viernes, 27 mayo 2022 21:45

La banca disparó sus beneficios tras recaudar 2.200 M€ en comisiones solo en España

Los tres primeros meses de 2021 fueron tremendamente complicados para la economía española. El temprano y contundente impacto de la tercera ola obligó a restringir la movilidad, lo que cercenó la actividad empresarial y devolvió a muchos trabajadores a los ERTE. Incluso, algunos de ellos, vieron como entraban en algún ajuste de plantilla. Pese a todo, la gran banca del país logró mantener estables sus ingresos y disparar sus beneficios. Un éxito que se sostuvo, en parte, gracias a la buena evolución de las comisiones con las que ingresaron 2.200 millones.

Una cantidad recaudada íntegramente en España, en el caso de Banco Santander o BBVA la cifra con sus otros mercados es más alta, y que resalta, en especial, aquellas partidas que se decidieron subir. De hecho, ha sido gracias a las nuevas políticas de vinculación impuestas a sus clientes las que han permitido mantener ese balance positivo.

Así, el caso más evidente es el de BBVA. La entidad que preside Carlos Torres registró un fuerte aumento de los cobros por sus servicios en España al alcanzar los 507 millones frente a los 469 millones de hace un año. Aunque no solo es el incremento superior al 8%, sino que la cifra obtenida es una de las más altas registradas por la firma bilbaína en ese mismo periodo.

La clave ha estado en la hábil estrategia del grupo para atraer clientes. Así, a finales de 2020 lanzó una nueva política de comisiones que implicaba el pago de hasta 100 euros para aquellos usuarios no vinculados. Una cifra alta, pero por debajo de sus rivales, lo que le dio cierto poder de atracción. De ellos, algunos han cumplido las condiciones para quedarse como contratar servicios de inversión profesionales, a través de fondos, o de alguno de los seguros que mantiene en catálogo.

LA BANCA DISPARA LOS INGRESOS POR LA GESTIÓN DE PATRIMONIOS

Ahora, el banco vasco ha dado un paso más de cara a afianzar ese crecimiento de las comisiones al volver a retocar las condiciones. Así, el 15 de junio todos aquellos clientes que no cumplan las nuevas exigencias tendrán que abonar una cuota anual que puede llegar hasta los 160 euros. Unas condiciones que vuelven a ser, de nuevo, la contratación de ciertos servicios que, a su vez, también suponen ingresos por comisiones para la firma financiera. Así, BBVA advirtió de que una de ellas es «tener más de 25.000 euros en productos como fondos de inversión o planes de pensiones».

El incremento de los cobros por la gestión de activos se ha convertido en un elemento esencial para los bancos españoles. Así, por ejemplo, Caixabank lanzó hasta un 10,5% los ingresos por las comisiones cobradas en ‘Productos de Ahorro’, lo que supuso el incremento (en volumen) más fuerte que registró en el primer trimestre de 2021 al pasar de 229 a 253 millones. En el caso porcentual, el mayor incremento para la firma catalana fue en relación con la comercialización de seguros, dado que era una de las condiciones establecidas en su nueva política vigente de vinculación para sus clientes.

En el caso de Banco Santander, el aumento de los cobros por sus servicios de valores y custodia creció hasta un 10,7% también. Aunque la entidad que preside Ana Botín no desglosó la información a nivel de España. Bankinter, por su parte, también elevó notablemente la recaudación por su ‘Servicio de Valores’ dentro de su área de comercialización de servicios no bancarios. La entidad naranja es otra de las que se anotaron un fuerte incremento en el cobro total de comisiones, del 5,6%, respecto a las cifras cosechadas hace un año.

LAS COMISIONES COMO PILAR DURANTE LA PANDEMIA

Banco Sabadell también supo sacar rédito de la nueva política impuesta a sus clientes para aumentar los cobros por comisiones en algunas áreas claves. En particular, en tres de ellas: cuentas a la vista, órdenes de pago y tarjetas. Así, el aumento de la primera ha sido del 8,2%, en el caso de la segunda del 17% y los ingresos que ha dejado la actividad de la tercera han sido un 15,2% superior. Pese a ello, la entidad catalana no logró alcanzar la cifra de hace un año, debido a que en el primer trimestre de 2020 entró en vigor su nueva política de vinculación con los clientes.

La entidad que preside Josep Oliu se unió así a Banco Santander como las dos únicas firmas bancarias españolas, entre las grandes, que no aumentaron sus ingresos por comisiones. Aun así, los incrementos de los últimos años han consolidado a dicha partida como uno de los grandes pilares para el margen bruto de los bancos españoles. De hecho, los 2.197 millones que sumaron en el primer trimestre de 2021 suponen casi un 55% de lo ingresado por intereses, su gran recurso, lo que consolida la tendencia iniciada ya años anteriores.      


- Publicidad -