viernes, 7 mayo 2021 15:24

MicroBank y Fundación ONCE se unen para apoyar el emprendimiento de las personas con discapacidad

El emprendimiento se ha convertido en un motor económico imprescindible para las economías occidentales. Pero la actividad emprendedora no siempre es fácil. De hecho, se trata de una carrera de obstáculos que todavía se vuelve más complicada cuando lo ejecuta una persona con discapacidad. Para vencer esas dificultades se han unido Fundación ONCE y MicroBank, el banco social de CaixaBank. Así, el objetivo de ambas entidades es facilitar la financiación de proyectos empresariales a través de microcréditos.

Así, el vicepresidente ejecutivo de Fundación ONCE, Alberto Durán; el director territorial de Madrid Metropolitana de CaixaBank, Rafael Herrador; y el presidente de MicroBank, Juan Carlos Gallego, han suscrito un convenio de colaboración dirigido a personas con discapacidad. A través de este acuerdo, se establece una línea de financiación de un millón de euros para potenciar el autoempleo e incentivar la actividad emprendedora para aquellas personas que más difícil lo tienen.

En base a este convenio, se financiará la creación o ampliación de pymes, apoyo a autónomos y proyectos de autoempleo impulsados por personas con discapacidad. De hecho, los beneficiarios serán profesionales autónomos y microempresas con menos de diez trabajadores y una facturación anual inferior a dos millones de euros. Así, los solicitantes podrán optar a pequeños préstamos por un importe máximo de 25.000 euros.

Los planes de negocio deben tener un plan de empresa y el informe favorable de viabilidad elaborado por Fundación ONCE. El criterio de concesión de los microcréditos por parte de MicroBank atiende fundamentalmente a la confianza en la persona o el equipo que solicita el préstamo y la viabilidad del proyecto, pudiendo acceder personas carentes de garantías y avales.

Los beneficiarios podrán utilizar la extensa red de Caixabank

Para la concesión de los microcréditos, los interesados podrán acudir a la extensa red de oficinas de CaixaBank en toda la geografía española. Pero no solo la enorme lista de sucursales de CaixaBank servirán para este propósito. Además, colaboran entidades que aportan conocimiento de las personas destinatarias de los préstamos, además de asesorar y realizar un seguimiento de los proyectos.

Actualmente, hay más de 300 entidades que actúan de manera activa por toda España. Las firmas colaboradoras son organizaciones de todo tipo con experiencia en acciones de asistencia económica y social dirigidas a potenciar la creación de microempresas, fomentar el autoempleo e incentivar la actividad emprendedora. Asimismo, MicroBank cuenta con el apoyo de instituciones como el Fondo Europeo de Inversiones (FEI), el Banco de Desarrollo del Consejo de Europa (CEB) y el Banco Europeo de Inversiones (BEI).

Microbank crece en proyectos sociales

MicroBank completa su compromiso con una manera de hacer banca socialmente responsable y de generar con su actividad un impacto positivo en la sociedad. MicroBank tiene como misión contribuir al progreso y al bienestar de la sociedad facilitando financiación a aquellos colectivos y proyectos donde se genere un impacto social.

Durante 2020 MicroBank ha financiado proyectos con impacto social por valor de 900 millones de euros, la cifra más elevada desde la fundación de la entidad en 2007. El importe de los microcréditos para afrontar necesidades puntuales de personas y familias ascendió a 373 millones de euros, mientras que la financiación destinada a apoyar a emprendedores y microempresas se situó en 374 millones. Las líneas específicas para impulsar los sectores con impacto social han permitido llevar a cabo más de 5.000 proyectos de economía social, educación, emprendimiento, innovación y salud por 153,5 millones de euros en 2020.

Por su parte, Fundación ONCE tiene como fin la mejora permanente de la calidad de vida de las personas con discapacidad. Una de las líneas de actuación es el fomento del autoempleo y el emprendimiento de las personas con discapacidad como vía para lograr su inclusión laboral. Gracias a ello, desde la puesta en marcha de la Fundación más de 1.800 emprendedores con discapacidad han podido desarrollar su idea de negocio.


- Publicidad -