martes, 3 agosto 2021 11:36

La política de Biden beneficiará a empresas españolas como Telefónica y ACS

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden (Partido Demócrata) ha tomado una serie de decisiones políticas muy trascedentes para la economía de Estados Unidos y el resto del mundo. Estas cuestiones las analiza el economista y especialista en política estadounidense Jorge Díaz Cardiel en su libro ‘El Nuevo Deal de Biden-Harris: política económica para el siglo XXI y el liderazgo de EE UU’. 

LOS EFECTOS

En conversación con MERCA2, Díaz Cardiel, que es un profundo conocedor de la política de Estados Unidos y de la economía del país, ha asegurado que la política económica de la administración que encabeza Joe Biden “afectará positivamente a las empresas españolas”.

Según explica, en primer lugar, afectará a las compañías exportadoras por el aumento del comercio mundial y de EEUU con la Unión Europea. Las exportaciones son el 32% del PIB español y esté año habrá un saldo neto positivo del 0,2% en España.

En segundo lugar, considera que las empresas del sector de infraestructuras (Ferrovial, Abertis, ACS, OHL, Sacyr, FCC, etcétera) se beneficiarán del New Deal, que dedica 1,7 billones de dólares a infraestructuras.

Mientras, “el plan de digitalización y de hacer llegar banda ancha al entorno rural beneficiará a telecos españolas, como Telefónica y Cellnex Telecom, que son los dos únicos jugadores españoles en Estados Unidos”.

SECTOR FINANCIERO

En relación con el sector financiero, Díaz Cardiel viene a decir que Biden no tendrá mucho hacer porque Obama ya hizo los deberes cuando gobernó (2008-2016).

Biden no sabe de banca, es un político tradicional dedicado a la carrera política toda su vida” señala Díaz Cardiel. Agrega el economista que “lo que sí tiene Biden es a dos personas que saben del sector financiero: Jerome Powell (Reserva Federal) y Janet Yellen (secretaria del Tesoro)”.

Según Díaz Cardiel, “la reforma financiera ya la hizo el ex presidente Barack Obama en julio de 2010 cuando rescató a los bancos y aplicó la Ley Volcker (los bancos no debe utilizar los recursos de sus clientes para hacer banca de inversión)”. Volcker fue presidente de la Reserva Federal en los años 80 y asesor económico de Obama.

En cuantos a los cambios en política fiscal que Biden promueve a nivel mundial, Díaz Cardiel apunta que “las empresas españolas internacionales (Banco Santander, BBVA, Mapfre…) pagarán, al menos, el 15% en el Impuesto de Sociedades en los países en los que operan más allá de España, donde este impuesto es del 25%”.

PARAÍSOS FISCALES

En lo que tiene que ver con los paraísos fiscales, el mensaje de Díaz Cardiel es “pierdan toda esperanza” de que Biden se meta con esta cuestión tan espinosa. Biden no va a entrar ni a hablar de paraísos fiscales. De hecho, no ha cambiado -y no lo va a hacer”.

Este experto alude a la Trump, que bajaba el tipo impositivo al 10% a las multinacionales americanas que repatriaran beneficios a EEUU en lugar de dejarlos en sus filiales”. El augtor recuerda que “esto afecta al sector TIC y digital y a los grandes bancos (Morgan Stanley, Goldman Sachs, JP Morgan Chase, CitiGroup, etcétera, que operan a nivel internacional”. El economista desliza que Biden no tocará esta ley.

FMI

Jorge Díaz Cardiel también se refiere a cuestiones como las últimas previsiones económicas del Fondo Monetario Internacional (FMI), Banco Mundial, Banco Central Europeo y la OCDE. Estos análisis predicen que el programa de inversión pública impulsada por el presidente Joe Biden ( equivalente al 8,5% del PIB norteamericano) aumentará el crecimiento económico mundial en un 1,4% este año.

Es decir, la economía mundial se expandirá 5,8% este año (versus el 4,4% inicialmente estimado), gracias a los paquetes de estímulos económicos de la administración Biden-Harris. Estos paquetes, por importe de 3 billones de dólares, ya han generado 3 nuevos millones de puestos de trabajo en 2021, rebajando la tasa de paro al 5,8%, indica el experto.

“Una economía norteamericana boyante se traduce en un aumento de la demanda de bienes y servicios en el resto del mundo”, explica el autor en su libro.

Añade que “con el aumento del comercio global, el crecimiento económico mundial será 1,4% mayor al que se produciría si América no invirtiera en infraestructuras, conectividad, digitalización, energías limpias y un renovado impulso al comercio global y la competencia con China”.

SOCIOS COMERCIALES

En este contexto, Jorge Díaz cardiel señala que el mayor crecimiento económico de EE UU influirá positivamente en sus socios comerciales más cercanos (México, Canadá) y en las economías europeas y de Asia más orientadas a la exportación.

Para las economías más avanzadas, las implicaciones de un crecimiento más rápido de EEUU son, “casi enteramente positivas, incrementando exportaciones y la confianza que impulsa la inversión empresarial”, apunta.

Los modelos económicos de los cuatro organismos internacionales analizados en la obra de Jorge Díaz Cardiel concluyen que “si se cumplen las previsiones sobre el impacto positivo de los programas de estímulo económico de Joe Biden, entonces, la mayor fortaleza de la economía americana ayudará a empujar la recuperación económica mundial”.

II GUERRA MUNDIAL

Tas la Segunda Guerra Mundial, cuando EEUU asumió el liderazgo del mundo y exportó democracia y capitalismo, sacando a Europa y a Japón de la crisis.

Ahora, como entonces, cuando EEUU asume mayor protagonismo internacional tras el aislacionismo de Donald Trump, surge otra potencia que quiere disputar a E EUU el liderazgo mundial: en 1946 fue la Unión Soviética (URSS) y hoy es China. “China tiene la misma ideología comunista que la URSS, aunque utiliza el capitalismo de estado para competir con Estados Unidos”.

La competencia con China -que Biden va a acometer con fuerza buscando aliados en Europa, Canadá, Australia, Japón y Corea del Sur- incluye comercio global, manufactura, finanzas, tecnologías de la información, ciberseguridad y comercio electrónico.

En Estados Unidos, la previsión de crecimiento del PIB es cercana al 7%, en 2021. Las ayudas directas y fiscales a familias y pymes impulsan el crecimiento económico, la confianza y la mejora del mercado laboral, gracias, también, a la reapertura de la economía. El consumo sigue siendo el motor de la economía americana, hasta suponer dos tercios de su PIB (el 70%).

MÁS DATOS

Aunque en la Eurozona el PIB decreció en el primer trimestre de 2021, con el consumo y sector servicios deprimidos por los cierres y confinamientos, se espera que la demanda externa impulse la actividad manufacturera que beneficiará, especialmente, a Francia, Alemania e Italia, según Jorge Díaz Cardiel. Tras la temporada turística, se prevé que la actividad repunte en Europa y que el PIB alcance el 4,25% este año. Los Fondos de la Unión Europea deberían impulsar la inversión empresarial y el consumo privado, también en España.

China seguirá creciendo en 2021 (8,5% en PIB), gracias a la producción industrial y las exportaciones, estima el economista.

Gracias al empuje económico de Estados Unidos,  la economía mundial crecerá el 5,9%, mientras que los países del G20 lo harán un 6,3%. Los de la OCDE (países más industrializados y ricos del mundo): un 5,3% de media. EE UU crecerá un 6,9% y la zona euro un 4,3%, prevé Díaz Cardiel.


- Publicidad -