, y por las cuotas de mercado que tenían ambas entidades que superaban en algunos casos el 20%. Estos porcentajes de cuotas no tienen nada que ver con los porcentajes de la unión entre Liberbank y Unicaja.

POSIBLE AJUSTE

Una vez que la fusión sea un hecho desde el punto de vista legal, lo que sucederá cuando se haga la inscripción el Registro Mercantil, llegará el siguiente paso: capturar las sinergias, es decir, todo aquello que les permitirá conseguir ahorros.

Este proceso incluye ajustes de oficinas y probablemente de empleos, si bien en las entidades tienen claro que la reestructuración se negociará con los sindicatos.

Fuentes sindicales presentes en Unicaja deslizaron en declaraciones  a MERCA2  que la previsión de 1.700 salidas que se publicó en algunos medios es exagerada. “Esta cifra sale de la comparación del posible proceso en Unicaja-Liberbank con el de CaixaBank-Bankia”. “Lo que han hecho es extrapolar el porcentaje de salidas allí sobre la plantilla aplicado a la plantilla generada por la fusión entre Unicaja y Liberbank”, indicaron.

Según estas fuentes, “en base a las duplicidades podrían salir algo más de 700 personas”. “El meollo del ajuste estará en los servicios centrales”, auguraron.

PRESIDENTE AZUAGA

Desde el ámbito sindical señalan que “si las bajas van a ser voluntarias, tal y como nos comunicó el presidente de Unicaja, Manuel Azuaga, el problema estará en las posibles medidas de movilidad geográfica (traslados) y en los posibles recortes económicos o de beneficios sociales”.

Les preocupa la cuestión de los traslados porque “en el último proceso que se hizo en Unicaja, que fue en 2019, el 60% de los traslados obligatorios acabaron en despidos”. “Esperamos que el presidente cumpla la palabra dada en relación con las salidas de trabajadores”, dijeron fuentes sindicales a MERCA2.


- Publicidad -