miércoles, 23 junio 2021 17:20

Más mujeres en los puestos de dirección de las aseguradoras

La actividad aseguradora genera unos 160.000 puestos de trabajo directos en España, de los que cerca de 50.000 corresponden a compañías de seguros. Las mujeres constituyen en la actualidad el 52% de la plantilla de las aseguradoras. Una proporción que previsiblemente irá en ascenso en los próximos años, pues ellas representaron el pasado año el 57% de las nuevas contrataciones, según el informe “Estamos Seguros 2020”, presentado por la presidenta de la patronal de las aseguradoras (UNESPA), Pilar González de Frutos.

TRABAJO POR HACER

Estamos Seguros es un plan divulgativo y de notoriedad que desarrolla UNESPA desde 2016. Su objetivo es acercar el seguro a la opinión pública, de tal forma que la ciudadanía conozca el papel que desempeña esta actividad en la sociedad.

En su última edición, este informe pone de relieve que, aunque las mujeres ya son mayoría en la plantilla, todavía queda trabajo por hacer en los puestos de decisión. Y es que la paridad plena todavía no ha llegado a los puestos de máxima responsabilidad (ellas son el 31% de los integrantes de los comités de dirección de las aseguradoras en España), pero sí se percibe un claro cambio de tendencia, según la número uno de UNESPA.

En este sentido, el estudio resalta que las mujeres ocupan la mayor parte de los puestos de dirección en varios departamentos (Cumplimiento, Recursos Humanos, Jurídico…). Igualmente, han copado las promociones a puestos de mando en 2020 en muchas áreas (Actuarial, Gestión de riesgos, Cumplimiento…).

La actividad aseguradora genera unos 160.000 puestos de trabajo directos en España, de los que cerca de 50.000 corresponden a compañías de seguros. El empleo que crean las aseguradoras es estable. Incluso en situaciones tan exigentes para las empresas como la experimentada a raíz de la pandemia de COVID-19. Además, el empleo en el sector asegurador está bien pagado. En concreto, es el octavo mejor retribuido de toda la economía española.

En materia de gobernanza, el seguro destaca por ser una industria que rinde cuentas periódicamente ante la sociedad. Por un lado, a través de la información que publica con carácter periódico (información estadística y contable, documentos de información no financiera…) y, por otra parte, a través de los compromisos que adquiere con sus clientes. Además, siete de cada 10 aseguradoras disponen de políticas de responsabilidad social corporativa

INVERSOR

El seguro también tiene un papel destacado como inversor institucional. Las aseguradoras y los
fondos de pensiones gestionan en España un patrimonio de 427.182 millones de euros. Esta industria tiene la capacidad de encauzar los recursos que le encomiendan sus clientes, así como su propio patrimonio, hacia inversiones sostenibles y con un impacto social beneficioso.

Las personas suelen encomendar ahorros al seguro con la vista puesta en el largo plazo. Asimismo, las aseguradoras tienen una vocación de tendencia a largo plazo en la gestión de sus recursos propios porque entre sus obligaciones figuran atender pagos dilatados en el tiempo.

Estas son algunas de las razones que llevan al sector a seguir una política de inversión prudente. Una política de inversión que se decanta por un crecimiento económico duradero y sostenible.
En la cartera de activos que adquieren las aseguradoras destacan, ante todo, los títulos de deuda, tanto pública como privada. Al actuar como un financiador de referencia de los Estados, el seguro contribuye al bienestar social y la protección de la ciudadanía. Entre tanto, en su faceta de comprador de deuda corporativa, favorece la creación de riqueza y empleo.

COHESIÓN

Por último, no hay que perder de vista la importancia del seguro como vertebrador del territorio y
elemento favorecedor de la cohesión social, económica y demográfica. La actividad aseguradora
contribuye a la inclusión financiera, pues hay un distribuidor de seguros en prácticamente todas las localidades de España. Además, las prestaciones que realiza el sector a través de todo tipo de
colaboradores y reparadores sirven para dinamizar la economía local. No en vano, el seguro es la
mayor plataforma de servicios que existe en la economía española.


- Publicidad -