miércoles, 19 mayo 2021 2:04

Renting flexible: la mejor opción para particulares

El renting para particulares gana cada vez más enteros. Sobre todo para aquellas personas que necesitan un vehículo rápidamente en un periodo corto de hasta 24 meses.

La compra de un coche puede ser objeto de debate en estos tiempos de crisis sanitaria. Si la aceptación del renting de vehículos para empresas era un hecho, ahora se pone sobre la mesa, las ventajas del renting en el sector particular.

¿Qué es el renting flexible para particulares?

En palabras de María Martínez, CEO de MasQRenting: “el renting flexible para particulares es un método de alquiler en el que se establece un plazo de tiempo cerrado o bien un kilometraje determinado. El cliente deberá pagar una cuota mensual hasta la finalización del contrato. Se puede decir que es la solución perfecta para los clientes que requieren un uso puntual del vehículo”.

Por esta razón, a la hora de contratar este tipo de servicio es necesario saber cuáles son las necesidades del cliente. Así se podrá hacer una valoración de la marca y modelo de vehículo más acorde a este. Realmente, la oferta es amplia y hay desde coches ecológicos, vehículos con motor de combustión hasta berlinas, entre muchas más opciones.

Las ventajas del renting en particulares

Este tipo de modalidad de renting es la mejor elección si se necesita un vehículo disponible rápidamente. Obviamente, hay algunas ventajas que favorecen esta contratación.

  • Con esta alternativa el ahorro medio es del 15% sobre la posibilidad de compra al contado o financiación.
  • Si se necesita un vehículo de sustitución se puede cambiar por otro modelo.
  • La posibilidad de elegir una flota ecológica y eficiente está al alcance de la mano y cada vez son más las personas que así lo deciden.
  • El pago de cuota fija facilita la planificación de los gastos en el hogar
  • Sin lugar a dudas uno de los mayores beneficios es evitar los pagos de las reparaciones, averías, mantenimiento y seguro porque se incluyen en la cuota. 

Entre las principales características destacamos principalmente el estudio del presupuesto personalizado para cada caso, no tener que hacer frente a un préstamo con los intereses que esto supone, la opción de deducir fiscalmente en el caso de autónomo y la asistencia durante las 24 horas del día, en el caso de que fuera necesario.

En definitiva, cada vez son más las personas que se plantean un renting flexible a raíz de la crisis sanitaria del coronavirus. El desplazamiento en vehículo es mucho más seguro hoy en día. Como se pueden realizar contratos por periodos cortos de tiempo, un gran número de particulares lo considera como una solución ventajosa antes que comprar un vehículo y atarse a un crédito durante un largo tiempo.

En resumen, el renting flexible ofrece muchas ventajas a los particulares que solo deberán preocuparse por pagar una cuota fija mensual y usar el coche para cubrir sus necesidades personales.


- Publicidad -