viernes, 14 mayo 2021 5:15

El euríbor sube ligeramente: ¿Cómo afectará a las hipotecas?

El indicador más utilizado en España para calcular las cuotas de las hipotecas, el euríbor a doce meses, vuelve a subir en abril, aunque lo ha hecho levemente, y volverá a abaratar los créditos.

Más del 90% de las hipotecas variables españolas se calculan en base a este índice, que registra un valor medio del -0,484%, una cotización ligeramente superior a la de marzo (-0,487%). Pese al pequeño incremento, desde el comparador financiero HelpMyCash.com afirman que las cuotas de los préstamos ligados a esta referencia se abaratarán en caso de que su interés se revise a lo largo de las próximas semanas.

Por norma general, el interés de las hipotecas variables se revisa semestral o anualmente, y el banco toma el último valor registrado por el euríbor para calcular el interés del crédito, que se determina al sumar su cotización a un diferencial.

En este sentido, seis meses antes de abril de 2021 (octubre de 2020), el euríbor cotizaba en el -0,466%, es decir, por encima del valor actual. Por lo tanto, si la hipoteca actualizada fuera de 150.000 euros a 25 años con un interés medio de euríbor más 1%, sus cuotas se abaratarían en 1,18 euros al mes, lo que supondría 7,08 euros para el conjunto del próximo semestre.

En cambio, si la revisión de la hipoteca fuera anual, el valor de abril de este índice se compararía con el del mismo mes de 2020, que fue notablemente más elevado (-0,108%). Tomando como referencia el ejemplo anterior, las mensualidades del préstamo bajarían en 24,96 euros tras la actualización, por lo que el cliente se ahorraría 299,52 euros en total en el conjunto del siguiente año.

EURIBOR ESTANCADO

Pese ligero incremento, el valor del euríbor durante el mes de abril ha sido muy parecido al de marzo, cuando este índice registró una media del -0,487%. Esta referencia lleva por debajo del -0,4% desde septiembre del año pasado, cuando alcanzó un mínimo histórico del -0,505% en enero de 2021. Por lo que si se tiene en cuenta la tendencia de los últimos meses, no se esperan grandes cambios en un futuro inmediato.

Por su parte, desde el departamento de Análisis de Bankinter pronostican que el euríbor cerrará este año con un valor medio de alrededor del -0,5%, mientras que para 2022 consideran que cotizará en torno al -0,49%. La agencia de calificación Moody’s va más allá y prevé que esta referencia se mantendrá sin cambios sustanciales hasta 2023 y que no alcanzará registros por encima del 0% hasta 2030.

Por su parte, HelpMyCash aconseja tener prudencia a la hora de analizar esas previsiones, dado que la evolución del euríbor dependerá en gran medida de la marcha de la economía europea cuando remita la pandemia de covid-19. Así, si esta experimenta una importante mejora, es probable que este índice aumente por una eventual subida de los tipos por parte del Banco Central Europeo, mientras que si sigue estancada, lo más seguro es que este organismo siga con su política de tipos bajos, lo que mantendría el euríbor en negativo.

¿HIPOTECA A TIPO FIJO O VARIABLE?

Se trata de una de las principales dudas de los futuros propietarios, pero también afecta a aquellos que ya tienen una hipoteca ligada a este índice. Y es que, actualmente, decantarse por un interés variable referenciado al euríbor sale más a cuenta, pero eso podría cambiar si cotiza al alza dentro de unos años.

Según HelpMyCash, para elegir el interés más adecuado, lo ideal es que el futuro hipotecado tenga en cuenta su perfil y su tolerancia al riesgo. Por ejemplo, si el cliente prefiere pagar una cuota más baja y tiene capacidad para afrontar posibles encarecimientos, un tipo variable puede ser más conveniente, especialmente a corto plazo. En cambio, si lo que valora es la estabilidad por encima del precio, un tipo fijo puede ser una mejor opción.


- Publicidad -