lunes, 27 septiembre 2021 15:48

Banco Santander dispara sus beneficios hasta los 1.608 M€ gracias a la vacunación

Banco Santander registró un beneficio neto de 1.608 millones de euros en el primer trimestre de 2021, una cifra que contrasta con los 331 millones logrados en el mismo periodo del año anterior. El fuerte incremento se explica por la fuerte caída, de hasta el 48%, del dinero que destina la entidad cántabra para hacer frente a futuros impagos. Además, la firma que preside Ana Botín también se ha beneficiado de unos menores costes, especialmente en España, que le ha permitido mejorar notablemente el ratio de eficiencia hasta el 45%.

«Los resultados del primer trimestre muestran nuestra gran orientación al cliente y las ventajas de nuestra diversificación. Son buenos resultados en todas las regiones, destacando el fuerte crecimiento en Estados Unidos, Reino Unido”, señala la presidenta del grupo, Ana Botín. Y, es que, el alto porcentaje de vacunación en ambas regiones han permitido que la entidad cántabra se aproveche de la recuperación económica que están viviendo ambas geografías. Además, la eliminación de las restricciones que ha permitido una apertura continuada de los negocios ha propiciado una menor estimación de impagos y, con ello, menores dotaciones.

De hecho, la cifra de beneficio en Estados Unidos se disparó hasta un 1.017% hasta los 616 millones, principalmente gracias a esa fuerte caída de las provisiones. En el caso de Reino Unido, las ganancias acumuladas en los tres primeros meses del año escalaron hasta los 294 millones, lo que supone un 240% más. Por su parte, la mejoría en España fue importante aunque no tan notable, con un crecimiento del 170%, debido a que la vacunación se encuentra retrasada respecto a los anteriores países.

BANCO SANTANDER SE APUNTÓ 530 M€ POR NUEVOS AJUSTES DE PLANTILLA

En cuanto al negocio ordinario del banco, el de cobrar intereses por prestar dinero, se resintió más de la situación, aunque experimentó algunas mejoras. Así, el margen de intereses creció un 5% gracias a que el nuevo crédito volvió a los niveles previos a la pandemia en Europa y Sudamérica, con un crecimiento del margen de intereses destacado en Reino Unido (+24%), España (+10%) y Brasil (+6%).

Los ingresos por comisiones se recuperaron hasta los niveles previos a la pandemia gracias a la mayor actividad, al crecimiento en servicios y productos de mayor valor añadido, sobre todo en Santander CIB y seguros. Los ingresos totales aumentaron el 8%, hasta 11.390 millones de euros. Gracias a ello y a la disciplina en el control de costes al banco pudo aumentar su beneficio antes de provisiones (margen neto) un 15%, hasta 6.272 millones de euros.

Por su parte, los gastos reflejaron una importante caída, lo que le ha permitido al grupo mejorar en su ratio de eficiencia. Así, la entidad señala que “los costes se mantuvieron estables como consecuencia de los planes de eficiencia que se han puesto en marcha, sobre todo en Europa. La ratio de eficiencia mejoró hasta el 44,9%, es decir, 2,3 puntos porcentuales menos, lo que convierte a Santander en uno de los bancos globales más eficientes”. Todo ello, a pesar de que el Santander registró en el primer trimestre un cargo neto por valor de 530 millones de euros correspondiente a los costes de reestructuración previstos para el conjunto del año, principalmente en Reino Unido y Portugal.

MEJORA EN DIGITALIZACIÓN Y CAPITAL

El uso de servicios digitales en el Santander siguió acelerándose y superó los 44 millones de clientes digitales (+15% interanual), mientras que el 50% de las ventas se realizaron por canales online, en comparación con el 41% de hace un año. Los clientes vinculados superaron los 23 millones, un 9% más en los últimos 12 meses. El continuo foco en la vinculación del cliente y la inversión en digitalización han contribuido a que el banco se sitúe entre los tres mejores por satisfacción de cliente en seis de sus mercados, además de mejorarla eficiencia operativa.

La ratio de mora ha descendido cinco puntos básicos (puntos básicos) desde marzo de 2020,
hasta el 3,20%, mientras que la ratio de cobertura cerró el trimestre en el 74%. El coste del crédito, es decir, lo que el banco provisiona en función de la pérdida esperada de la cartera, mejoró en 20 puntos básicos desde diciembre, hasta el 1,08%, gracias a las menores provisiones en el trimestre.

Por último, Banco Santander siguió con su mejora en el ratio de capital. Así, la ratio de capital de máxima seguridad, denominado CET1, se incrementó en 72 puntos básicos en doce meses, hasta el 12,30%, por encima del rango objetivo del 11-12% que se había propuesto. En el trimestre, el banco volvió a mostrar su capacidad de generación orgánica de capital, al sumar 28 puntos básicos más.


- Publicidad -