jueves, 24 junio 2021 23:47

ING España pierde 40.000 clientes por su nueva política de comisiones

El pasado mes de noviembre ING España anunció a sus clientes que desde el 1 de abril de 2021 pagarán comisiones si no cumplen con alguna de las condiciones establecidas. ING ha dejado de ser “el banco sin comisiones” y el efecto se ha dejado notar: ha perdido 40.000 usuarios en el primer trimestre del año en comparación con el cuarto trimestre del año anterior, según la información facilitada por el banco, que, al cierre de marzo de este año contaba en España con 4.128.570 clientes.

El número exacto de clientes que abandonaron ING hasta marzo de 2021 es 39.644, lo que supone un 1% menos en relación con el cuarto del año pasado. Esta caída ha contribuido a la reducción de los depósitos de clientes en 1.274 millones de euros, lo que supone una disminución del 3,2% trimestral.

Esta reducción es el resultado que ha traído al banco la decisión de tener una nueva política de comisiones, algo que comunicó a sus clientes en noviembre. Esta anticipación en el anuncio ha sido clave, ya que los clientes han tenido mucho tiempo para pensar qué hacían y muchos dieron el paso de dejar la entidad antes de en abril les tocase pasar por caja si no cumplían ciertos requisitos.

Sin embargo, desde ING niegan que la nueva política de comisiones haya influido en la reducción del número de clientes. “La caída no está relacionada con la cuenta naranja. Es una caída que estaba prevista y que corresponde principalmente a clientes sin actividad, clientes que no han actualizado sus datos obligatorios por normativa (como ha pasado en otros bancos) y otra pequeña parte por los cambios en la Cuenta Naranja que afectan tan solo al 4% de nuestros clientes”, indicaron fuentes del banco. Desde ING dejan claro que no tienen previsto ningún cambio en esta política de comisiones. “La buena marcha del negocio se ve en el crecimiento de clientes con cuenta nómina y para los que somos su banco principal”, explicaron a MERCA2.

ORIGEN Y CONDICIONES

Lo que ING estableció para que no se cobrasen comisiones es cumplir con alguna de estas condiciones: tener domiciliada la nómina, la pensión o la prestación por desempleo o recibir ingresos de al menos 700 euros al mes de otro banco. Además, quedan exentos quienes tengan saldos en la cuenta de ahorro inferiores a 30.000 euros, si bien no percibirán la remuneración del 0,01% TAE.

En este punto, la entidad recuerda en su web que una vez que el usuario tenga activas la Cuenta Nómina  y la cuenta Naranja tiene que seguir cumpliendo con alguna de las condiciones para conversar las ventajas. “Si dejas de domiciliar la nómina, pensión o prestación por desempleo o de recibir ingresos recurrentes de otro banco en tu Cuenta Nómina, podrás seguir con tu Cuenta Naranja, pero con algunos cambios: perderás la remuneración sobre su saldo (TIN 0% y TAE 0%) y si el saldo medio mensual es igual o superior a 30.000 euros -el 4% de los clientes de ING-, aplicaremos una comisión de custodia de saldos de 10 € al mes y dejaran de tener remuneración”, dijeron a Merca2 fuentes de ING.

COMPARACIÓN CON 2020

Pese a la reducción de clientes  de enero a marzo, si se compara el primer trimestre de 2021 y 2020, el resultado es positivo a nivel de aumento de usuarios: un 1,9% en marzo de 2021, llegando a 4.128.570, es decir, 76.237 clientes más que los 4.052.333 registrados en marzo del año pasado. También es positivo el aumento de los depósitos si se compara el primer trimestre año contra año, ya que los depósitos aumentaron un 4,8% hasta 39.100 millones de euros hasta marzo de 2021.

A estos incrementos ha contribuido el aumento del número de usuarios de la cuenta nómina, según se deduce de los datos dados por la entidad financiera. “Tras alcanzar en 2020 un año histórico con 200.000 nuevos clientes en este segmento, ING ha registrado el primer mejor trimestre al sumar más de 60.600 nuevos usuarios”, señaló el banco en una nota en la que apuntó que, a cierre de marzo “la Cuenta Nómina contaba con más de 2,5 millones de clientes, un 9,8% más que en el primer trimestre de 2020”. Además, ING ha logrado alcanzar 1 millón de altas en Bizum ochomeses después del lanzamiento, y se posiciona como la quinta entidad por número de usuarios. En total el banco tiene más de 4 millones de clientes, casi un 2% más que un año antes, recalcaron en la entidad.

El empuje comercial también se ha visto reflejado en los productos de financiación e inversión. En el primero el banco ha alcanzado los 22.370 millones de euros, un 6,2% más que a cierre de marzo de 2020. La nueva producción hipotecaria ha vuelto a ganar velocidad de crucero con un crecimiento interanual del 46%. ING es una de las pocas entidades del mercado con una oferta hipotecaria completa – mixta, variable, y fija  y en este punto “destaca la creciente importancia de la mixta que ya supone el 36% de las hipotecas firmadas por el banco”.

Por su parte, los activos bajo gestión del área de inversión han crecido un 37% hasta los 13.247 millones de euros. En fondos de inversión ING ha registrado un crecimiento récord de 279 millones de euros de subscripciones netas, “lo que muestra que la entidad está cumpliendo su objetivo de acercar la inversión a los españoles con sus Fondos Cartera Naranja, enfocados en gestión pasiva, largo plazo y diversificación”, dijeron. Por su parte, el Bróker Naranja ha consolidado la tendencia positiva iniciada hace un año en el contexto de la pandemia y el número de clientes ha crecido un 12%.

Al cierre del primer trimestre los fondos totales alcanzaron los 95.494 millones de euros, lo que supone un incremento interanual del 14%. Por su parte, la tasa de mora se situó en el 1,07%, una de las más bajas del sector.

BANCA MAYORISTA

La división de banca mayorista de ING en España ha registrado un gran nivel de actividad, especialmente en las áreas de energía, financiación de infraestructuras, mercado de capitales y financiación de adquisiciones. La entidad sigue teniendo como prioridad el asesoramiento y financiación sostenible, donde ha sido pionera con un equipo especializado desde hace más de ocho años. ING ha participado en numerosas operaciones relevantes, entre otras la financiación a Finerge de una cartera de parques eólicos en España o la emisión de bonos verdes de la empresa portuguesa REN.

Durante el primer trimestre ING ha seguido acelerando su modelo digital enfocado en el móvil con el objetivo de ser la primera opción para cubrir las necesidades financieras de sus clientes y, de este modo, impulsar su estrategia de diversificación y sus ingresos. Actualmente, el 98% de los clientes de ING son digitales y un 40% contactan con la entidad solo a través del móvil. Según el banco, este perfil incrementa las posibilidades de establecer interacciones personales y relevantes con los clientes. “En los últimos tres años el banco ha triplicado las comunicaciones personalizadas, hasta el 25% de la actualidad”, resaltaron.

La matriz de ING presentó los resultados correspondientes al primer trimestre del año. ING ganó hasta marzo un 50% más hasta 1.005 millones de euros. La filial española de ING no ofrece resultados trimestrales, sino anuales, según explicaron desde el banco.


- Publicidad -