martes, 22 junio 2021 19:23

VayaVaca revoluciona el sector ganadero con subastas a golpe de clic

La auténtica revolución tecnológica del sector ganadero, estratégico y poco digitalizado, llegaría auspiciado por la pandemia. La necesidad de salvaguardar la cadena alimentaria pese a las limitaciones y de mantener viva la actividad en el campo evitando desplazamientos, impulsó el e-commerce del ganado en España. Tras la compra-venta, llegarían las subastas online de los ‘ferraris’ de las vacas, sin riesgos derivados de la presencialidad. El siguiente paso de Seresco, tras la plataforma VayaVaca, será diversificar a otros sectores como la maquinaria agrícola y la alimentación animal.

Aunque se está trabajando en el proyecto de compra-venta de maquinaria, Seresco no activará esta plataforma, previsiblemente, hasta finales de verano. En cuanto a la alimentación orientada al sector ganadero o agrario será posterior. Mientras llegan nuevos sectores a esta suerte de e-commerce agro, la última subasta online se ha celebrado el 17 de abril.

Las novillas de Limusina estaban en las explotaciones, sin necesidad de desplazamientos y sus características se exhibían en forma de texto e imágenes en los catálogos creados al efecto, así como en los videos de cada una de ellas. Una vez adjudicadas, se transportan hasta la explotación del comprador.

VayaVaca cumple un año de vida con un balance más que positivo. Durante las subastas de ganado celebradas, “recordemos, online y en tiempo real”, especifica Rubén Pérez Sobrino, director de Consultoría y Software de Seresco, “los compradores han ahorrado en desplazamientos un total de 17.933 km”.

Según los datos facilitados por la plataforma, durante los últimos doce meses se han comprado animales desde fuera de España (Francia) sin necesidad de presencia en el recinto y han visitado las subastas por internet usuarios de cinco países.

Además se han conseguido momentos de más de 200 visitantes concurrentes, se han vendido 73 animales, sumando una facturación de 215.000 euros (29.500 € o 16% por encima del precio de salida), siendo el animal más caro Pelayo, Limusín, subastado por 6.600 euros. Los más caros en promedio han sido las razas Limusín (3.432€), Charolesa (3.331€), Blonda de Aquitania (2.775€) y Pirenaica (1.692€).

VayaVaca nacía en pleno confinamiento “con el objetivo de concentrar la demanda, generar un escaparate bonito para los animales y abierto las 24 horas del día, de lunes a domingo”, resume Pérez Sobrino. Se trata de “crear un espacio de transacciones seguras y ahorrar tiempo y coste del traslado de animales, minimizando así el riesgo de concentraciones masivas de animales y sus peligros potenciales para la salud animal”, afirma.

El formato de subasta online en tiempo real permite “des-intermediar en lo posible” y también, “buscar mercados diferentes a los más próximos, es decir, acercar mercados más alejados“, concluye el directivo de Seresco.

El funcionamiento de la plataforma es “fácil e intuitivo” con dos operaciones definidas “compra y venta” electrónica, pero sin renunciar al típico regateo previo tan propio de la subasta. Los pasos son los propios de este tipo de plataformas: darse de alta, subir las características del animal, precio y condiciones.

DEMANDAS A FUTURO

Una de las ventajas más interesantes que ofrece el comercio electrónico a los ganaderos es la posibilidad de crear demandas a futuro, por ejemplo, “compro terneros de 200kg por tal precio a lo largo del mes de noviembre”.

De esta forma, los compradores que utilicen VayaVaca no pagarán comisión alguna y podrán generar su propia demanda. Además, se les ofrece un sistema de valoración de los vendedores. Asimismo, quienes deseen vender pueden subir la información de los animales de forma muy sencilla y contactar directamente con compradores de todo el mundo.

El servicio de conectar oferta y demanda en el sector ganadero se realiza de forma gratuita para los usuarios, que sólo pagan el importe de la transacción, y a los que no se aplican comisiones. En cambio, Seresco sí cobra a las asociaciones y organizadores de las subastas.

SUBASTAS CONJUNTAS DE MAQUINARIA

Para dar el salto a las subastas de maquinaria, Seresco ha buscado como partners a la asociación agraria Asaja y a Gam España, especializada en soluciones industriales para el alquiler de maquinaria y la venta de máquinas de ocasión.

Los agricultores y ganaderos, podrán “comprar en remoto con la seguridad de que la transacción online es segura y que los vehículos cumplen todas las condiciones expuestas en el catálogo digital”. La maquinaria se podrá adquirir a través de compra y subasta.

En este sentido, “se inspeccionará cada elemento que se ponga en subasta y se realizará un informe previo que se publicará en la web”, confirma el impulsor de VayaVaca.

DIGITALIZACIÓN DEL SECTOR

Pérez Sobrino no oculta su “sorpresa” ante la acogida de las subastas. Las nuevas formas de comercio han funcionado con éxito en un sector “muy conservador” que, en cierto modo, partía de un punto “más alejado”, en sentido literal, con serios problemas de cobertura en muchos casos y cuya materia prima está sujeta a la naturaleza y sus procesos.

“De lo que va esta revolución digital es de cambiar procesos”, comenta el directivo. La iniciativa surgió hace ya algún tiempo, pero el coronavirus aceleraba la fase final del proyecto, para poner a disposición de los profesionales del sector una herramienta dinamizadora del comercio a distancia del ganado.

España se estrenaba así, en plena emergencia sanitaria, en un nuevo modelo de negocio con la primera plataforma profesional y especializada de estas características. Ya a la vista de los resultados, la digitalización del sector ganadero se presenta como un negocio de futuro que, aunque con un proceso más lento, se consolida a paso firme.


- Publicidad -