lunes, 21 junio 2021 8:03

El taxi se queda fuera de las ayudas al transporte: “Marginados y en la indigencia”

Clamor de las principales organizaciones del taxi contra el Ministerio de Transportes, dirigido por José Luis Ábalos. El Gobierno ha dejado al sector fuera del reparto de los fondos europeos de recuperación. En total, el transporte recibirá el 9,4% de los 140.000 millones de euros a repartir entre 2021 y 2026.

El sector ha amenazado con movilizaciones masivas en toda España si no se adoptan medidas urgentes que eviten llevar a “la indigencia” a casi 100.000 familias. El montante para el sector del transporte será de 13.200 millones de euros, que se distribuirán mediante ayudas directas y créditos. Sin embargo, el Ejecutivo ha dejado fuera de este plan al sector del taxi, que se muestra ahora “desamparado”, según ha asegurado fuentes de Radio Taxi Aragón en declaraciones a MERCA2. Esta asociación empresarial pertenece a Antaxi, que engloba distintas asociaciones de Madrid, Barcelona, País Vasco, Navarra, Cantabria, La Rioja y parte de Extremadura, entre otras.

Se da la paradoja de que algunas Comunidades Autónomas sí han declarado al sector como un servicio esencial, motivo por el que los taxistas de País Vasco se encuentran vacunados. Sin embargo, otros gobiernos regionales han dado de lado al sector pese a ser un servicio público.

DESCONFIANZA DEL TAXI ANTE LAS PROMESAS DE GARCÍA-CANO

Este plan ha sido presentado por el nuevo director de Transportes, Jaime Moreno García-Cano ante el Comité Nacional del Transporte por Carretera en el Departamento de Viajeros. Los 13.200 millones se repartirán entre empresas públicas y privadas con el objetivo de mejorar las infraestructuras y reducir la contaminación, dejando de lado a los profesionales y empresas dedicadas directamente al transporte de pasajeros.

En ninguna de las partidas del plan se menciona al taxi o a los taxistas, que han sufrido las consecuencias de la drástica crisis sanitaria, como el resto de sectores ligados al turismo, debido a la práctica ausencia de movimientos en los aeropuertos y estaciones de AVE, así como el teletrabajo, que ha hecho descender también el uso de estos servicios.

Fuentes del sector muestran su “hartazgo” ante la “gran cantidad de promesas” realizadas por los políticos. “No hay nada concreto“, han apuntado algunos de los miembros de estas asociaciones consultados por MERCA2. De momento, sólo han arrancado el compromiso de Moreno García-Cano para estudiar las peticiones de los taxistas, pero sin concretar detalle alguno.

DE NUEVO, LAS VTC SON EL PRINCIPAL OBJETIVO DEL TAXI

El sector achaca su mal momento también a la “competencia desleal de las VTC“, que, según aseguran, realizan “incumplimientos reiterados” de la normativa. Además, también señalan a la Administración por su tardanza en el registro electrónico y por no endurecer las sanciones a los vehículos de alquiler con conductor. Según han asegurado desde Antaxi, “si el sector no estuviera sufriendo la competencia desleal de las VTC saldría sin mayores problemas de esta crisis”.

Los taxistas, además, se enfrentan a una situación complicada debido a que dentro de un año y medio se termina la moratoria que prohíbe circular a los vehículos con más de 10 años de antigüedad. Sin soluciones urgentes, afirman, la actual crisis que registra el sector mandará “a la indigencia a cerca de 100.000 familias“. Además, han pronunciado su amenaza en caso de quedarse totalmente fuera del plan de los fondos europeos. “Esto desembocará sin remedio en nuevos conflictos en la calle, trasladándose a toda España lo que ha pasado la pasada semana en Barcelona”, han asegurado.

Una de las asociaciones más beligerantes de este sector, Élite Taxi, no se ha conformado con las promesas del nuevo director de Transportes. A su juicio, este compromiso está cargado únicamente con voluntad y desconfían de la falta de concreción y detalles para echar un cable a un sector “asaltado y marginado por completo”.

MOVILIZACIONES COMO EN BARCELONA

A juicio de este sindicato, mayoritario en Barcelona tras siete años de movilización, las ayudas económicas se repartirán entre otras empresas privadas y públicas en vez de al sector. Un hecho que califican de “grave atraco y premeditado“.

Según los datos, el taxi representa al 15% del transporte estatal, pero en el plan de Transportes no contempla ni una sola de las partidas. En este sentido, los números, al menos por su peso en el sector, equivaldrían a unos 5.600 euros anuales por licencia, es decir, más de 28.000 euros en los próximos cinco años. Según las cifras, hay un total de unos 70.000 taxis en España, del que dependen cerca de 100.000 familias al contar propietarios y asalariados.

Las advertencias de Élite Taxi, como suelen ser habituales, no se quedan en la palabra. Y es que, estudian incluso recurrir a la justicia si se materializa el plan inicialmente previsto al considerarlo “un atropello de dimensiones incalculables”.

Así, afirman que el sector está “marginado” si se queda fuera de las ayudas, un montante que recibirán de más “empresas del transporte estatal”. “Habrá sido necesario haber robado con el guante blanco, una partida de ayudas donde el sector del taxi está tan legítimamente representado como ignorado”, ha asegurado el sindicato.

La distribución de estos fondos europeos no es el único frente abierto entre el taxi y el Gobierno. La prórroga de la prestación extraordinaria por cese de actividad compatible con el trabajo por cuenta propia es otro escollo que se discute en el Ministerio de Seguridad Social, con José Luis Escrivá a la cabeza.

EL FRENTE POR LAS AYUDAS A LOS AUTÓNOMOS

El debate se tendrá que cerrar este jueves, cuando el Gobierno ha convocado un Consejo de Ministros extraordinario para dar continuidad a los ERTE y a las ayudas a los autónomos. Si finalmente no hay acuerdo, el próximo 31 de mayo se agotarán las ayudas.

El sector aún trata de recuperarse del varapalo de esta crisis. A pesar del fin del estado de alarma, las largas colas en aeropuertos y estaciones de AVE son la tónica, así como la tradicional luz vede en el techo de los automóviles.

El sector había pedido incluso la retirada de licencias por parte de los Ayuntamientos ante la caída drástica de la facturación, hasta un 90% en el peor de los momentos. La caída, tras el fin de las restricciones de movilidad, continúa siendo de entre el 70% y el 80% de media respecto a las cifras normales, una situación dramática para miles de estos autónomos que sobreviven gracias precisamente a estas ayudas directas.


- Publicidad -