jueves, 29 septiembre 2022 7:11

Elsa Martínez: “Mascarillas Béjar fabrica 30 millones de unidades al mes”

De fabricar trajes de chaqueta y camisetas a mascarillas. “Nosotros nos hemos tenido que reconvertir porque es un mal necesario. No es que seamos ni partidarios de las mascarillas, ni que seamos unos señores felices haciendo mascarillas”, señala Elsa Martínez, directora de Comunicación de Mascarillas Béjar. Y matiza: “Lo que sí somos muy felices es de haber dado una respuesta española, de primera magnitud, rápida y eficaz, y en tiempo récord, a una necesidad que el país tenía”.

En la actualidad, Mascarillas Béjar tiene una línea de fabricación de diez máquinas de quirúrgicas. Aproximadamente, fabrican 30 millones de mascarillas al mes en tres turnos. También ponen en el mercado entre dos y tres millones de mascarillas ffp2 en tres líneas de fabricación, a las que pronto se unirá una cuarta.

“El país tenía esa necesidad por haberse dejado llevar por la deslocalización. Eso es lo más grave que ha hecho España en muchos años”, afirma Elsa Martínez. “Al desmantelar toda la industria, nos ha pasado esto”, remarca.

EL FUTURO DE MASCARILLAS BÉJAR

Sobre una mejora de la situación sanitaria, gracias a las vacunas, en Mascarillas Béjar tienen muy claro que no van a desmantelar la fábrica. “Tenemos un montón de hospitales europeos y españoles, de clínicas, de usos en profesiones llamadas esenciales. Eso va a seguir siendo objetivamente necesario”, resalta Elsa Martínez.

Pero también tienen claro en Mascarillas Béjar que, en el caso del consumidor particular, la venta se va a resentir. “Irá siendo más relativa e irá descendiendo”, añade. Algo que no va a ser de la noche a la mañana. “No podemos pensar que la pandemia se va a acabar a partir del 9 de mayo. Aquí paz y después gloria. Eso no es verdad”, recalca.

Existen los viajes. Existen las migraciones. Los viajes turísticos y laborales. “Y con las personas va el virus. Mientras que el segundo y el tercer mundo, mientras que todo el planeta no tenga una vacunación al 100%, va a haber reflujos”, indica Elsa Martínez.

La directora de Comunicación de Mascarillas Béjar se apoya en los especialistas de virología, que dicen que durante el próximo año y pico recomienda que no se levante las mascarillas hasta que haya una total y absoluta percepción de seguridad mundial. “A corto y medio plazo vamos a poder dejar de llevarlas por las calles, sobre septiembre u octubre. Sin embargo, en espacios cerrados, calculamos que esto va a durar hasta mayo de 2022”, estima Elsa Martínez.

Más allá de fechas, lo cierto es que Mascarillas Béjar ha conseguido aumentar su facturación un 1.000%. Además, han adquirido una fábrica de guantes en Portugal. Por eso, y de cara a fin de año, sus empleados directos e indirectos rondarán los 200. Además, exportan a cuatro países europeos, Estados Unidos, y varios países de Latinoamérica.


- Publicidad -