lunes, 21 junio 2021 4:50

Los neobancos activan el botón del pánico: cerrar o traspasar una cuenta en un par de minutos

La nueva normativa de pagos que llegó a España, tarde como siempre, se va a transformar en un reto para las entidades tradicionales. Así, la disposición PSD2, como se conoce desde su creación en 2016, confiere la capacidad de unificar las distintas cuentas bancarias que posee un cliente en una misma plataforma. Una ventaja a la hora de compartir datos que algunas firmas han sabido llevar al siguiente nivel. Así, las firmas tecnológicas están posibilitando cerrar o traspasar esas notas contables en un tiempo récord.

El experimento para muchas todavía está en fase de desarrollo, pero algunas ya han logrado dar con la tecla de manera eficaz. Una de ellas es EVO Banco. Así, el banco digital que pertenece a Bankinter presentó ayer mismo su nuevo producto para facilitar a sus clientes todas las gestiones asociadas al cambio de banco. Un servicio que para la entidad es el “más sencillo y ágil”. De hecho, es capaz de ejecutarlo en un par de minutos.

“El objetivo del banco es aumentar la relación con sus clientes y situarse como el banco principal para sus necesidades financieras”, explica EVO en relación con su nueva herramienta. Los resultados se verán próximamente, pero el botón del pánico ya está empezando a ser una realidad.

Aunque advierte de que el servicio recién creado era uno de los más demandados por nuestros clientes. El cliente no tiene que hacer nada, tan solo selecciona desde la App de EVO el banco o bancos donde tiene domiciliaciones, introduce las claves de ese banco, visualiza todas sus órdenes vigentes, y selecciona con un clic las que quiere traspasar a EVO.

LA BANCA OBLIGABA A ACUDIR A UNA OFICINA PARA CERRAR LA CUENTA

Para su desarrollo la entidad ha contado con la ayuda de la fintech Finleap Connect que lleva varios años trabajando en este campo. Se trata de un proceso innovador que facilita la cancelación de cuentas bancarias, así como la localización y traspaso automático de los distintos recibos, nóminas o transferencias de ingreso y pago que se encuentren domiciliadas en cualquier banco de España.

El desarrollo logra dar un paso definitivo en un sistema que muchas entidades demoran, y dificultan, para persuadir de su intención al cliente. De hecho, algunas entidades como Banco Santander o Caixabank obligan a los usuarios que quieren dar de baja su cuenta a acudir a una sucursal. Obviamente, esa es la única petición de dichas firmas para que acudan a sus oficinas. En el caso de BBVA ya permite hacerlo de manera online.

Los bancos, como Caixabank o Santander e incluso otros, se han sabido aprovechar de que no existe una normativa específica que establezca cómo debe ser el procedimiento para el cierre de cuentas bancarias. Cada entidad, por lo tanto, puede determinar sus propias normas en este sentido. Debido a ello, en el momento de cancelar su cuenta, el cliente debe “someterse a lo acordado en el contrato”, según explica el Portal del Cliente Bancario (PCB) del Banco de España.


- Publicidad -