martes, 15 junio 2021 5:24

Iberdrola coge sitio en el negocio de las motos eléctricas ante la gran competencia

Las grandes eléctricas tienen un futuro inminente lleno de trabajo. Al margen de su negocio ‘core’ -producir y vender electricidad-, la movilidad sostenible cuenta con ellos como actor principal. Un ejemplo ha sido la última entrada de Iberdrola en el negocio de las motos eléctricas.

La compañía dirigida por Ignacio Sánchez Galán se ha aliado con Cooltra e Inetum para entrar en el negocio de recarga de motos eléctricas, a través del despliegue por las ciudades donde operan de bancos de recarga inteligente capaces de albergar 20 cargadores cada uno y baterías de motos multimarca, informaron las compañías.

No se trata de algo casual. Más bien se sitúa dentro de la estrategia de movilidad que Iberdrola lleva agitando desde hace meses y que ya se ha visto reflejada en la inversión relacionada con los puntos de recarga para vehículos eléctricos. Además, se trata de una carrera en la que han entrado las grandes eléctricas. Alcanzar acuerdos ventajosos en estos momentos será clave cuando lleguen los despliegues masivos de redes y todo tipo de puntos de recarga.

Las tres empresas han inaugurado este lunes el primer proyecto piloto de recarga en la sede de Inetum en Madrid. Al acto han acudido el delegado del área de gobierno de Medio Ambiente y Movilidad del Ayuntamiento de Madrid, Francisco de Borja Carabante; la directora global de Smart Mobility de Iberdrola, Raquel Blanco; el consejero delegado de Cooltra, Timo Buetefisch, y el director de Energía, Utilities e Industria de Inetum, Francisco Javier Martínez.

Los bancos de recarga se han puesto a disposición de Cooltra, que cuenta con una flota de más de 7.500 motos eléctricas compartidas en toda Europa, de las cuales 3.500 están en España.

Así, el proyecto permite optimizar y automatizar el proceso de recarga de su flota, ya que los bancos estarán ubicados en sitios públicos como centros comerciales, parkings o hubs de movilidad -como es el caso de los tres primeros-, cercanos a las zonas de uso.

En concreto, los primeros bancos de carga serán operados en exclusiva por Cooltra, pero su diseño contempla que puedan ser compartidos por varios operadores y usuarios de motos eléctricas.

Los bancos inteligentes están automatizados, asegurando un servicio 24 horas, siete días de la semana, y permitiendo una mejora continua del servicio con la aplicación del big data y la inteligencia artificial.

IBERDROLA DA UN NUEVO PASO

La directora global de Smart Mobility de Iberdrola, Raquel Blanco, destacó que con esta iniciativa el grupo da “un paso más” en su estrategia de movilidad sostenible de la mano de operadores de motos eléctricas compartidas, constatando la necesidad de “seguir innovando con los agentes implicados para impulsar una movilidad sin emisiones que contribuya a mejorar la calidad del aire de nuestras ciudades”.

Por su parte, el consejero delegado de Cooltra, Timo Buetefisch, afirmó que este proyecto permitirá “mejorar el proceso de intercambio de baterías y optimizar significativamente los costes de explotación del servicio de ‘motosharing'”, a la vez que se mejora “la experiencia del cliente”.

“Este proyecto está hecho a medida de las necesidades planteadas por Iberdrola, con el diseño de hardware adecuado y desarrollo de software necesario para conseguir este banco de carga de baterías multimarca innovador e inteligente”, añadió el director de Energía, Utilities e Industria de Inetum, Francisco Javier Martínez Ovejero.


- Publicidad -