lunes, 21 junio 2021 5:17

Ya puedes olvidarte de la gestión de tus activos energéticos y ganar liquidez

Igual que una empresa paga una cuota o fee por su flota de vehículos corporativos, la oportunidad de hacer lo mismo con sus activos energéticos ayudaría a liberar activos y a obtener financiación, en un momento especialmente sensible para la liquidez de los negocios. Ahora ya puedes dejar la gestión del día a día de los activos energéticos en manos de un experto, pagando solo por su uso con una cuota mensual, fija o variable, en función de lo que consumas.

Se trataría de tener un partner energético solvente que gestionase la compra a la empresa de la instalación por ejemplo, fotovoltaica o de climatización, e identificara posibles acondicionamientos, invirtiera en ellos, ofreciera la prestación de servicios (operación, mantenimiento, monitorización, seguimiento de los ahorros e identificación de posibles mejoras de la instalación existente) y, a su vez, aliviara su carga financiera actual.

Muchas de las empresas que han realizado inversiones en activos buscando el uso eficiente de su energía, ahora se encuentran en una situación donde la competitividad es un factor clave para la sostenibilidad de sus negocios. En este contexto, la externalización en la gestión de sus activos puede ser una palanca de liquidez que les permita centrar sus esfuerzos en el crecimiento de su negocio.

Y no, no se trata de un supuesto hipotético, hablamos de un modelo singular de negocio que ya está a disposición de las empresas. Se trata de la novedosa propuesta con la que Endesa X sigue apostando por sus clientes, con la que gestiona la inversión en su negocio pero sin ser una entidad financiera y ofreciendo un plan para afrontar los nuevos desafíos postcovid.

Las empresas pueden disponer de liquidez inmediata, con la tranquilidad de ir de la mano de una compañía sólida

De esta forma, el integrador energético gestiona la adquisición del activo del cliente, presta los servicios necesarios para una operación eficiente de la instalación y propone potenciales mejoras de ahorro y eficiencia energética. Además, incorpora un sistema de monitorización que permite analizar el comportamiento energético de sus instalaciones y evaluar los ahorros esperados.

En este sentido, el empresario dispondría de un interlocutor único en materia energética en cuanto a operación, mantenimiento, monitorización, seguimiento de los ahorros e identificación de posibles mejoras de la instalación existente durante la vida del contrato.

Por su parte, el cliente abona las cuotas mensuales acordadas a lo largo del contrato y, una vez finalizado, el cliente podrá volver a ser el propietario de la instalación mediante el abono de una cantidad económica previamente pactada en el acuerdo entre las partes.

De esta forma, las empresas pueden disponer de liquidez inmediata, con la tranquilidad de ir de la mano de una compañía sólida y especializada como es Endesa, a través de su filial Endesa X, y olvidarse de la gestión energética, dejándola en manos de expertos, pagando por su uso.

La propuesta está orientada a instalaciones de solar fotovoltaica de autoconsumo, climatización e instalaciones térmicas; instalaciones eléctricas, gas, cogeneraciones y calderas, principalmente. Este modelo va a dar respuesta a las necesidades de muchas compañías que optan por una estrategia de externalización de servicios.

“Siempre hemos apostado por nuestros clientes y, en este momento, intentamos dar solución a sus necesidades”, explican desde la compañía. “De la misma manera que muchas empresas optan por no adquirir su flota de vehículos, les ofrecemos seguir con la misma estrategia con su instalación de clima, de gas, cogeneradores o fotovoltaica”, de forma que “le gestionamos la compra del activo dándole la tranquilidad de tener detrás un experto como es Endesa X gestionado el activo”.

“Hay empresas que buscan una gestión alternativa de sus activos y disponer de mayores recursos económicos para poder crecer”, en ese sentido, “con nuestro modelo, las empresas obtienen más liquidez para hacer esas inversiones que hayan podido salir de sus presupuestos inicialmente planteados”, afirman desde Endesa X.

TODO EN UNO

En Endesa X destacan las ventajas que tiene este modelo de negocio respecto a sus competidores. “Desde Endesa X ofrecemos un servicio ‘todo en uno’ en el que nuestros clientes se pueden beneficiar de una fuente adicional de liquidez, con la tranquilidad de poner su activo en manos de expertos”, dicen desde la compañía.

Clientes como hoteles, hospitales o centros comerciales se pueden beneficiar de este modelo, así como otros sectores como la industria y los servicios. En la actualidad, Endesa cuenta con unos 8.000 mantenimientos en infraestructura energética, más de 50 millones invertidos en clientes y unos 250 proyectos en explotación.

MEDIR PARA CONOCER Y AHORRAR

Uno de los objetivos de Endesa X es ayudar a las empresas a digitalizarse, ahorrar y ser más eficientes. Para tener un mayor conocimiento sobre el gasto energético y saber cómo rentabilizarlo del mejor modo posible existen herramientas como el Servicio de Gestión Energética (SGE) de Endesa X.

SGE es un servicio de monitorización de energía que permite visualizar los consumos de una empresa en tiempo real -detectando anomalías sobrecostes o desviaciones-, estudiar sus causas y, con esa información, diseñar las medidas necesarias para su resolución, lo que se puede traducir en un ahorro directo.

Y si se quiere ir un paso más allá y actuar, por ejemplo, sobre los sistemas de climatización, Endesa X ofrece otro servicio: Comfort Management. Con este servicio, gracias a técnicas de Machine Learning y algoritmos de Inteligencia Artificial (AI), Endesa X optimiza el consumo de sus sistemas de climatización manteniendo los niveles de confort, todo ello mediante una gestión inteligente de sus sistemas, adaptando su funcionamiento según la ocupación, climatología e inercia térmica del edificio.

Además de generar ahorros, este servicio mejora la calidad del aire, tan importante en situaciones como la que actualmente vivimos en el Covid, gracias a la gestión dinámica de los sistemas de ventilación que adaptan su funcionamiento según la ocupación del edificio.


- Publicidad -