martes, 15 junio 2021 5:43

Fondos, inmobiliarias y grupos se sanidad privados calientan la guerra por las residencias

En la actualidad hay pocas tendencias más evidentes como el incremento imparable del envejecimiento de la población española. Y, con ello, pocas apuestas son más seguras que los negocios que rodean a los más mayores. Para 2050, los mayores de 65 años supondrán un 37% de la población, pero no hace falta esperar tanto para sacarle rendimiento económico a esa realidad. De hecho, los fondos de inversión, las grandes firmas inmobiliarias y los grupos especializados en la sanidad privada ya pugnan por establecerse en el mercado.

En el caso del inmobiliario, por aquello de que requiere de más tiempo en su puesta en funcionamiento, más en concreto las residencias de mayores, es el mejor ejemplo. En concreto, en apenas una década y media en España se van a necesitar más de 200.000 nuevas plazas para afrontar ese envejecimiento de la población, según señala el informe de la consultora Colliers ‘European Healthcare – A Growth Market’. En estudio que destaca como “la fuerte demanda demográfica y la oferta limitada” son las dos grandes claves para el impulso del mercado de Senior Living europeo.

Así, uno de los puntos más calientes en los próximos años será la construcción y, todavía más importante, la gestión de futuras residencias en España. Así, el sector está adolecido de una falta de oferta y un exceso de demanda futura. El estudio de Colliers explica que la cobertura de camas en el país está “por debajo” de las recomendaciones de la OMS, por lo que el territorio español es una región “con fuertes perspectivas para el mercado de inversión”.

RESIDENCIAS CON UN FUERTE COMPONENTE TECNOLÓGICO

Pero el sector también tiene que reconvertirse, dado que se necesitarán de nuevas instalaciones muy específicas. “A medida que los baby boomers envejezcan y se conviertan en clientes de los productos destinados a los mayores, desearán instalaciones de vanguardia que se centren en la tecnología”, señala el director del departamento de estudios de Coliers, Damian Harrington. Aunque no será lo que conocemos, sino que ira a más. Especialmente, desde el punto de los cuidados y la prestación de atención médica.

“Las viviendas para personas mayores que tengan un espacio destinado a consultas médicas, presenciales y/o virtuales, con personal ampliamente cualificado, tendrán más probabilidades de atraer residentes que las instalaciones obsoletas que no incluyan estas facilites”, apunta Harrington. En este caso, la mezcla de uno y otro activo es importante. Pero también el desarrollo único del sector privado de salud, también de cuidados, parece imparable. “Esperamos una auténtica revolución en cuanto a nuevos modelos y activos destinados al cuidado de nuestros Mayores”, advierte el directivo de la consultora.

Por último, no solo se trata del envejecimiento de la población española, sino de la capacidad de atraer mayores de otras regiones de Europa. En especial, gracias a las especiales características, en clima o gastronomía, que ofrece el país. “España se sitúa en una posición privilegiada en el mercado futuro, fundamentalmente por su fuerte atractivo en cuanto a clima, estilo y calidad de vida y personal sanitario especializado, que le convierten en un país propicio para el desarrollo de nuevos modelos de atención, dirigidos tanto a la población nacional como a los Mayores extranjeros”, concluye Alberto Díez, ejecutivo de Colliers Spain.


- Publicidad -