viernes, 17 septiembre 2021 8:05

Santander vs. BBVA: batalla en España con invitado público

Santander y BBVA, los dos grandes bancos internacionales españoles, libran su disputas en terreno español de un modo muy diferente a como lo imaginaron en el inicio del presente siglo, cuando ambos experimentaron un gran crecimiento en España en la década de los 90. Entonces, como ahora, tenían un competidor de mucho nivel, CaixaBank, que ahora es el primer banco en España por activos y que tiene al Estado en su capital.

El negocio en España sigue siendo importante para BBVA y Santander, pero la manera de competir  ha cambiado mucho merced a la tecnología y al cambio de hábitos de los clientes. La competencia hace mucho que no solo se libra en las oficinas físicas, de hecho los usuarios cada vez operan menos en ellas, y sí en lo digital.

NEGOCIO

El negocio en España es más relevante para BBVA que para Santander, cuanto menos a la luz de lo que aportan a los beneficios. BBVA ganó en España 381 millones hasta marzo, lo que supone el 31% del total del grupo (1.210 millones), mientras que Santander tuvo un beneficio de 243 millones en España, lo que supone el 15,11% del total de 1.608 millones que ganó este banco en el primer trimestre de 2021. 

En 2020, el 10,17% de las ganancias del Santander procedieron de España (517 millones de euros del total de 5.081 millones), mientras que el negocio de España supuso el 46,43% de las ganancias de BBVA el año pasado 2020. Y es que el negocio en España supuso 606 millones de los 1.305 millones de euros que BBVA tuvo de beneficio el año pasado.

El contexto que afrontan es el de unos competidores que a su vez se tiene que medir a una entidad que ha ganado mucho tamaño y volumen: CaixaBank, que es la primera entidad financiera en España en cuanto a activos (621.254 millones de euros), seguida de BBVA (405.981 millones) y Santander (354.521 Millones).

En esta batalla, tanto BBVA como Santander y CaixaBank van a caminar en esta disputa con  menos oficinas y empleados, unos recortes que esperan no notar porque la fuerza de adquisición de productos se vuelca cada vez más a lo digital. La tendencia es que haya muchas menos oficinas pero que sean mucho más grandes y a su vez, y reforzar cada vez más la apuesta digital. Aquello de la complementareidad y la retroalimentación.

En este  punto, los tres tienen una dura batalla con las entidades nativas digitales y a su vez con la banca tradicional. Así, las cajas rurales luchan por conseguir los clientes que se sienten “abandonados” por sus entidades tradicionales de toda la vida

ESTRATEGIA

La fotografía de Santander es la de un banco que mantiene una aún tupida red de oficinas –a la que suma el acuerdo con Correos de cara a las zonas rurales- y  a su vez más de cinco millones de clientes digitales. Clientes que se conectan más de 22 veces al mes a la app y web del banco, lo que supone que el 64% de sus clientes activos son clientes digitales. La app del Santander en España pasando de 900.000 a 3,6 millones y aumenta la satisfacción de los clientes atendidos de modo digital.  

Santander sigue siendo en España un banco muy centrado en particulares, autónomos y empresas, donde han simplificado su propuesta de valor con Santander One, que es un modelo para particulares y empresas que Santander España lanzó el 5 de noviembre, basado en una cuenta única asociada a servicios esenciales con cero comisiones para los clientes vinculados y la posibilidad de contratar, si lo desean, planes de servicios de valor añadido personalizados bajo el modelo de suscripción.

Siguen siendo muy reconocible su apuesta por la banca privada y destaca la solidez de los resultados de Santander Corporate & Investment Banking (SCIB) rendimientos derivados de los negocios de banca corporativa global, banca de inversión y mercados en todo el mundo.

En toda la estrategia del banco están presentes los criterios ASG (ambientales sociales y de gobierno corporativo.

ONE

La idea del banco es ir a un catálogo de productos y de servicios que permitan que los clientes del Santander tengan una percepción muy parecida del banco en cualquier mercado donde estemos y poder avanzar hacia productos y servicios comunes.

En este punto, el banco apuesta fuerte por Santander ONE Europe, el modelo operativo pan-europeo que Santander creó a finales del año pasado. La entidad tiene productos comunes y estructuras de gestión regionales en España, Reino Unido, Portugal y Polonia y lo aprovecha para crear “una plataforma más sencilla y eficiente que ofrezca los mejores productos, y en la que la transformación digital sea uno de los principales ejes”.

