miércoles, 23 junio 2021 15:58

La reestructuración de Telefónica llega hasta Italia y Portugal para lanzar su negocio

Telefónica expande sus negocios hasta Italia y Portugal. La operadora que preside José María Álvarez-Pallete ha abierto dos nuevas sucursales de negocios en ambas regiones europeas para extender su red de negocios internacionales. En concreto, la nueva aventura de la operadora española se centrará en su negocio de grandes clientes que reestructuró a finales del año pasado bajo el nombre de Telefónica Global Solutions.

La marca se acuñó a mediados de octubre cuando la operadora informó que había reestructurado su negocio mayorista, incluido la filial Telefónica International Wholesale Services (TIWS), roaming y de clientes multinacionales. Telefónica explicó en ese momento que la nueva firma nacía con el propósito de facilitar la conexión global de las personas y las empresas en la nueva realidad que se está produciendo en el sector. Así, la nueva unidad nació como parte de la transformación y plan de acción de la compañía para aumentar sus capacidades y seguir dando soporte a socios y clientes.

En este nuevo escenario Telefónica ha creado dos firmas diferenciadas en Italia y Portugal para desarrollar dichos servicios, según recoge el boletín del Registro Mercantil publicado este pasado jueves 10 de junio. Así, en primer lugar, la operadora informa de que “se establece una sucursal en Italia” cuyo objeto será el de desarrollar el objeto social de su matriz. Además, señala que la nueva oficina estará situada en Milán en la zona de ‘North Park’ en la Via Senigallia.

LA EXTENSA RED DE TELEFÓNICA EN EL EXTRANJERO

Por su parte, en el caso portugués el objetivo de la nueva sucursal es el mismo que en el caso de la transalpina. En este caso, la dirección que ofrece la compañía es Quinta da Fonte en la Rua dos Malhóes, según confirma la propia compañía. Con ambos negocios, Telefónica mantiene su pulso comercial internacional en Europa que había iniciado ya hace años. Las nuevas sucursales buscarán dar a sus clientes una nueva oferta de servicios consistentes e integral, con el objetivo de ofrecer soluciones innovadores y globales para los clientes que mantiene en ambas regiones.

“Con Telefónica Global Solutions no sólo reforzamos el compromiso que tenemos con nuestros clientes, acompañándolos en su propia transformación, ofreciéndoles soluciones innovadoras y globales en todo el mundo, sino que además nos alineamos aún más con la misión del Grupo poniendo a las personas y las empresas en el centro de todo” señaló durante la presentación de la nueva firma Julio Beamonte, consejero delegado de Telefónica Global Solutions.

La nueva unidad presta servicios a más de 1.500 clientes globales, que incluyen 400 operadoras de todo el mundo, ventas directas en EE UU, y empresas multinacionales a las que ofrece servicio en más de 20.000 instalaciones en todo el mundo. A su vez, cuenta con una red de más de 100 socios estratégicos, con cerca de 400 acuerdos de roaming en 170 países. De igual forma, los más de 110 puntos de presencia (PoPs) aumentan la capilaridad de su red, transportando anualmente una media de más de 15.000 millones de minutos de voz y de 130 petabytes de transmisión itinerante de datos.

FUERTE REDUCCIÓN DE DEUDA EN JUNIO

La nueva reestructuración llega en un momento muy intenso para la firma española. Así, durante las últimas semanas ha ejecutado dos movimientos transcendentales de cara a su futuro. En primer lugar, la fusión con Liberty en Reino Unido le ha posibilitado ingresar más de 5.000 millones de euros que servirán para mitigar el volumen de deuda que mantiene. Además, de crear un gigante en el país cuya intención en unos años pasaría por sacarle a Bolsa para obtener más ingresos y reducir su apalancamiento.

Por otro lado, Telefónica cerró recientemente la venta de las torres de Telxius en Europa a American Tower por 6.200 millones de euros, según ha comunicado la operadora esta mañana a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Con el cierre de esta operación la ‘teleco’ española reducirá su deuda en 3.400 millones de euros.


- Publicidad -