viernes, 17 septiembre 2021 8:52

La nueva vida online de El Corte Inglés o por qué no parecerse a Amazon

Hace apenas unos días, El Corte Inglés hacía la presentación de resultados de 2020. Aunque la compañía española cerraba el anterior ejercicio con un Ebitda positivo, registra unas pérdidas netas antes de provisiones de 445 millones. Sin embargo, en el año de la pandemia, ECI ha conseguido cambiar su estrategia, poniendo el foco en la digitalización y la omnicanalidad. Estos pasos hace vislumbrar el futuro de la compañía.

Con el confinamiento y el cierre de las tiendas unido a las restricciones del turismo, muchas áreas comerciales de la compañía se han visto resentidas. Principalmente la de los viajes, comercio minorista y moda. Desde la compañía consideran que, al reducir la actividad social y el aumento del teletrabajo, el sector textil se ha visto muy mermado.

Por otro lado, el punto fuerte para El Corte Inglés ha sido la venta online, que incrementó un 132% respecto al año anterior. Es por ello que la empresa española ve que su futuro pasa por una remodelación importante de su estrategia online.

La apuesta de El Corte Inglés por el ecommerce es algo que viene de largo. En la anterior etapa, con Dimas Gimeno a la cabeza, la compañía potenció su apuesta en internet. Durante este periodo se modificó la imagen de la web a un diseño más limpio y se mejoró la usabilidad para una mejor experiencia del usuario. Además, se lanzó una app a finales de 2014 desde la cual el consumidor podía comprar o dejarse asesorar por un profesional.

Esta postura se ha visto reforzada desde que Marta Álvarez llegase a la presidencia de la compañía en 2019. Dando un paso más allá, y con el marco de la pandemia, El Corte Inglés reforzó su estrategia online con el lanzamiento de una nueva aplicación en la segunda mitad del pasado año y que cuenta ya más de un millón de usuarios.

En este nuevo programa, el cliente puede llegar a encontrar más de 30.000 productos que llegan a su domicilio en un plazo de dos horas. Cuenta con una home personalizada para recibir la información que más convenga al usuario, además de facilidades para la búsqueda de productos. Según los datos que hacían públicos la compañía, gracias a su app se han colocado en el pódium del comercio electrónico en áreas como moda, electrónica y deportes.

AMAZON NO ES UNA ALTERNATIVA A EL CORTE INGLÉS

Sobre plano, parece que El Corte Inglés busca asemejarse y convertirse en rival del gigante del ecommerce, Amazon. Pero nada más lejos de la realidad. Mientras que la empresa dirigida por Jeff Bezos reina en el mundo online, la que preside Marta Álvarez vive entre internet y la venta física, y debe fusionar ambas sinergias si quiere sacar el mejor partido de los dos espectros.

Mientras que El Corte Inglés cuenta con más de 2.000 tiendas en España, Amazon no tiene ni una treintena en todo el mundo. Esta es la principal diferencia entre ambos colosos comerciales. Si el grupo hispano vendiese buena parte de sus inmuebles solventaría muchos de sus problemas económicos, pero esto no es factible ya acabaría con su modelo de negocio.

No se puede olvidar al cliente al que se dirigen. El público objetivo de El Corte Inglés es un grupo perteneciente a una clase social media, de mediana edad, alejado del comercio de internet y que busca productos con una elevada calidad. En este aspecto, la compañía española tiene una marca muy sólida ligada a los productos gourmet. Quizás, uno de sus principales hándicaps es la imagen de precios altos. Sin embargo, lleva bastantes años luchando contra esta concepción clásica y ha rebajado mucho sus precios. Además, los turistas que visitan España también regentan sus centros comerciales por esa imagen de lujo y tradición que envuelve a la marca.

El Corte Inglés mira a su futuro sabiendo que es necesaria realizar una transformación de su modelo de negocio. Por un lado, no puede descuidar su servicio de tiendas, ya que el grueso de su público objetivo reside en él. Lo que desveló el grupo es que están analizando los datos y aquellos inmuebles situados en zonas donde el consumo ha variado hacia la compra online se convertirán en almacenes, tiendas oscuras o se alquilarán a terceros.

Por otro lado, sabe que su supervivencia pasa por el mundo online, donde ya está dando pasos para reforzarse en el ámbito de la compra omnicanal. Aún así debe crear una estrategia mucho más potente donde el objetivo sea rejuvenecer su target acercándose a las nuevas generaciones.


- Publicidad -