lunes, 21 junio 2021 8:23

Virgin Telco prende la competencia: aprieta al máximo con las llamadas comerciales

Virgin Telco fue una de las irrupciones del sector telecos en 2020. En mitad de la pandemia la marca del Grupo Euskaltel se atrevió a lanzarse al mercado. Un año después, y con 115.000 usuarios en cartera, parece innegable su buen hacer comercial. Aunque para ello está forzando la máquina del telemarketing y las promociones.

Luego vendrán los lamentos, porque lo harán. Por un lado sobre la imagen que tradicionalmente ha tenido el sector sobre las interminables llamadas desde sus call-center para robar clientes; y por otro, la continua erosión de los márgenes con la pelea comercial. Ambas acciones las está ejecutando a la perfección Virgin Telco.

Sobre la presión comercial a la competencia, cabe recordar que el operador puede estar -dentro de poco- en el radar del Grupo MásMóvil si la opa del operador amarrillo sobre el grupo vasco sale adelante. Y esto podría explicar dicha agresividad a la hora de captar usuarios. Las estrategias de futuro se miden en el presente.

La realidad es que Virgin Telco ha elevado su nivel de marketing telefónico desde hace semanas. Las muestras públicas sobre esta situación se ven a diario. Desde personas anónimas hasta el propio portavoz de Facua, Rubén Sánchez, han denunciado las incansables llamadas para cambiar de compañía.

Este medio también ha podido comprobar en clientes de otras compañías el importante volumen de llamadas que se realizan desde Virgin Telco. Tres en un día puede ser algo habitual. Con número de marcación fija.

VIRGIN TELCO A ENGORDAR

El crecimiento de Virgin Telco en el último año ha sido importante. Sus ofertas combinadas y el gran marketing que está haciendo tienen parte de culpa. El único “pero” sería la imagen negativa que está cosechando la compañía con las llamadas telefónicas. Algo que irá en aumento, sobre todo si la estrategia está saliendo bien.

El volumen de portabilidades (cuando se ejecuta un cambio se compañía) sigue muy activo. Durante 2019 se dieron muchos meses de récord. La gente ha perdido el miedo por completo a cambiar de operador. Además, en momentos de ajustes económicos, como el que se vive tras la pandemia provocada por el coronavirus, el factor precio vuelve a ser esencial.

Por si fuera poco, a este escenario se suma la consolidación del sector entre empresas. Esta cuestión implica diversos escenarios sobre los contratos mayoristas de red y los futuros movimientos a nivel corporativo. Es decir, que una llamada a las 16.00h de la tarde tiene tras de sí intrincados movimientos estratégicos de los operadores.

En este caso, Virgin Telco, con el acceso mayorista de Orange, pero que pronto pasará a manos de MásMóvil y utilizará la infraestructura de este operador, y que seguirá alquilando las redes de los naranjas allí donde no disponga de cobertura propia . Y eso influye a la hora de renegociar dichos accesos.

Así pues, durante los próximos meses, y sobre todo cuando llegue septiembre, las llamadas comerciales aumentarán. Y será por parte de todos los operadores, y en concreto de sus marcas de bajo coste como Lowi, Jazztel o desde el Grupo MásMóvil. Habrá ofertas para elegir.    


- Publicidad -