martes, 15 junio 2021 5:49

Ercros inicia la firma de PPAs: sin ahorro, pero una “mejor planificación productiva”

La química Ercros ha iniciado la firma de contratos de compraventa de electricidad a largo plazo (PPA). Es el primer paso para poder cumplir los requisitos legislativos del nuevo Estatuto de Consumidores Electrointensivos.

La compañía presidida por Antonio Zabalza ha firmado su primer PPA con Naturgy, que suministrará la energía de origen renovable a las plantas de Almussafes (Valencia) y Sabiñánigo (Huesca).

Ambas plantas pagarán un coste fijo por la electricidad durante un largo periodo de tiempo, sin que se haya concretado la temporalidad del mismo. No será el único acuerdo. La química espera nuevos pactos y actuaciones para tratar de controlar los costes de suministro y poder encarar mejor sus propios presupuestos.

EL ACUERDO NO INFLUYE EN EL RITMO DE PRODUCCIÓN

El máximo ejecutivo de la empresa industrial indicó hace unos meses que los PPAs no estaban integrados en su hoja de ruta, pero dejaba la puerta abierta para hacerlo lo antes posible. Ercros considera que ahora es el momento de hacerlo. “Es parte del plan de descarbonización de la actividad“, han afirmado fuentes de la compañía a preguntas de MERCA2. El acuerdo de largo plazo “no tienen por qué influir en los ritmos de producción“, han indicado.

La firma de este acuerdo no produciráahorro energético” alguno para la entidad industrial, al tratarse de la misma energía, aunque se de origen renovable. Ercros dispondrá “de una parte del suministro eléctrico de origen renovable, a un precio predecible y estable”.

MEJOR PREVISIÓN DE COSTES

De esta forma, se permite “una mejor previsión de uno de los principales insumos”, según profundizan las mismas fuentes a este medio. De esta forma, la empresa tendrá una “mejor planificación comercial a largo plazo y, por ende, una mejor planificación productiva”.

Los consumidores electrointensivos en España pagan un alto coste por la energía eléctrica en comparación con Alemania y Francia. De esta forma, este insumo presenta una desventaja competitiva para la fabricación de productos en los que el peso de la energía eléctrica es relevante. En particular, Ercros considera que la diferencia se está agravando por la menor compensación por CO2 indirecto que está recibiendo las empresas industriales españolas.

LA ELECTRICIDAD, LA DESVENTAJA COMPETITIVA PARA ESPAÑA

“Esperemos, no obstante, que las nuevas iniciativas legislativas ayuden a paliar esta desventaja competitiva y, con ello, fomenten la producción industrial nacional y eviten la potencial deslocalización de este tipo de empresas“, han puntualizado las mismas fuentes respecto al elevado coste que supone la electricidad y la insatisfacción que se ha generado en la industria para tratar de competir con el resto de empresas europeas.

Hasta ahora, Ercros ha hecho frente al encarecimiento progresivo del coste de la electricidad con una disminución del consumo derivado de la implantación de la tecnología de membrana en las plantas electrolíticas. Este tipo de plantas suponen un incremento de la eficiencia importante, hasta del 30%, junto con otras mejoras en el proceso de producción de polioles.

El objetivo desde hace años ya no sólo de Ercros sino de toda la industria es la reducción del coste de uno de los principales gastos, así como asegurar que su procedencia sea de origen renovable. Desde 2018, la empresa de Zabalza ha explorado el camino de los contratos de compraventa a largo plazo. Es ahora, con la vigencia del nuevo Estatuto electrointensivo, cuando se ha adoptado esta decisión.

EL AVAL DEL ESTADO Y LOS REQUISITOS QUE CUMPLE ERCROS

La nueva legislación ya cuenta con la luz verde de la Unión Europea y las industrias tienen que firmar un PPA si pretenden beneficiarse de cualquier mecanismo de compensación estipulado. Así, el acuerdo entre Ercros y Naturgy no será por menos de cinco años, y supone como mínimo el 10% del consumo de la instalación electrointensiva.

Entre los puntos más importantes del real decreto de los PPA destaca que es el Estado quien se hará cargo de cubrir los riesgos de insolvencia del consumidor electrointensivo. Es decir, el propio Reino de España avalará estos contratos, cuyas garantías correrán a cuenta del Fondo de Reserva para Garantías de Entidades Electrointensivas (FERGEI) y gestionado la Compañía Española de Seguros de Crédito a la Exportación.

UN FONDO DOTADO CON 600 MILLONES

Este fondo estará dotado con un mínimo de 200 millones de euros anuales, para cubrir como máximo 600 millones de inversión en tres años. Se estima en más de seiscientos el número de beneficiarios potenciales, según los cálculos del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, dirigido por Reyes Maroto. Además, el 80% de los consumidores electrointensivos podría firmar contratos de este tipo por diez años.

Este instrumento está integrado en el Estatuto del Consumidor Electrointensivo, que se encuentra en la última fase de tramitación, y se aprobará en las próximas semanas. La medida es una ayuda a la gran industria a rebajar su factura energética alcanzando un precio estable, y a hacerla más competitiva con respecto a sus homólogos europeos. Y es que, mientras no se implante con fuerza, las empresas continuarán con los procesos de deslocalización, agravando así la desindustrialización de España.


- Publicidad -