miércoles, 19 mayo 2021 0:50

Línea Directa estudia crear una nueva oferta de seguros para patinetes y bicis eléctricas

Linea Directa contempla la posibilidad de confeccionar una nueva gama de productos aseguradores adaptados a la llamada nueva ‘micromovilidad’. Así, la firma que debutará en la Bolsa española en próximo jueves 29 de abril buscaría adaptar su estructura de negocios a la reciente explosión en la forma de desplazarse dentro de las ciudades que incluyen medios como los patinetes o las bicicletas eléctricas.

La aseguradora incluyó en su folleto para la salida a Bolsa, aprobado por la CNMV el pasado 15 de abril, un apartado completo a este nuevo concepto de micromovilidad, en el apartado de riesgos. Para Linea Directa el uso de este tipo medios de transporte no automovilísticos “está ganando popularidad y se ha convertido rápidamente en una característica de las principales ciudades españolas”. De hecho, prosigue, “en 2019 circularon por España más de 20.000 patinetes eléctricos, de los cuales aproximadamente 5.000 estaban ubicados en Madrid y más de 600.000 usuarios hacían uso diario de vehículos de micro movilidad”.

Aunque lo más importante, para Linea Directa es que advierte de que “casi 11 millones de personas estarían dispuestas a utilizar la micromovilidad como medio de transporte ordinario”. Unas cifras que obligan a la compañía a tomarse en serio la opción de entrar en el negocio. “Esta tendencia podría resultar en la necesidad de que la compañía invierta recursos significativos para construir nuevos modelos de riesgo y adaptar la oferta de productos del grupo para atender a esta comunidad en crecimiento”.

LA MICROMOVILIDAD, UN OCEÁNO DE OPORTUNIDADES Y DE RIESGOS

La hoja de ruta de la compañía tiene una guía público-privada fácil de seguir. Aunque también tiene, al menos por el momento, sus riesgos en forma de indemnizaciones desorbitadas. Una de las fórmulas para entrar en el negocio será la de asegurar las flotas de este tipo de medios de transporte más que a los usuarios de estos. Así, la propia Linea Directa señala en su folleto donde enfocaría el disparo, ya que señala que las flotas de uso comunitario los proporcionan “algunos ayuntamientos y empresas privadas”.

Pero no es tan fácil. Especialmente, porque los seguros sobre este tipo de medios de transporte deben incluir, a su vez, los daños sobre los propios usuarios y en última instancia a terceros. Un sistema demasiado abierto, dado que hay un gran número de personas protegidas, que todavía no está bien definido por su relativa novedad. Una situación que puede echar atrás a la propia Linea Directa.

De hecho, la firma argumenta que “puede verse obligada a enfrentar indemnizaciones sustanciales y volátiles por encima de las cubiertas por los contratos de seguro como resultado de decisiones judiciales que protegen a los más vulnerables hasta que se logre alguna estandarización de indemnizaciones”. Una explicación que implica la difícil disyuntiva a la que se enfrenta Linea Directa de cara al futuro.

LINEA DIRECTA ALERTA DE LOS EFECTOS DEL TELETRABAJO

Más allá de la llamada micromovilidad también hay otros elementos disruptores que han convertido al negocio del seguro de automóviles en un verdadero reto. Otro es la implantación del teletrabajo. Un aspecto que se ha convertido en una de las grandes incógnitas que tienen muchos sectores sobre la mesa. En la actualidad, la continuidad de la crisis sanitaria obliga a que su uso siga muy extendido. Pero la pregunta es qué ocurrirá una vez se recupere la normalidad a lo largo de los próximos años. La cuestión parece algo abstracta en la actualidad, pero en realidad es de suma importancia como pone de relieve Línea Directa en su folleto.

Así, la aseguradora explica en su folleto remitido a la CNMV que “el auge del teletrabajo contribuiría a una frecuencia sustancialmente menor del uso del automóvil y, por lo tanto, a presiones de precios”. Un reto para el que hay difícil respuesta. Línea Directa señala que “si tal escenario se materializara” sería necesario “una mejora incesante de la eficiencia será clave para mantener una ventaja competitiva”. Aunque a su vez señala que “no hay garantía” de éxito en ese caso.


- Publicidad -