CONSUMO

El segundo eje estratégico es la creación de un banco global de financiación al consumo nativo digital, con la integración de Santander Consumer Finance (SCF) y la plataforma de Openbank. La entidad es líder en Europa en el negocio de consumo, con presencia en 15 mercados: Alemania, Austria, Bélgica, Dinamarca, España, Finlandia, Francia, Italia, Noruega, Países Bajos, Polonia, Portugal, Reno Unido, Suecia y Suiza.

Tiene más de 20 millones de clientes y cuenta con una amplia red de acuerdos con 130.000 grupos de distribución minorista y concesionarios de automóviles y motos. Por su parte, Openbank, el primer banco español 100% digital, inició su expansión internacional el año pasado.

Para Banco Santander, ambos negocios presentan un amplio potencial de desarrollo. Esta operación permitirá poner a disposición de los clientes de SCF no sólo créditos al consumo sino la oferta comercial completa de servicios bancarios que ofrece Openbank, aprovechando además su plataforma tecnológica de última generación.

PAGOS

Por último, el negocio de pagos es el tercer foco de la estrategia de futuro de Banco Santander. Para competir con las grandes plataformas, el grupo integrará los negocios de pago más disruptivos en una compañía autónoma que se convertirá en una de las fintechs no cotizadas más grandes del mundo. Esta sociedad ofrecerá soluciones a los clientes de Santander en una primera etapa, y posteriormente a nuevos clientes y a otras compañías.

BBVA

Por su parte, BBVA tiene muy clara su apuesta y se aprecia en su web donde se puede leer “el banco digital del siglo XXI”.  

Su modo diferente de hacer banca es poner al alcance de todos las oportunidades de esta nueva era” y dentro de esto tienen muy en cuenta que “los clientes demandan propuestas de valor más digitales, sencillas y personalizadas, basadas en un mayor asesoramiento para tomar las mejores decisiones”.

En este sentido, BBVA quiere proporcionar la mejor experiencia de cliente, con procesos sencillos y automatizados, y manteniendo su enfoque en la gestión robusta de los riesgos y la asignación óptima de capital gracias a las nuevas tecnologías y la analítica de datos.

En este marco, la pandemia ha supuesto un acelerador de la digitalización en el Grupo BBVA. La adquisición de nuevos clientes a través de canales digitales ha crecido un 64% en el último año, mientras que a cierre del primer trimestre de 2021 las ventas digitales suponen ya un 69% del total en unidades vendidas. Asimismo, la operativa de los clientes a través de canales digitales se ha más que duplicado en dos años, mientras que la actividad a través de oficinas se ha reducido un 25% en el mismo periodo (un -50% en España).

CAPTACIONES

BBVA captó 275.000 nuevos clientes en España a través de canales digitales -web y móvil- entre enero y noviembre de este año, frente a los más de 135.000 que captó en 2019, lo que supone un incremento del 103%. Con este aumento, la entidad suma 700.000 clientes captados digitalmente desde 2015.

El 67% de los clientes que BBVA tiene en España son digitales y el 61% utilizan el móvil para relacionarse con el banco. Esto supone que la gran mayoría de los clientes de BBVA en nuestro país opta por la web o la ‘app’ para conectar con la entidad.

La pandemia ha impulsado la digitalización de clientes no familiarizados hasta ahora con el uso de estos canales. Desde marzo del año pasado, 780.000 clientes de BBVA en España que hasta ahora no utilizaban los canales digitales para relacionarse con el banco han comenzado a hacerlo.

La app de BBVA fue la más utilizada en 2020 cuanto a los bancos, pero veremos si mantiene ese lugar una vez que CaixaBank y Bankia son una sola entidad.

En este contexto, BBVA no descuida las oficinas y para evitar la exclusión financiera en las zonas rurales cuenta con agentes financieros. Según El Economista, ha habido una disminución del 80% de esta estructura en dos años, pasando de algo más de 2.200 personas a 610.

SOSTENIBLE

La apuesta sostenible  de BBVA  se aprecia por ejemplo en que movilizaron préstamos y bonos sostenibles mayoristas por un total de 11 mil millones de euros, lo que nos consolida como una de las entidades líderes en España y Europa.

BBVA ofrecerá tarjetas recicladas en todos los países donde opera antes de finalizar 2021, y en 2023 el banco ya no emitirá otro tipo de tarjetas. En España, a día de hoy, todas las nuevas tarjetas que BBVA emite son recicladas.

FUTURO

Hacer negocio es cada vez más complicado en España y ser rentable tampoco resulta sencillo. Una opción puede ser llevar a cabo una operación corporativa. Santander ha dejado claro que no está interesado en fusiones y está por ver si BBVA, cuyo intento de fusión con Sabadell no fructificó, se queda quieto o si aprovecha los 8.500 millones de euros en capital generados por la venta de su negocio en EE UU para ir de compras.


- Publicidad -