miércoles, 19 mayo 2021 2:09

Endesa eleva su aspiración a los fondos europeos y se ofrece a movilizar 23.300 M€ con 122 proyectos

Endesa ha revisado al alza su cartera de proyectos y planes que presentará a los fondos de Recuperación, Transformación y Resiliencia y aspira a movilizar un total de 23.300 millones de euros, repartidos en un total de 122 proyectos, según anunció este viernes el consejero delegado del grupo, José Bogas.

Así, el grupo amplia la cartera de proyectos que había presentado a estos fondos, dentro de las ‘manifestaciones de interés’ que ha lanzado el Ejecutivo para captar proyectos que ayuden a impulsar la transición energética y la transformación económica del país, a esta cifra desde los 110 iniciales, con los que preveía ya movilizar un total de 19.000 millones de inversión.

Endesa se coloca así a la cabeza de la ‘batalla’ de las grandes energéticas por estos fondos europeos, no así por número de proyectos, ya que Iberdrola tiene identificados provisionalmente 150 que permitirían una inversión de 21.000 millones de euros, pero sí en el objetivo de movilizar una mayor inversión.

Naturgy, por su parte, ha identificado oportunidades de inversión por valor de casi 14.000 millones de euros en un centenar de proyectos propios a desarrollar en los próximos años en el marco del programa ‘Next Generation’, mientras que Repsol cuenta con un portafolio de 31 proyectos, con una inversión total asociada de 6.359 millones de euros.

Según indicó Bogas en su discurso en la junta general de accionistas de la energética, el reparto de esta inversión por ámbito geográfico tendría por destino, principalmente, la transición energética en la Península, con una inversión de 19.918 millones de euros; mientras que otros 2.655 millones de euros serían para los territorios insulares (Baleares y Canarias) y los 727 millones de euros restantes para Portugal.

Por tipología, la mayor parte de esta capacidad inversora a movilizar por la energética se destinaría a proyectos de renovables, con 8.188 millones de euros; seguido del almacenamiento y flexibilidad (4.560 millones de euros); redes inteligentes (3.727 millones de euros, de los que 2.542 millones se destinan a automatización de la red y 1.185 millones a mejoras operativas); hidrógeno renovable (2.955 millones de euros) y rehabilitación de edificios y eficiencia (2.192 millones de euros).

También hay una importante cartera de proyectos para la mejora de centrales y otros (865 millones de euros); el transporte sostenible (793 millones de euros) y de economía circular, esencialmente reciclaje de palas y baterías (21 millones de euros).

El consejero delegado de Endesa estimó que estos proyectos a los que aspira la compañía ayudarían “de manera importante” a la recuperación del país, con la creación de 214.000 puestos de trabajo acumulados y unas reducciones de emisiones estimadas de 13,6 millones de toneladas de CO2 al año.

Bogas aseguró que es absolutamente necesario impulsar la transición energética, la inversión en redes y la electrificación de hogares, empresas y movilidad” para afrontar la etapa posCovid y afirmó que, en este sentido, la hoja de ruta de Endesa “es clara y puede acelerarse con la irrupción de los fondos Next Generation de la Unión Europea”.

“Si se diseña adecuadamente, en Endesa seguro que sabremos aprovechar este estímulo para acelerar la transición y hacerlo de manera sostenible”, afirmó.

PRINCIPALES INVERSORES INDUSTRIALES

Así, Bogas afirmó que Endesa aspira a ser “uno de los principales inversores industriales en España” durante los próximos tres años y “un motor clave en la recuperación económica”.

En esta misma línea, indicó que el pasado mes de noviembre el grupo lanzó su nuevo plan estratégico a 2021-2023 y su visión a 2030, con el objetivo de aumentar la inversión en renovables y en digitalización, así como en la electrificación de la demanda residencial y de sectores como la industria o el transporte “para acelerar la transición energética y la descarbonización”.

A este respecto, recordó que la nueva ‘hoja de ruta’ de Endesa para estos próximos tres años prevé acelerar las inversiones brutas un 25%, hasta alcanzar los 7.900 millones de euros, teniendo a las renovables, con una meta de elevar un 50% su parque con unas inversiones en desarrollo por 3.300 millones de euros, y la digitalización como protagonistas.

Asimismo, afirmó que el plan del grupo lo completa una visión para la próxima década, en la que prevé una inversiones totales de 25.000 millones de euros, con el objetivo en 2030 de que el 80% de toda su producción, incluida la de los sistemas no peninsulares, esté libre de CO2.

Las renovables, con una inversión estimada hasta 2030 de 10.000 millones de euros para alcanzar un mínimo de 18.000 MW de capacidad instalada, y las redes y la digitalización, con otros 10.000 millones de euros, serán los pilares del crecimiento del grupo en la década. “En definitiva, potencia y capacidad de inversión que mejorará la calidad de vida en España y que va a apoyar la creación de empleo”, dijo Bogas.

El directivo subrayó así que Endesa “es y seguirá siendo una empresa tractora” en la recuperación económica posterior a la crisis sanitaria, desde su papel como “uno de los principales inversores industriales de España.

CIERRE DEL CARBÓN.

Por otra parte, Bogas reafirmó el compromiso de Endesa con los planes de futuro “en todas y para todas” las zonas afectadas por el cierre de las centrales de carbón, donde prevé invertir más de 4.500 millones de euros en los próximos años para desarrollar nuevos proyectos renovables y proyectos de hidrógeno verde para esas zonas.

“Endesa ni se va ni se desentiende de los lugares donde ha estado presente durante décadas y que son parte de nuestra historia. Permanecemos con nuevas formas de trabajo, con un modelo sostenible en el tiempo y con un modelo de transición justa focalizado en no dejar a nadie atrás”, añadió.

De esta manera, en Andorra (Teruel) desarrollará 1.725 MW renovables con una inversión de 1.487 millones de euros que generarán 1.000 empleos al año durante los cuatro años que dure la etapa de construcción, mientras que en Compostilla (León) contempla el desarrollo de 780 MW ‘verdes’ con una inversión de 600 millones de euros y en As Pontes (Galicia) ha planteado sustituir los 1.468 MW térmicos de la central por 1.505 MW renovables en el periodo 2020-2026, con una inversión de unos 1.580 millones de euros y que supondrían la creación de unos 1.250 empleos directos de media anual en los seis años de la fase de construcción.

Además, aseguró que tanto en Andorra como en Compostilla el grupo cuenta con proyectos vinculados a hidrógeno verde, aunque es el de As Pontes el más avanzado de los 23 proyectos que tiene previstos en toda España, lugar donde ubicará también el centro eólico de Endesa para llevar a cabo toda la logística, operación y mantenimiento de todo su parque eólico en España.

Mientras, para Litoral (Almería), el plan de la empresa pasa por la construcción de unos 1.520 MW de potencia solar y eólica, con una inversión de unos 1.200 millones de euros y la creación de 700 empleos directos de media anual en los seis años de la fase de construcción, y en la central de Alcudia (Mallorca) estudia el desarrollo de hasta 73 MW solares.


- Publicidad -