lunes, 21 junio 2021 9:34

Naturgy, a la espera de Plan Estratégico para definir el futuro de su GNL

Naturgy ha sido esclava de las circunstancias durante el último año. Esta situación, que podría radiografiar el pensador español José Ortega y Gasset, ha dejado a la energética a merced de dichas circunstancias. Primero el covid, después la opa del fondo IFM; y entretanto la volatilidad en los precios del gas y el negocio del gas natural licuado (GNL). Punto que debe resolver para tranquilizar al mercado.

El problema en estos momentos es que la compañía que preside Francisco Reynés todavía no tiene horizonte para la presentación de su Plan Estratégico. Documento en el que dispondrá en negro sobre blanco la hoja de ruta de la compañía en el segmento del GNL. Y lo necesita.

Según explican fuentes del sector a MERCA2, renegociar los contratos a largo y medio plazo que tiene Naturgy en el negocio del GNL, sobre todo con Estados Unidos, supondría una fuerte revalorización de la compañía en el mercado. El motivo es que en estos momentos la demanda vuelve a resurgir con fuerza y eso provocará, de nuevo, movimientos en los precios.

Dicha incertidumbre en los costes del GNL a largo plazo genera por definición, explican dichas fuentes, que la intención de invertir en la compañía pueda variar. De ahí la importancia que tiene el próximo Plan Estratégico de Naturgy, para saber si los contratos a medio plazo se ejecutarán a largo plazo o si habrá nuevas renegociaciones como hubo el año pasado.

Además, hay otro frente abierto. Algún medio de comunicación especuló el año pasado con la posibilidad de que Naturgy pusiera a la venta el negocio de GNL. El objetivo era reducir costes y, a su vez, centrarse en otras líneas de negocio más ‘verdes’, tal y como demanda el mercado. En su momento, fuentes cercanas de la compañía aseguraron a MERCA2 que esto se trataba de ruido sectorial, más que una realidad.

LOS FRENTE DE NATURGY

Así, a la espera de cómo evolucionen los precios del gas y el negocio del GNL, Naturgy tiene dos frentes abiertos que confluyen en uno: la opa y su resolución; y cómo afecta al Plan Estratégico. Un escenario donde ha entrado, además, un nuevo invitado.

De hecho, se puede decir que existe una guerra abierta entre CriteriaCaixa y el fondo australiano en cuanto a la opa lanzada. Una batalla que, de nuevo, promete retrasar una vez más la presentación del esperado plan estratégico.

En concreto, el consejo de administración de CriteriaCaixa sorprendió a todos el pasado 18 de mayo cuando aprobó reforzar su posición en el capital social de la gasística española, en su última reunión. Dicho y hecho. Así, el holding empresarial notificó un aumento de su participación en Naturgy al pasar de 24,4% al 24,8% un día después. Pese a ello, IFM parece que no está dispuesto a rendirse hasta el punto de que a través de la prensa filtró que se afianza en su idea de comprar un paquete representativo de títulos de la firma española.

A todo esto, el Gobierno todavía tiene que decidir si permite la operación o no. Otra cosa, será como ejecutar la compra en caso de recibir el sí que no será nada fácil. IFM deberá acudir al mercado para captar ese 22,7% de los minoristas, dado que ni Criteria ni los otros dos grandes accionistas, los fondos CVC (junto a la familia March) y GIP, van a deshacer su posición. Por último, aunque los australianos consigan todo ello todavía quedaría que todos ellos juntasen sus posturas de cara a un plan a futuro. Al final, las incertidumbres empiezan a ser una verdadera carga para el futuro de la compañía y no parece que vayan a resolverse pronto.


- Publicidad -