miércoles, 19 mayo 2021 1:58

¿Por qué tu empresa cuenta con el certificado ISO 9001?

La imagen y la reputación de una empresa lo es todo, ya que depende de su prestigio y de la percepción que se tiene de ella para conseguir clientes.

Es por ello por lo que las empresas se esfuerzan mucho en fomentar su marca, en dar una imagen de seguridad a la que ayuda poseer un certificado ISO 9001.

¿Qué es el certificado ISO 9001?

Las normas ISO son de aplicación voluntaria y el sello se da tras una auditoría externa que certifica que la empresa que lo obtiene cumple con la normativa cuando elabora su producto o presta su servicio.

De cara al mercado, que tu empresa cuente con este certificado es como un sello de garantía, un distintivo que indica que se trabaja de manera seria y responsable.

Es imprescindible para obtener grandes contratos

Hasta aquí podemos creer que el certificado ISO 9001 es un sello más a colocar en la web de la empresa o en los documentos que damos a los clientes, pero nada más lejos de la realidad.

En palabras de Álvaro Maraver, CEO de Soluciones QES: ”más allá de ser algo cosmético o para dar prestigio a nuestra empresa, lo cierto es que esta certificación resulta imprescindible para la obtención de muchos contratos, entre los que están los que se firman con las grandes empresas y las administraciones públicas”.

Todas las multinacionales o las empresas de cierto tamaño exigen una calidad alta a sus proveedores. Para asegurarse piden el certificado de calidad ISO 9001 u otro certificado ISO dependiendo del servicio que se contrate.

Lo piden las Administraciones Públicas

En nuestro país la importancia de las Administraciones Públicas es vital para muchas empresas. El Estado tiene un volumen de contratación enorme y para poder presentarnos a este tipo de contratos nuestra empresa debe tener el certificado ISO 9001.

Hay muchas razones por las que tu empresa lo tiene o lo debe tener, pero quizá esta es una de las más importantes.

Transmite una imagen de seriedad

Una empresa debe ser seria, pero por desgracia no siempre es así. De esta forma, el sello ISO 9001 da confianza a los clientes, en especial a aquellos que están pensando en trabajar con nosotros y sobre todo a los internacionales.

Los clientes que no son de nuestro país no tienen forma de conocer nuestra reputación y una manera de demostrar que pueden confiar en nosotros es mediante este certificado que tiene validez en todo el mundo.

Permite mejorar los procesos internos de la empresa

La certificación ISO se centra en la gestión de calidad, por lo que al final nos sirve para mejorar los procesos de la empresa, garantizando nuestro producto y ayudándonos en la mejora continua, que es lo que marca la diferencia en un mundo muy competitivo en el que solo sobreviven aquellos que ofrecen lo mejor.

El certificado ISO 9001 es imprescindible para cualquier empresa hoy en día, es económico la inversión que vamos a hacer en su obtención la vamos a rentabilizar con creces, pues gracias a él podemos obtener contratos con la Administración, grandes empresas y trabajar para compañías de otros países.


- Publicidad -