jueves, 18 agosto 2022 22:51

Finetwork agita la batalla de la fibra: ¿hay clientes para todos?

Finetwork lleva meses obsesionado en jugar la liga de los grandes en las telecomunicaciones españolas. De momento, el este operador virtual (OMV) está fuera de los puestos de Champions League, pero en la consolidación que está por venir, al margen de lo que ya ha sucedido entre MásMóvil y Euskaltel, puede haber un cuarto puesto en liza. Para ello se ha lanzado a una campaña de marketing a todos los niveles.

Así, el CEO de Finetwork, Manuel Hernández, se ha puesto como principal tarea en estos momentos que el reconocimiento de marca sea el máximo posible en el menor tiempo. Un ejemplo estos días, por ejemplo, es la campaña de redes sociales que tiene activada en torno a la figura de Fernando Alonso, con quien tiene acuerdos de patrocinio. Retuits, recomendaciones… todo con el objetivo de que la gente empiece a tener en mente al OMV.

Por ahora da frutos. Según una entrevista con el responsable del operador en Cinco Días, la compañía estaría en liza para conseguir más de 700.000 usuarios antes del verano. Son cifras que están lejos de los grandes operadores, pero por algo se empieza; que se lo digan a MásMóvil. Aunque es cierto que eran otros tiempos, y sí había margen para aumentar la captación.

En todo caso, Finetwork no tiene previsto bajar el pie del acelerador. Según ha podido conocer MERCA2 en fuentes del sector, el operador ha lanzado una campaña de marketing directo vía móvil para captar clientes. Todo ello bajo la promesa de productos ligados al alta de servicios de fibra.

Se trata de acciones que, poco a poco, irá combinando con el desarrollo de relaciones públicas, campañas en medios… y todo lo necesario para entrar en esa Champions League. Para ello, de momento, usa la red de Vodafone; aunque ahora también ha pasado a usar las infraestructuras de Telefónica a nivel fijo, gracias a la regulación que obliga al incumbente a ofrecer su red en ciertas regiones.

FINETWORK… A LA ESPERA

En mitad de todos estos movimientos, Finetwork también está atenta a lo que pueda pasar en la consolidación entre los grandes operadores de telefonía. Hace unas semanas se produjo un giro sobre el plan que se preveía de MásMóvil.

El sector daba por descontada una fusión entre los amarillos y Vodafone. Finalmente no ha sido así. De momento ha empezado entre la compañía dirigida por Meinrad Spenger y Euskaltel. Pero la otra operación no está descartada. De igual modo, tampoco se descarta que Orange o Digi -juntas o por separado-, también entren en movimientos corporativos con, o entre, MásMóvil y el propio Vodafone.

El resultado de todos estos movimientos, por cuestiones regulatorias, terminaría con la obligación de desprenderse de activos. Los conocidos ‘remedies’. Y aquí es donde Finetwork podría aprovechar su momento para ganar tamaño con redes propias. Algo que se nota en caja al no tener que pagar alquiler de infraestructura, sobre todo si se trata de un proyecto empresarial a largo plazo.

Porque un operador virtual siempre tiene un recorrido limitado a la hora de crecer. Y aunque ahora se estilan acuerdos bilaterales como compartir infraestructura, tener FTTH propio alivia las cuentas. Aunque para este cuento de la lechera, primero debe consolidar su marca, momento en el que Finetwork se encuentra ahora mismo.


- Publicidad -