domingo, 9 mayo 2021 19:07

Oughourlian confía Prisa Media a Carlos Núñez un año tarde

La decisión de Josep Oughourlian de partir Prisa en dos divisiones, Educación y Media, tiene como objetivo el vender la primera para amortizar las inversiones ruinosas que se ha comido la segunda (que seguiría en manos de unos accionistas encantados de seguir influyendo con la SER y El País).

Esta misma semana Prisa confirmaba que Manuel Mirat se convierte en un nuevo caído por Oughourlian, que lo ‘relega’ a la caudalosa división latinoamericana de Santillana. El inversor armenio, mandamás de Amber Capital, ha decidido confíar el área mediática del grupo a Carlos Núñez, que procede de Henneo.

Es cierto que apenas han pasado cinco meses desde que Amber Capital se hiciera con el control absoluto del holding que creó Jesús de Polanco. Oughourlian contó con la inestimable colaboración de Telefónica para tumbar a Javier Monzón y ahora fía el futuro de Prisa Media a Núñez, que tendrá que agudizar una digitalización que ya está sobre los raíles.

Y es que el lanzamiento del paywall de El País, aparentemente exitoso tras los patinazos anteriores, y la intentona de monetizar los oyentes digitales de Prisa Radio a través de SER Podcast dificultan que Núñez pueda imprimir golpes de efecto en su aterrizaje.

CARLOS NÚÑEZ, PERFIL DIGITAL PARA UN HOLDING ANALÓGICO

Dice Prisa que Carlos Núñez, en Henneo, ha conseguido en apenas seis años transformar el modelo de negocio de uno de los principales grupos editoriales españoles, apostando por el desarrollo de nuevos modelos de negocio basados en tecnología, con plataformas de gestión integral de medios y de contenidos”.

El directivo, según el multimedia, “ha participado del negocio de radio local y liderado un cambio en el modelo organizativo y de gobernanza de la compañía, creando estructuras mucho más ágiles y desarrollando el talento interno”.

“El consejo de administración de Prisa entiende que con este nuevo organigrama se obtendrá un mayor foco de los equipos ejecutivos y una mejor capacidad de ejecución en los respectivos planes de negocio, que requieren, cada uno de ellos, de una enorme dedicación y de un fuerte liderazgo. El grupo está inmerso en una clara apuesta de transformación digital aprovechando su liderazgo tanto en medios como en educación, como eje central de su hoja de ruta”, aseguran.

Y aseguran que Prisa Media se ha convertido en “un proyecto basado en los modelos de suscripción y el desarrollo del audio digital (podcast) que ya está dando resultados y que le permitirá rentabilizar el liderazgo de sus marcas (El País, SER, As, Los 40 o Radio Caracol, entre otras muchas). El nuevo presidente ejecutivo del área de medios se focalizará en potenciar el alcance global de los productos y marcas, en el desarrollo de las plataformas digitales y su impacto en la forma de trabajar, la cultura corporativa y el talento”.

Sobre Prisa Educación, que podría engordarse de la mano de Mirat antes de la venta, el consejo del grupo estima que “maximizar su rentabilidad y desarrollar la plataforma de sistemas de educación (e-learning systems) son fundamentales de cara a la generación de valor para los accionistas de PRISA. Santillana es hoy un negocio 100% Latam y líder en todos los países en los que opera. Además, Santillana es la mayor plataforma en sistemas de educación (e-learning systems), dando cobertura a 1,8 millones de alumnos bajo el modelo de suscripción, una cifra que en 2021 se incrementará hasta los dos millones”.

OUGHOURLIAN AVISÓ DE SUS PLANES

Josep Oughourlian avisó en diciembre que Prisa debía arrancar sus modelos de suscripción, “hay que impulsar la digitalización de la radio con el desarrollo de los podcast, probablemente hay que añadir una parte audiovisual, porque lo que le falta a este grupo es una parte audiovisual…”.

“Lo bueno es que todas esas inversiones no requieren demasiado dinero, estamos hablando de coger equipos, periodistas, hacer inversiones pequeñas y sensatas que pueden acelerar muchísimo el desarrollo digital de esta compañía“, añadía.

El presidente no ejecutivo de Prisa intentaba evaporar los rumores que le situaban como el líder de un fondo buitre interesado en conseguir favores de Moncloa y afirmaba no haber invertido “300 millones de euros para poder hacer favores al Gobierno de España. Es un sinsentido. Yo he venido aquí para ganar dinero”. Veremos si lo consigue después de que Prisa haya presentado pérdidas de casi 14 millones de euros en el primer trimestre del año tras haber recortado casi un 40% sus ingresos.


- Publicidad -