martes, 28 septiembre 2021 18:43

CaixaBank incluye el variable en las compensaciones por el ERE

La dirección de CaixaBank ha presentado a la representación legal de los trabajadores (RLT) una nueva propuesta de compensaciones para las salidas de empleados a raíz del proceso de reestructuración de la entidad. Ofrece mejores condiciones en las indemnizaciones, pero también mete en la ecuación las aportaciones a los planes de pensiones de que quienes dejen la empresa, algo que no aceptan los sindicatos.

La propuesta incrementa la cuantía de la oferta para todos los colectivos. «Cabe destacar también la creación de un nuevo esquema de compensación para los empleados entre 56 y 63 años, con posibilidad de elegir entre una base salarial de compensación más reducida que, sin embargo, mantendría las aportaciones de ahorro la entidad al plan de pensiones del empleado, o una base salarial mayor, pero sin incluir aportaciones de ahorro al plan de pensiones», señalan en el banco.

Para los empleados de 56 a 63 años la entidad ,además de elevarel porcentaje de la indemnización al 56%, propone que elijan entre el «cobro de renta mensual correspondiente al 56% del salario fijo y mantenimiento, por parte de la entidad, del 60% de las aportaciones de ahorro al plan de pensiones del empleado o el cobro de una renta mensual correspondiente al 56% del salario, incluyendo tanto remuneración fija como variable del año 2021 con tope de 10.000 euros, y sin aportaciones de ahorro de la entidad al plan de pensiones».

En cualquiera de las dos opciones, la entidad abonaría también el convenio con la Seguridad Social hasta que el empleado cumpliera los 63 años.

Los empleados de de 54 y 55 años, recibirían, hasta cumplir 61 o 62 años, una renta mensual correspondiente al 54% de su salario fijo, así como el 60% de las aportaciones de ahorro al plan de pensiones. También se mantendría el pago del convenio especial con la Seguridad Social hasta los 63 años.

Los de 52 y 53 años cobrarían una indemnización que se eleva a un pago único del 52% del salario fijo multiplicado por 6, mientras que para los trabajadores con menos de 52 años, «la compensación se mantiene en los 35 días por año de la oferta anterior, con tope de 24 mensualidades». Se incluyen primas por antigüedad (5.000 euros para quienes lleven más de 10 años en la entidad; 1.000 euros para quienes no alcancen los 10 años).

Hay muchos puntos en los que las posiciones del banco y las centrales están muy alejadas pero, en lo referido a las salidas, básicamente son cuatro: la voluntariedad del ajuste, el número de bajas del ajuste, la proporción de bajas en función de la edad y las condiciones económicas.  Cuestión aparte, aunque está dentro de la mesa laboral, es la homologación de la plantilla.

Hay algunos avances pero son leves. Antes de la cita de hoy, la dirección de CaixaBank había propuesto a la representación legal de los trabajadores (RLT) reducir el excedente de personal en 205 contratos, lo que situaría en 7.400 el número de salidas necesario para el proceso de reestructuración de la entidad.

En relación con esta propuesta, la presidenta del Sindicato de Empleados de CaixaBank (SECB), Begoña Peiró, declaró a la salida de la reunión que “ No vamos permitir que la empresa destroce nuestro Plan de Previsión para sufragar la totalidad de los costes del ERE.” “La propuesta continúa siendo insuficiente, sobre todo si va ligada a lapidar nuestro plan de previsión, y estamos replanteando de nuevo la huelga como medida de presión. No nos quedaremos de brazos cruzados mientras se pretenda continuar con el mismo objetivo de destrucción de empleo».


- Publicidad -